• Breves

    viernes, octubre 06, 2017

    Andrea Motis– Palacio de Congresos Granada

    [crónica] Andrea Motis, el jazz de niña a mujer – Palacio de Congresos Fotografía: J.J.GARCÍA[/caption]

    Andrea Motis, el jazz de niña a mujer – Palacio de Congresos

    Es joven (sólo 21 años) y como joven que es padece algunas de las desventajas de esa “enfermedad” que se cura con los años. Una de ellas, la principal, tener que demostrar, cada vez que se sube al escenario, por qué está ahí. Andrea Motis se subía anoche con cándida seguridad al escenario del Palacio de Congresos para mostrar, más que demostrar, porque su disco “Emotional dance”, grabado en los estudios Carriage House (Nueva York - en marzo 2016), que contó como productores con Brian Bacchus (Norah Jones, Gregory Porter) y Jay Newland (ganador de un premio Grammy), junto a Joan Chamorro, su descubridor y contrabajista de cabecera, ha despertado la suficiente expectación como para emprender una de esas giras que se escribe con letras grandes en las ciudades. Bien flanqueada, por Ignasi Terraza (piano), Esteve Pi (batería), Josep Traver (guitarra) y el mencionado Joan Chamorro (contrabajo) la cantante y trompetista se lució con una impecable interpretación donde se alternaban las composiciones de su disco con algunos famosos standares jazzísticos con los que se lució y deslumbró al numeroso público, especialmente en los temas cantados en portugués, a los que  Andrea Motis imprime esa inocencia de la edad que tanto favorece a estas canciones.

    [crónica] Andrea Motis, el jazz de niña a mujer – Palacio de Congresos Fotografía: J.J.GARCÍA

    Impulse!

    Un público entusiasmado también por las impecables interpretaciones de una banda que la arropa y la acompaña pero reluce también por méritos propios en esos momentos en los que cada instrumentista toma el protagonismo, cedido con gracia por la protagonista de la noche, para deleitar a los más exigentes paladares, llegados hasta allí para ver en primera persona el fenómeno juvenil del jazz que ha conseguido editar su disco nada menos que con Impulse!, el mismo sello para el que grabaron John Coltrane y Charles Mingus. Ahí es nada. Correcta, sencilla y con oficio, la artista se lució con hora y media de repertorio, variado tanto en las lenguas cantadas como en su rítmica e introdujo incluso un boogaloo. Hora y media que dieron de sí para relajarse, disfrutar y empaparse de un concierto que bien pudiera servir como prólogo para el próximo festival de jazz a celebrarse próximamente en nuestra ciudad. Conviene no perder de vista a esta joven, tiempo al tiempo.

    Crónica: María Villa Fotos: J.J. García

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves