• Breves

    jueves, abril 13, 2017

    Entrevista a El Imperio del Perro: "Cada vez rechazamos más el término "independiente" por su corrupción"

    Las ideas claras. La actitud a prueba de terremotos. La mente fría para saber dónde se está y hasta dónde se puede llegar. Características básicas para sumergirte en las procelosas aguas de la música en unos tiempos asesinos de mentes y poco condescendientes con cualquier cosa que se salga del guión preestablecido por unos cuantos. Rasgos todos ellos compartidos y proclamados por los miembros de El Imperio del Perro, una banda sevillana que ha experimentado una evolución brutal con solo dos EPs publicados –en el último se basa el grueso de nuestra conversación- y un disco completo que promete muchas cosas que estamos seguros se cumplirán en los siguientes. Así de rotundo se muestra Diego Cabeza, cantante, guitarra, letrista y tipo con agallas. De los que nos gustan.

    Un año después de presentar vuestro primer trabajo largo, fantástico además, os salís por la tangente con un EP de cuatro temas que suenan a pura urgencia, como si no pudierais haber esperado a reunir unos cuantos más y publicar un segundo disco. ¿Porqué precisamente ahora este ‘Músculo, piel y huesos’? 

    Porque esa urgencia de la que hablas es la que nos exige el mundo en estos momentos. El consumo de la música cada vez es más rápido y los EPs se están convirtiendo en el trabajo perfecto para experimentar y a la vez mantener la llama encendida. Es cierto que un disco se aprecia más y funciona mejor a nivel de promoción pero pensamos que sacar otro cuando al primero aún le queda recorrido sería como desvalorizar el duro esfuerzo que hicimos con este. Se trata de hacer las cosas con sentido y que esa misma urgencia no te lleve a despreciar tu propio trabajo.

    Decís que el título no es más que “una simplificación de lo que somos”. ¿Debemos volver a la raíz continuamente, en todos los sentidos, para encontrarnos a nosotros mismos?

    En la raíz se encuentra la esencia de todo. La simplificación es un arma que la cultura popular debe utilizar para llegar a las masas, ya que en los problemas de muchos se encuentran las cuestiones más trascendentales, es decir, los temas que la música debería tratar. Siempre hemos pensado que profundizar en estas cuestiones en una canción es algo complicado puesto que el texto se ve limitado por otros aspectos estéticos como la longitud, las rimas, etc. Si además en la música el artista traduce sus sentimientos para convertirlos en canción y el consumidor hace lo mismo para asimilar la obra, llegamos a la conclusión de que todo se reduce a un proceso de abstracción. De este modo, música y letra abordan al oyente con un mensaje codificado que deberá descodificar para entender que tras la simpleza se esconde un enjambre de sentimientos esperando ser descubiertos.

    ¿En qué ha cambiado la banda en estos últimos meses y cómo se puede ver eso reflejado en estas canciones?

    La banda ha adquirido madurez. Hemos aprendido a componer mejor, lo cual no siempre es bueno. En cualquier caso, tenemos más claro qué queremos y cómo conseguirlo. Evitamos los excesos y los abusos en la ornamentación. Tratamos de ser más pulcros con las letras, la instrumentación y las estructuras. Gracias a ello hemos conseguido que los temas adquieran un carácter más sobrio y directo, más urgente.

    En algo sí que no ha cambiado nada: la fuerza con que os enfrentáis a ellas, ese sonido agresivo y a la vez concreto que habéis logrado alcanzar.

    Hay cosas que no deben cambiar. Para nosotros es preferible mejorar lo que ya teníamos y evolucionarlo con la intención de crear sonidos nuevos.

    Y la gravedad de contar las cosas como las contáis, sobre todo por la voz de Diego, que le da como un toque de trascendencia a todo lo que canta.

    Nos gusta ser directos y chocantes en nuestras narraciones, es parte de la personalidad del grupo. Estamos contentos con la simbiosis que hemos conseguido entre voz e instrumentación, la adaptación entre ambas ayuda mucho a conseguir esas atmósferas en la que todo es tan transcendental.

    Parece que todo ha sido muy rápido, porque sonar con insistencia en medios como Radio 3 y recibir excelentes reseñas en otros como Mondosonoro, Efe Eme o Rockdelux en tan poco espacio de tiempo no es nada fácil para muchas bandas hoy en día.

    No es fácil. Las cosas están yendo más fluidas ahora pero eso no ha sido así siempre. Hay un duro trabajo detrás de cada paso que se da y en nuestro caso no hemos parado. Aparte de eso, estamos muy agradecidos de que nos acompañen tan buenas críticas, esperamos que siga siendo así.

    ¿Hasta qué punto os ayudó el grabar un pequeño clásico como ‘Náufragos’ para el disco de homenaje a Niños Mutantes?

    A partir de ahí conocimos personalmente a Niños Mutantes, lo cual ha traído oportunidades muy bonitas como el directo de La Riviera o la colaboración de Juan en nuestro último trabajo. Lo más importante de conocerlos es darte cuenta de que hay bandas que a pesar de su trayectoria siguen pensando en la música y las personas por encima de todo.

    Efectivamente, Juan Alberto os devolvió el favor poniendo la voz en ‘Cierra la boca’, uno de los mejores temas que habéis grabado hasta ahora sin ninguna duda.

    Bueno, nos gusta pensar que ambos gestos fueron desinteresados. Estamos felices de haber contado con Juan y creemos que él también está contento y ha visto una oportunidad en hacer música con un grupo joven. Es un tipo muy inteligente y las personas así aprovechan cualquier ocasión para nutrirse y seguir creciendo, que es de lo que se trata o si no estás muerto. El hecho de colaborar entre artistas, unos consagrados y otros emergentes, debería ser más usual. Estamos seguros de que tenemos mucho que aprender unos de otros.

    Hay cierta coherencia en estas cuatro canciones, incluso en la temática un tanto existencial que abordan.

    Responden a una misma etapa de tiempo. Aunque 'Cierra la boca' se vuelva algo más terrenal, el concepto sigue teniendo la misma espiritualidad que aporta esa característica evasiva.

    Tampoco podemos pasar por alto, quizá por lo inesperado, la inclusión de ‘No tocarte’, otro clásico, este de mucha más enjundia. ¿De dónde viene la conexión con el legado de una banda imprescindible como Radio Futura?

    Para nosotros es una banda estandarte, no tanto en nuestras influencias como en la filosofía y la profundidad de su obra. Creíamos que era hora de abordar una versión de Radio Futura y a pesar de lo complicado que se hace “domar” canciones con un carácter tan marcado estamos contentos con el resultado.

    Aunque ya hemos dicho que sois un grupo que consigue darle un toque personal a todo lo que toca, o al menos esa es la impresión que se extrae del elepé sobre todo, ¿puede ser esta grabación un puente entre esas señas de identidad patentes en el primer álbum y alguna nueva que estaría por venir en el segundo? 

    Sí. En el EP hemos buscado perfeccionar la técnica y el sonido en busca de una evolución pero sin romper definitivamente con lo que teníamos. Para el siguiente trabajo no estamos pensando cambiar de forma drástica pero sí tenemos ganas de experimentar para encontrar nuevos arreglos y sonidos.

    Hay quien asegura que El Imperio del Perro convierten al rock indie en punk. Tal vez dicha afirmación se derive no solo de la actitud sino de la potencia que mostráis en directo.

    Nos encanta esa faceta indomable de la banda y hemos comprobado que a la gente también. Creo que en la elegancia y en la subversión combinadas se encuentra la evolución más lógica del punk, ya que supone una vuelta de tuerca inconcebible para los mecanismos de manipulación contra los que luchamos. Cada vez rechazo más el término “independiente” por su corrupción. Tal vez lo que estamos haciendo aún no esté catalogado pero seguro que lucha contra la pasividad de la escena indie a la que estamos acostumbrados.
    aquí
    Así es como se hace el camino, por lo que se os supone listos para seguir reventando escenarios como lo venís haciendo desde el principio. ¿Es uno de vuestros principales objetivos no dejar de tocar con cualquier excusa, no ya con la de presentar los discos que vayáis grabando?  

    En estos momentos hay mucha gente que debe conocernos. Lo que más nos importa es llegar a todos pero dando un respiro a los que ya lo hacen. Seguramente repitamos ciudades en esta gira para captar más público y comprobar si hemos conseguido lo que buscábamos con nuestra primera visita. ¿Quién dijo que no se podía presentar un disco dos veces?

                 

    Escucha 'Músculo, piel y huesos' aquí.

    Más info:
    https://es-es.facebook.com/elimperiodelperro/
    http://lunardiscos.es/discos.html
    https://imperiodelperro.bandcamp.com/releases



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves