Décimo aniversario del Low Festival 2018 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

jueves, agosto 02, 2018

Décimo aniversario del Low Festival 2018

Son diez años, dos emplazamientos diferentes y ya un nombre internacional que hace que la cita con el Low en pleno Benidorm la última semana de julio marque las vacaciones musicales de muchos jóvenes. Y no es para menos, con cada nueva confirmación aumenta el interés por este evento compatible con el periodo vacacional y con la ruta festivalera del circuito valenciano.

Más de 80.000 asistentes y 75 nombres sobre sus escenarios. Un total de cuatro escenarios que intentaron equilibrar y dar opciones para todos los gustos: djs, acuáticos, directos, piscina VIP... una combinación perfecta cuyos nombres propios son tan variados que cuesta creerlo.

Dentro de los conciertos inolvidables conciertos en el escenario Matusalem el primer día sonaron en el show de La Bien Querida con canciones como 'de momento Abril', 'Muero de amor' o la impecable 'a Veces ni Eso' inevitable bailar. 

Inauguró Christina Rosenvinge Vibra Mahou en una noche memorable, su último disco es digno de escucha si no le habéis dado aún una oportunidad. Sin prisa pero sin pausa Phoenix tomaron el escenario principal con una buena retahíla de hits que dejaron el público a punto de caramelo tras el resultón Ivan Ferreiro que no se pierde un festival. 

Si no tenías suficiente Leon Benavente, en un estado de gracia superior lo dieron todo en el escenario Matusalem. Memorable concierto, como todo lo que pasó por este escenario durante sus tres jornadas.

Hay que reconocer que las nuevas canciones de La habitación roja suenan mucho mejor en directo aunque se hayan dejado oir poco en su concierto pero al menos suenan más estilosas. Mismo escenario que hace dos años y mismas ganas de disfrutarlos. Eso si, a ver si para la próxima vez se animan con Berlín que es sin duda de sus mejores novedades.

El público restante del escenario Vibra Mahou presenciaron el gran evento audiovisual tecno pop de Kero Kero Bonito. Buen ambiente y bailes dulzones hasta altas horas de la mañana. Disfrutar solamente de lo espectacular que es 'Only Acting' merece la pena.

Después de la intensa primera noche la jornada del sábado la arrancamos con Carlos Sadness. Canciones como Hale Bopp ya son tan hit que suenan durante el año en entornos más mayoritarios. Se agradece que determinados artistas tengan un poco más de proyección. 

No nos engañemos. Uno de los nombres con más tirón del sábado fueron Los Planetas. Regresan con 'Zona Temporalmente Autónoma' al Low después de dos años, con un tibio comienzo pero animaron en poco tiempo a asistentes que siguen vibrando con 'Un buen día' como si no pasara los años. 'Segundo Premio' , 'Santos que yo te Pinté' , 'Toxicosmos' permanecen como 'Corrientes Circulares en el Tiempo' del repertorio, de las nuevas destacan 'Amanecer' o  la crudeza de 'Islamabad'.

Javiera Mena también regresa después dos años al escenario Matusalem con nuevo disco 'Espejo', cambios de formación y repertorio bastante más bailable. Se ha incluido canciones de su primer disco como 'El Amanecer' o 'Luz de Piedra de Luna', la eterna solicitada 'La Joya'. Lo que echamos en falta fue 'la carretera' con ausencia de ritmo y coros que proporcionaba su banda anteriormente y la emotiva 'sol de invierno' que llevaba tiempo dentro del setlist. Los singles de su último disco como 'intuición', 'espejo' o 'dentro de ti' también fueron las novedades incluidas. Echamos de menos las proyecciones de otros años.

Y llegaron ellos. The Chemical Brothers. 

Las proyecciones acompañaron sus composiciones de bucles infernales, eternamente frescas. Con mezclas corrosivas, sorprendentes, imprevisibles de llevar la electrónica hacia posibilidades elevadas, dificultando las bases tradicionales para letras como soporte durante el concierto de más afluencia de la jornada.

El domingo comenzó con menos afluencia que días anteriores pero gran ambiente cívico dentro del recinto y alrededores. La tarde se inauguró con el destacado y gran concierto de la simbiosis Sexy Sadie y Santiago Auserón que finalizó con una deconstruida, relentizada y voz rota artísticamente 'Estatua del Jardín Botánico'.

Perro proporciona vitalidad, energía y las carcajadas con unas letras y proyecciones con mezclas totalmente absurdas presentando Trópico Lumpen. 

La visita obligada al escenario escenario Jagermeister fueron Runa y Mireia Vilar. Cada uno a su estilo (bastante diverso) fueron grandes descubrimientos.

Y lo que el público esperaba llegó a las 22:00 al escenario principal. Mikel Izal y su banda con un emotivo concierto imperdible para sus seguidores por la gran puesta en escena y tirando de equilibrio entre sus tardes éxitos y canciones nuevas. 

Los también granaínos Niños Mutantes, esta vez sin versiones de otros cantantes, engrandeciendo magníficas canciones como 'Náufragos', 'Todo va a Cambiar' o la más bonita 'Hermana Mía' .

Un Low de 10.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario