MAGA presenta su “Salto horizontal” en Planta Baja (Granada) 18/03/2017

3/20/2017 Maria V. 0 Comentarios


Con una sala a rebosar de gente, de fans que se sienten ahora eternamente agradecidos por la vuelta de un grupo que, para sus seguidores, es imprescindible, Maga llegaba el sábado a Planta Baja dando un salto en su carrera musical. Una carrera que muchos lamentaron que se anunciase su “abandono”. Tras ese anuncio, un tomar distancia, ver las cosas desde fuera, algún proyecto personal (Delacruz) y un, posiblemente, echar de menos lo que Maga estaba dando a sus componentes porque no habían pasado dos años aún desde que ese proyecto viese la luz cuando Maga anunciaron su vuelta a los escenarios.

Pero dos años se hacen largos cuando esperas como agua de mayo temas nuevos de tu banda favorita y bien claro que lo tienen los seguidores, no sólo en Granada, sino en el resto de ciudades por el que se está dando este “Salto horizontal” que tanto nos dice de la etapa musical en que se encuentra ahora Miguel Rivera, su vocalista. Etapas, que han ido definiendo a la banda desde sus inicios, con una primera cromática o “de juventud” que tiene su reflejo en los tres primeros álbumes de la banda “Blanco” (2002), “Negro” (2004) y “Rojo” (2006).



Mucha historia ya desde aquellos comienzos y muchos temas de los que, como toda banda que lleve más de diez años sobre los escenarios, como es su caso, se hacen imprescindibles. Así, Miguel Rivera, entraba en el escenario de Planta Baja lanzándose directamente a “Domingo”, uno de los temas del LP que presentan y que inaugura esta nueva etapa musical en la que se mete de lleno la banda.

Pero justo ahí tocaba hacer cuentas con su público y el tema elegido, precisamente “Hagamos cuentas” (Satie contra Godzilla) para saltar hasta “Sal y otras historias” (A la hora del sol) y convertir la primera parte del show en un repaso, muy acertado, por su trayectoria musical y volver raudo y veloz, al último trabajo con “Incendios a merced del viento” y “De plata” dedicada, como no, a esa tacita que es Cádiz, de la que habló con tanto cariño y “La casa del número 3”, que es, precisamente la casa, hoy abandonada, de Vicente Aleixandre, donde Miguel suelta todos los sentimientos que le produjo ver, esa casa, en estado de abandono.


En esos momentos, el público se relajaba y se dejaba llevar por la sentimentalidad del momento y tocaba, por supuesto, volver a sus clásicos y levantar los ánimos con “Agosto esquimal”, uno de los temas que no puede faltar en ningún setlist de la banda, pasen los años que pasen. Ahí, el público, que se sabe siempre mejor los temas de antaño, se volcó ya por completo con Maga y, con el ánimo bien arriba, el resto del concierto siguió esa línea, con pequeño set acústico incluido y colaboración de Juan Alberto (Niños Mutantes).

A partir de ahí, en pleno momento de comunicación total con el público, un fluir de temas que navegaron entre las canciones más reseñables de la banda y las nuevas, que han tenido, por cierto, muy buena acogida y ya eran coreadas también por sus seguidores que, desde las primeras filas, cantaban a voz en grito con momentos álgidos en temas como “Medusa”, “Ruido” y “Astrolabios” con los que la banda se despedía de Granada.


Despedida a medias porque, obviamente, faltaban por tocar dos de los temas más emblemáticos de los sevillanos “Silencio” y el siempre imprescindible “19” con el que esta vez, ya sí, salían del escenario dejando a sus seguidores el buen sabor de boca que siempre dejan cuando vienen a Granada.

Crónica: María Villa
Fotos: J.M. Grimaldi

0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario