Megara. Teatro Barceló. Madrid 02-03-2018 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

sábado, marzo 03, 2018

Megara. Teatro Barceló. Madrid 02-03-2018

Presentaba Megara su nuevo disco en la Sala Barceló bajo un manto de lluvia que especiaba el manjar que se avecinaba, el ‘País de Maravillas’ que se iba a abrir paso.  

¿Recuerdan como se hinchaban a golosinas sin que sus padres lo supieran? ¿Cuándo esa expresión alocada pintaba su cara por esa maldad tan dulce que realizaban? Pues eso mismo genera Megara. Dulce y picante. Fucsia y Negro. Calidad e imagen. 

Con algo más de dos años de vida han sabido hacer del bipolarismo una virtud. Un poder que se refleja en la cara de sus fans en cuanto pisan el escenario y deciden hacer magia y volar la imaginación.  

Uno, pegado a las tablas, echa la vista a la platea y ve a un público entregado de mil maneras distintas con cada una de sus canciones. Vibrando y desatados con Bienvenido al Desastre y ‘Arrástrame al Infierno; melancólicos con ‘Vivo de Rodillas’ y con una risa juguetona con los covers de Toxic y Make me wanna die. 

Sus ojos reflejan la misma luz e ilusión que desde el escenario les hace volar.  

Tras dejar grabadas las expresiones de los ‘Primera fila’, otea uno los balcones y ve la verdadera esencia de este grupo de locos. Niñas disfrazadas de princesas saltando y brincado al lado de un padre de familia que comenta la calidad del grupo con un ‘Metal’ de los de toda la vida. Mientras, ambos juegan a tocar la batería desde la distancia. Esa es la magia de Megara

Esa unión de países de maravilla, que queda encumbrada por una puesta en escena recreando videoclips maravillosa, hace olvidar los pequeños fallos técnicos que los hacen lo terrenales que son. Y como debilidad personal, hacen absoluta delicia de un ‘Billie Jean’ adaptado y que simplemente te invita a cerrar los ojos, cantar y agitar la cabeza sin pensar en nada más.  

Megara te hará formar parte de su locura desde el trago de cerveza aliñado con el bajo de Pablo, la guitarra de Rober, la batería de Pol y la voz dulce y metálica de la Alicia de este cuento, Kenzy

Crónica por: Alejandro  López Yáñez y Sonia Redondo Punzano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario