New Day – Loco Club (Valencia 20-04-2017)

4/21/2017 Amalia Yusta 0 Comentarios

Rock aderezado de ritmos bailables para el estreno de New Day sobre los escenarios. 

Una discreta acogida para el estreno de New Day. Poco más de 40 personas y la sensación de sentirse como en casa, tanto bajo como sobre el escenario. Una formación novata pero con las canas de la experiencia cayendo sobre sus hombros y que nos traía de nuevo en concierto a uno de los nombres que formó parte de toda esa revolución sonora de los ’90. Porque New Day, para aquellos que todavía no lo sepáis, nace de las ánsias de componer y de vivir la música de Amparo Llanos. Hermana de Cristina Llanos, ambas dos, ejes motores de Dover. Junto a la resplandeciente frontwoman, otro exDover, Samuel Titos (bajo), y Jota Armijos (batería). Decimos “resplandeciente” por la potencia y energía que irradiaba en su debut oficial, lejos ya de aquella primera toma de contacto en el Wurlitzer de Madrid hace unos meses. En 2013 volvieron a rodar aquel “Devil came to me” y eligieron Valencia (también en el Loco Club), para iniciar la gira. 4 años después teníamos que estar presentes: huir de la nostalgia y mirarse en el espejo del hoy. 

“Vale maestro” es la señal que lanza Amparo a Jota Armijos para que “Ten times twelve” abra este debut. Es complicado que una nueva formación, que editaba su primer trabajo hace solo unos meses, sin haber dado un primer concierto, y sobre todo sin hacer egolatría y sin abusar del tirón de un nombre como Dover, consiga un éxito a la primera. Incluso eso, para las bestias pardas (y perdonad la expresión) que son cada uno de los componentes de New Day, es complicado. Hemos sido más los medios de comunicación los que nos hemos empeñado en hacer referencias constantes a la formación de los ’90. De hecho, New Day no cedió ni un momento a las esperanzas de más de uno de los presentes: nada de canciones de Dover. El presente es este New Day, no podían haber elegido mejor nombre. 

Amparo Llanos dirigiendo el concierto y haciendo guiños a los presentes entre canción y canción, y consiguiendo el ambiente perfecto para que los tímidos bailes de los presentes (el efecto “poca gente en primera fila”) acabaran entregados en “One Day”. Y de repente darse cuenta que todos los que te rodean están sonriendo sin parar, poseídos por el buen rollo cocinado durante el concierto. Un público reducido que prácticamente recorría todo el espectro de edades posible. Y todos, sin excepción entregados a la propuesta de New Day. ¿Qué hay más importante que conseguir conquistar sin esfuerzo al respetable? 

Un repaso por todos los cortes de “Sunrise”. “Solo tenemos 13 canciones y ya quedan pocas”, diría Amparo al llegar a “Sunrise”. Todavía tienen que perfilar el directo de la propuesta, el empastado por momentos de cada uno de los componentes,... pero nos quedamos con la sensación de haber participado (recalcamos, PARTICIPADO) en un concierto divertido sin más expectativas que la de dejarse llevar por un puñado de canciones fácilmente digeribles. Más potentes en directo que en el disco, no renunciaron a ese piano en “Say yeah” (enlatado en esta ocasión), presente en la composición por obra y “cabezonería” de Samuel Titos

“Love chains”, “Rolling down” o “Painting in the sky” iban tomando posiciones y ganando intensidad en un Loco conquistado irremediablemente por New Day. Coros, palmas y miradas cómplices entre el público que calaron entre los componentes de la banda. Quizás Amparo, Jota y Samuel no recuerden con el tiempo qué pasó en Valencia en aquel primer concierto fuera de tierras madrileñas. Quizás solo quede como recuerdo ese selfie desde el escenario con los presentes de fondo. Pero las virutas de magia que se dejaron atrapar esta noche llegaron hasta todos. Pasárselo bien en un concierto y conseguir que esas vibraciones reviertan en la propia banda. 

Rock. Pop. Guitarras despuntadas. Ritmos básicos. Estribillos contagiosos. Energía increscendo. Poses. Nervios. Composiciones a medio camino entre la rabia de los primeros trabajos de Dover y esa apertura rítmica y comercial de los últimos discos. Pero con un brillo en el horizonte que quizás ya habían perdido hace tiempo y al que parece que New Day se dirija. El GPS de sus composiciones ya tiene una ruta de viaje concreta: hacer vibrar a los presentes sin tener que supeditarse a estilos.

   
New Day: “Stay” (2017) 








Próximos conciertos New Day: 
21 Abril – Castellón (Four Sasons Club) 
28 Abril – Donostia (Kafé Antzokia) 
29 Abril – Bilbao (Stage Live) 

Más info:

0 Comentarios:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario