Entrevista a Aullido Atómico: "Vivimos los directos como un punto de liberación" - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

martes, enero 16, 2018

Entrevista a Aullido Atómico: "Vivimos los directos como un punto de liberación"

El trío Valenciano publicó el año pasado su tercer trabajo “Decadencia”. Para su puesta de largo han preparado un fiestón bien liado con amigos como Los Bikini Girls y Nomebers el próximo viernes 19 de Enero en Sala Wah Wah. Un cartel triple que se verá amenizado en los tiempos de espera y tras el concierto con las pinchadas de Varo, Nipple Selector, Projecte Dona y Pakeras. 


Con motivo de la celebración nos reunimos el sábado mañana con Don Rogelio, Quique Gallo y Jussi Folch en El Carmen para hablar de “Decadencia” y otros temas que fueron surgiendo sobre la marcha. Una distendida conversación que tenía que haberse quedado guardada pero unas torpes manos influenciada por los síntomas del alcohol echaron a perder casi una hora de audio. Pero como todo aquello que nos contaron nos llegó muy adentro, hemos tenido que tirar de memoria tal como nos alentó Don Rogelio, para rescatar al menos en parte la esencia de lo vivido. Esto no es una entrevista son solo las impresiones que quedaron en mi recuerdo. 

Aullido Atómico nace como dúo allá por el año 2011 tras la disolución de Desguace, una banda de hardcore-punk. Deciden unirse dos de sus componentes, Don Rogelio a la guitarra y Letxon a la batería. Con esta formación ve la luz su primer Ep en vinilo; una mezcla de punk con el rock and roll, todo ello con algo de sonido extraído de chatarra. Celeridad y trallazos, su espíritu inicial. La banda desde sus inicios ha pasado por varios cambios de formación. Entró Luis Galbis en el bajo y posteriormente Quique Gallo (Midnight Shots), tras la salida de Letxon. Con esta formación grabaron su primer trabajo “Asalto al corral”

La segunda salida, la de Luis Galbis, les trajo a Rolando Bruno con el que giraron este primer disco pero que también tuvo que abandonar Aullido Atómico para centrarse en su proyecto la Orquesta Midi. Es aquí dónde entra en juego el bajo definitivo, que es Jussi Folch (Retraseres). Tras asentarse como formación llega su segundo paso discográfico que se plasma en “Todo y ahora”. En poco más de un año le toca el turno a “Decadencia”, un disco del que se dice que el sonido está más pulido y que el empaque conseguido como banda tiene un resultado notable. Y es que en un corto período de tiempo parece que haya habido una progresión considerable, es el lógico rendimiento que se instala en una formación muy rodada. El conocerse tanto como músicos como personas es un factor también a tener muy en cuenta tal como nos contaron con esperanza y probablemente brillo en sus ojos (las gafas de sol nos los dejan en esa hipótesis). Alrededor de unos 70 conciertos al año lo constatan. 

En su nota de prensa aparece la etiqueta Trash & Roll, entendiéndola como un sonido del rock and roll más sucio, menos puro. Lo que hace atractiva la escucha de Aullido Atómico es que la amalgama de estilos que abrazan (blues, folk, R&Bm, surf, instrumental...) no resultan un vulgar batiburrillo; no tener prejuicios a la hora de hacer música en este caso produce un rédito gustoso y de calidad. No ponerse trabas a uno mismo, dejar camino al entendimiento libre y sin tapujos, es uno de las inquietudes que la banda saca a relucir. Extrapolan en este sentido esta filosofía a la hora de entender la música en directo, a lo que a veces llamamos escena, para contarnos que desde sus inicios que se les haya encasillado en estilos como el garaje les ha llevado a entrar en ciertos circuitos y quedar fuera de otros. Aunque en la actualidad piensan que su música puede romper esas barreras para llegar a otro tipo de audiencias. 

Para las grabaciones de sus trabajos siempre lo hacen en directo. En esta ocasión se trasladaron a los estudios La Mina con Raúl Pérez a los mandos en la producción. Dejaron algunos flecos en el aire para ver como se veía sucediendo las cosas en el estudio. Además entienden su formato de trío como una ventaja, donde puede haber algunas cosas que son unas limitaciones pero sabemos los tres cuales son nuestros puntos fuertes y los flacos, que nos hace conocer saber de forma más clara que dirección tomar. En solo cuatro días con paellas mediante, la experiencia vivida con Raúl ha sido para ellos muy satisfactoria. Cuentan que llegaron y ya tenía todo muy pensado gracias a las maquetas previas que les pasaron. Tuvieron un entendimiento instantáneo que claramente ven reflejado en el resultado. 

En general están muy contentos con el sonido de las guitarras y de los coros, viéndolo como ese salto hacia adelante que viene marcado por sus ganas de trabajar y constancia. Unos coros que sentimos como muy vitaminados, muy pop; afirman en este sentido que también es lo que querían alcanzar, canciones coreables y que lo entienden como el pop de los años sesenta. Algo que la gente ha reconocido, también lo acusan a la influencia que pueden tener del street punk o el Oi. 

Ese paso de gigante que reza en su nota de prensa, también lo entendemos a la hora de proyectar su nuevo trabajo de una manera más profesionalizada. Es aquí donde entran en juego Songsforever para temas de edición y Desvelo para las labores de promoción y prensa. “Decadencia” ha sido publicado por Discos de Perfil, un sello que tiene la firme intención de servir de ayuda para que algunas bandas que les apasionan puedan tener un álbum en formato físico. Como buenos amantes del vinilo sus ediciones tienen una tirada limitada de trescientas copias en este formato. En dosis pequeñas, a razón de un disco por año con el requisito imprescindible que sientan pasión por lo que hacen, que sean músicos inquietos, que no se conformen con lo convencional y sean capaces de arriesgarse y defender sus canciones en directo con fe y convicción. Aullido Atómico da con todas esas claves sin lugar a dudas. Para la banda es una labor imprescindible en una ciudad tan grande como es Valencia y que tiene tantas carencias. Un acto altruista, el de un buen mecenas que les ha dado la oportunidad de abrir nuevas puertas. 

“No me da miedo el castigo por no callar” en Bandolero, es un ejercicio contestatario que destacamos en parte de las letras de este disco. Don Rogelio nos explica que lo ve como una necesidad esta forma de expresarse y más en tiempos en los que vamos en un claro retroceso, sale a la palestra la Ley Mordaza y algunas condenas que han sufrido algunos artistas en nuestro país. Bares, mujeres, la noche, son otros temas recurrentes en Aullido Atómico. Precisamente a mitad entrevista aparecen los padres de Don Rogelio (físicamente), momentos después nos cuenta que sus padres siempre se han hecho a si mismos, siempre han querido labrarse un camino dónde conseguir una mejora en su vida. Desde el barrio de Mislata al barrio Chino, a el siempre le dio mas curiosidad a lo que pasaba en la calle, lo subterráneo, la vida más allá de la frontera de media noche y de puertas adentro de un bar. En ese submundo es dónde las personalidades se ven claramente, dónde hay más honestidades, menos hipocresías y se contempla la esencia humana. Un interés que también viene de su gusto por las biografías de ladrones, de los bajos fondos. A nivel artístico esa crudeza es más llamativa. Algo que utilizan otros autores como Tom Waits que siempre ha manifestado que en sus letras se lo inventa todo pero siempre tiene que tener un pie en la realidad. Todo esto claramente lo vemos cristalizado en esa parte lírica que tiene un efecto atrayente. 

Este viernes podremos vivir de nuevo esa energía que desprenden en concierto. El espíritu libre les hace acometer las canciones de manera urgente, innata y con una estética visual brutal. Son de las cosas que más le gustan en su vida, lo viven como un punto de liberación. Ese punto de locura que hace meterte dentro del show. Hablan de darlo todo, de tener mucho flow, de sentirlo y dejar fluir más que llegar a un nivel de perfección aunque en su ideal también afirman entre risas que sería vivirlo y hacerlo sonar bien. En definitiva, gozarlo y disfrutar el momento. 

La noche del viernes 19 la presentan como una fiesta de muerte a las escenas entre amigos. No convertirlo en algo lineal sino que  gane esa gama de colores que nos han preparado para su presentación en la Sala Wah Wah.

Más Info:






Galería











No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario