Entrevista a Boreal Project: "Las propuestas artísticas que se salen del status quo de un país están abocadas al anonimato"

12/19/2016 JJ Stone 0 Comentarios

Un nombre atractivo, un concepto musical avanzado y unas intenciones humildes pero claras. A grandes rasgos, podría tratarse de cualquier formación sin demasiadas ínfulas que a lo máximo a lo que pudiera aspirar sería al reconocimiento de una parte de la crítica más sectaria y una mínima sección de público, el poco al que llegaran sus canciones. En realidad estas características resultan imprescindibles para que una idea tan atractiva como Boreal Project, un concepto artístico que aúna la música clásica, el jazz, el blues y toda la seda del mundo en letras poéticas y ensoñadoras, inicie su camino con parabienes varios y un esperanzador futuro en el que demostrar un amplio y riquísimo bagaje musical. Mario Quiñones, guitarra y mente mediadora entre música culta y popular, nos habla de quiénes son, cómo lo hacen y qué les ocupa.

Si no nos fallan las cuentas, el proyecto nace en 2012 en Suiza. Sin embargo, no es hasta 2016 cuando le dais forma discográfica, por lo que la pregunta es obvia: ¿Qué ha pasado para que sea ahora cuando se toma esa decisión o qué factores han influido en ello?

El proceso ha sido lento. Al principio solo eran dos miembros en el proyecto, los demás nos fuimos incorporando poco a poco. El proceso de composición también ha sido lento, nos gusta trabajar sin prisas. Por otro lado, cuando las agendas de todos son tan apretadas, el proceso de ensayos y conciertos se hace muy lento. Hay que tener paciencia y esperar a que todo madure.

Pese a que los músicos implicados en Boreal Project tienen en común su cercanía con el mundo del jazz, lo que hay en el álbum no es solo ni exactamente eso, sino una amalgama de sonidos que hacen que la propuesta suene realmente fresca y diferente.

Gracias por la apreciación. No hay ninguna intención a priori de ser fieles a ningún estilo, hacemos la música que nos brota. Y efectivamente yo también veo una mezcla muy ecléctica aunque lo acústico y pausado sean recurrentes en el disco.

Además, os alejáis del concepto básico de los músicos de jazz, que es el de la improvisación y la tendencia al virtuosismo muchas veces gratuito. Aquí nadie destaca por encima del resto, la conjunción de cada instrumento y cada arreglo es lo que le da sentido a las canciones.

Así lo creemos. No somos tan buenos (risas). Yo entiendo la improvisación como un elemento más de la música, y en este disco está en su justa medida creo.

La voz de Lorea Aranzasti es innegablemente la esencia del sonido del grupo. Sorprende que alguien especializado en violín barroco pueda adaptarse tan fácilmente a un concepto mucho más amplio.

Sí, estoy de acuerdo, es una cantante muy intuitiva y con una gran musicalidad. Se adapta a las texturas del grupo y viceversa.

Una vez perfilado el proyecto y cómo queríais sonar, había que escribir unas letras acordes con las pretensiones del mismo. Y esto es poesía pura, la verdad.

Lorea es la persona que escribe la mayoría de las letras menos dos que son de Lorca y otra que es de una amiga llamada Cristina Peregrina. La verdad es que de forma natural estas letras evocan, con cierta ambigüedad incluso, las atmósferas que reflejan la música. Creemos que se llevan muy bien texto y música.

Ya musicasteis a Lorca en ‘Mi sombra’, sin ir más lejos.

Sí, no es nada fácil ponerle música a un texto tan bueno, pero también creo que es importante perderle el miedo a estas cosas. Solo experimentando y jugando es como se aprende.

En ‘Niebla’, por ejemplo, con apenas una guitarra acústica como acompañamiento, conseguís llegar a un nivel de emoción ciertamente alto.

En el caso de ‘Niebla’ la guitarra es el hilo conductor pero la idea es que se vaya produciendo una acumulación de instrumentos y de densidad en torno a un discurso melódico/armónico muy austero.

Será que en el fondo todo se reduce a una cuestión de perspectiva, de saber a ciencia cierta cómo te quieres aproximar a las canciones, ¿no?

Realmente no sé cómo contestarte a esta pregunta. Cada vez que compongo me siento completamente desnudo y trato de abrir un camino nuevo. Si logro un cinco por ciento del propósito me doy por satisfecho.

Sin entrar en consideraciones sobre la cabida que un producto así pueda tener en un mercado cada vez más menguante, ¿se mete uno en una aventura de estas características por puro placer?

En todos nosotros está el deseo y el propósito de poder encontrar un público nutrido para nuestro proyecto que le permita ser sostenible, pero efectivamente es un deseo muy difícil de cumplir. En cualquier caso, si existe alguna posibilidad de que este se cumpla, esa es trabajando por la pasión y placer de hacerlo sin esperar nada a cambio, más allá de alguna palmadita de vez en cuando (risas).

¿Por qué elegisteis a Goldfrapp, que son gente que viene de la electrónica minimalista a veces, para hacer una versión?

A Lorea y a mí nos encanta Goldfrapp, no hay más explicación.

Estáis recién nacidos discográficamente y seguramente aún es pronto para ello, pero desde la experiencia internacional que ya habéis disfrutado algunos de vosotros, ¿cómo creéis que puede encajar la música de Boreal Project en ciertos círculos fuera de nuestro país?

Pues sinceramente creemos (no sé si ingenuamente) que esta propuesta puede tener más y mejor acogida en el extranjero. Ahora estamos detrás de lograr dar ese salto.

Aquí se sigue considerando cualquier cosa que huela de alguna manera a música clásica, y el jazz de alguna manera lo es, como algo muy elitista, un círculo cerrado que no admite contaminación alguna del exterior. ¿Estáis de acuerdo o intentáis demostrar que todo es susceptible de enriquecerse con la interacción?

Las propuestas artísticas en general que se salen del status quo cultural de un país están abocadas al anonimato. Este disco creo que es muy sencillo de entender para unos círculos o completamente extraño para otros. Lo que está claro es que al menos yo no pretendo demostrar nada. Insisto, hago música a partir de la música que he consumido. Desde Mahler hasta Coldplay.

Presentasteis el disco hace unos días en la sala Galileo de Madrid y suponemos que fue un buen termómetro para calibrar el alcance y el recibimiento del mismo.


Estamos muy contentos, la gente que ya nos conocía disfruto especialmente y los que no nos conocían se sorprendieron de que les gustara incluso (risas).


Más info:
http://borealproject.com/
https://es-la.facebook.com/borealproject/

0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario