• Breves

    jueves, octubre 12, 2017

    Field Heat + Jack Pout. El Loco Club. Valencia, 11 – 10 – 2017


    Field Heat + Jack Pout. El Loco Club. Valencia, 11 – 10 – 2017

    Field Heat fue presentado anoche por su líder, la jovencísima californiana Margo Cilker, como su banda inglesa, formada en Nueva York, que siempre había estado tocando por la calle y se alegraba de por fin poder tocar en un escenario de forma legal. Quizás por ello se veía en ellos una alegría juvenil por tocar que fue realmente encantadora. Y no sólo eso, sino que sonaron realmente bien, divirtiéndose entre ellos y transmitiendo un buen rollo y una especie de ternura que sólo se vio roto durante unos segundos por una discusión entre algún miembro del público (supongo que si estuvieran metidos en el concierto en vez de no parar de hablar no pasaría eso). Margo, aparte de disfrutar de una maravillosa y profunda voz, digna de las mejores de la música americana más clásica, hablaba un perfecto castellano (bueno, perfecto, tan perfecto como lo habla cualquiera: tacos por un tubo y muchos “pa'llá” o “pa'casa”), aprendido por su colaboración con los vascos Dead Broncos, con un extraño deje que contribuía a la hilaridad, así como Jack Pout, del que hablaremos ahora mismo, y otros miembros del grupo.

    Field Heat practica un bonito country, lleno de canciones tristes (aunque, como dijeron anoche, traducidas al español suenan más dramáticas que en inglés) que, a pesar de ello, están presentadas de forma tan rítmica y vivaz que pronto hicieron bailar al público (algo escaso, sobre todo para ser entrada gratuita y víspera de festivo) que estaba en lo que debía estar.

    Como decía, Jack Pout es una especie de saltimbanqui inglés, lleno de chistes que contar en cada interludio, que estuvo como miembro de Field Heat tocando la mandolina y la armónica, pero que tuvo su momento de gloria también como telonero, dando un concierto perfecto. Empezó como un folk-jazz acústico muy a los años treinta, y, cuando salió el resto de la banda (la misma que compone Field Heat a excepción de Margo), se convirtió en todo un homenaje al swing americano.


    En resumen, un estupendo concierto, que te reconcilia con el buen humor y la falta de pretensiones. Ayer, desde luego, los cínicos sobraban. A veces, la alegría musical es tan fácil como eso: unas canciones bonitas y unas cuantas sonrisas amables interpretándolas en directo.

    Más info:
















    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves