Entrevista a Néstor Rausell: “Definitivamente creo que somos una banda de directo” - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

jueves, septiembre 06, 2018

Entrevista a Néstor Rausell: “Definitivamente creo que somos una banda de directo”



El pasado 27 de junio, Néstor Rausell y los Impostores publicaban su segundo trabajo discográfico, “Carreteras”. Por ello nos reunimos con él para que nos contagiase la ácida vitalidad que destilan los cinco cortes del disco.

Hace dos años, Néstor Rausell y los Impostores publicaban su primera entrega, “La Espera”, un EP en formato cd que contenía cuatro canciones. Un tratado sobre rock’n’roll tan austero como brillante que permitía esbozar el personal sonido de la banda, condimentado con referencias al rock hispano de Bunbury o Cerati y al foráneo de The Waterboys o Credence Clearwater Revival . Con “Carreteras”, el quinteto liderado por Rausell factura cinco canciones que transmiten nervio y sentimiento a partes iguales.

Grabado y masterizado el pasado invierno en Basic Producciones por Didac Corbí, bajista del grupo, se encuentra disponible en plataformas virtuales (Spotify, Amazon, i Tunes, Bandcamp) y en breve en formado físico. Junto a Didac Corbí, Niko Fernández (batería), Cristian Quílez y Jorge Ruiz (guitarras), Néstor ha sabido dar continuidad al espíritu de su álbum de debut mediante unas hermosas letras con oscuras referencias, unos arreglos más complejos que nos dan idea de la madurez del grupo y unas melodías vocales muy trabajadas con las que tejen estribillos de gran intensidad. El próximo viernes 7 de septiembre podrás comprobarlo en directo en la Sala WahWah.

Alquimia Sonora: A los 19 años formaste tu primera banda, Stuntmen, junto a Niko Fernández (batería), Esteban Carbone (guitarra) y Víctor Pozo (bajo). ¿Los Impostores son la continuación lógica de Stuntmen?

Néstor Rausell: Mi primera banda fue con Niko al bajo, Cristian Quílez a la guitarra solista (ambos en Impostores hoy en día), Carlos Santonja en la batería (hizo el arte del primer disco y sigue vinculado a nosotros como backliner) y José Vila en los teclados. Pienso que, simplemente, son etapas vitales y de aprendizaje distintas, cierto es que las canciones de Stuntmen, pasadas por el filtro Impostor, siguen funcionando como un tiro en cualquier directo.

Stuntmen fue la escuela, una banda de rock formada por amigos que quedaban a “jugar a ser músicos” y a versionar a sus ídolos. En determinado momento, nos vimos ensayando muy asiduamente, componiendo canciones propias, sacando dos Ep´s y realizando cerca de 60 conciertos en 3 años. Llegados a ese punto, vimos que el juego tenía unas reglas, había una responsabilidad de cara a la gente que pagaba la entrada por verte, así como el ajuste de las variables tiempo/trabajo/estudios/familia.

A.S.: Soda Stereo, Héroes del Silencio o M Clan son algunos de vuestros referentes musicales. ¿Puedes citarnos alguno más?

N.R : Hoy te diría Bowie, The Waterboys, el Elton John de los primeros 70, Charly Garcia, o The Darkness.

Foto: María Carbonell

A.S.: A finales de junio publicasteis vuestro segundo trabajo, “Carreteras”, dos años después de vuestro debut con “La Espera” (Mesdemil, 2016). ¿Cómo ves la distancia entre ambos trabajos?

N.R : “Carreteras” es un Ep con mucho más poso, son canciones que, en su mayoría, ya habíamos defendido en directo en muchas ocasiones antes de grabarlas, cuidando mucho las melodías vocales y las intensidades. “La Espera” fue un Ep bastante más urgente y visceral en cuanto a composición y grabación, sin artefactos y sonido totalmente directo.

A.S.: “Defendemos canciones que cuentan verdad y que son muy de piel, no invertimos demasiado en adornarlas con efectos especiales”. Esta frase tuya de una entrevista para Alquimia Sonora con motivo del estreno de “La Espera” es una declaración de principios que no habéis abandonado en vuestro segundo trabajo.

N.R: Intento escribir canciones que cuenten a las claras un sentimiento o situación. También eso me lleva a momentos en los que no me sale escribir nada, no es tan interesante mi vida y tampoco lucho contra eso, ni tampoco intento contar lo que no siento o aparentar lo que no soy. Algo de metáfora y de invención está bien, y es hasta necesaria, para no caer en los temas aburridamente explícitos, recurrentes y habituales, pero ya estoy harto del “vocabulario express para componer una canción indie”.

A.S.: La producción de vuestro primer EP corrió a cargo de Fernando Boix (Estudios Milenia), y en esta ocasión ha sido Didac Corbí, bajista del grupo, el productor. ¿Qué diferencias ha supuesto a la hora de grabar y definir vuestro sonido?

N.R: Con ambos ha sido un gusto grabar. Fernando hizo un gran trabajo grabando a la banda en directo en un fin de semana, es un profesional con una trayectoria reconocida. Dídac, al ser parte integrante de la banda, ha enfatizado bastante en la parte creativa y de arreglos. Ha hecho un gran trabajo a todos los niveles. Por lo que a mí respecta, gracias a él estoy empezando a cantar un poquito bien ¡por fin!

A.S.: Descansar la labor de las guitarras en Cristian Quílez y Jorge Ruiz te ha permitido centrarte en la voz, algo que se nota en todos los cortes de “Carreteras”. ¿Te sientes cómodo en el papel de cantante y frontman de la banda?

N.R: Hace un tiempo era algo imposible de pensar. Nunca me vi sin estar detrás de la guitarra en un escenario. Gracias al papel de Jorge y Cristian, he podido mutar y mostrar una parte de mí que conecta con el público de una manera más interpretativa y cercana.

Foto: María Carbonell

A.S.: “El escenario es necesario para el músico. Hay que tener medida con eso y dejar siempre un espacio a la improvisación que genera el directo”, decías en la citada entrevista. No cabe duda de que Nestor Rausell y los Impostores son una banda de escenario. ¿Os sentís más a gusto en el estudio o sobre las tablas?

N.R: Disfruto mucho en ambas, pero el directo tiene un componente de camaradería y trabajo en equipo que resulta realmente embriagador y estimulante. Definitivamente creo que somos una banda de directo.

A.S.: Refiriéndonos a los directos no podemos dejar de mencionar vuestro teloneo a The Waterboys en su concierto en Viveros el pasado julio. ¿Cómo fue la experiencia?

N.R: Me lo dicen hace unos años y no lo creería. Todavía estoy aterrizando. Tenía entrada para verles y soy un verdadero fan de Mike Scott y los suyos. Todos lo disfrutamos mucho. Promotora, técnicos y los propios Waterboys, estuvieron de 10 con nosotros.

A.S.: También sería gratificante ganar la pasada edición del Festijack.

N.R: No soy muy de concursos ni de competir en el ámbito musical. Pese a ello, dimos con gente, músicos y organización de 10. Gran experiencia que remataremos en la plaza de Toros de Aranjuez el día 15 de septiembre. 

Foto: María Carbonell

A.S.: “Carreteras”, es la canción que abre y da título al EP. También la que habéis escogido para vuestro video.

N.R: Es una canción “refugio”, una seña de identidad y un lugar al que acudir cuando la ilusión se tambalea y conviene seguir .mirando al frente. El espíritu Jack Kerouac y la música de Waterboys serían las influencias. El viaje será el camino. En cuanto al video, Pablo Zanón y su equipo de Apertura Producciones, así como Tomek Pomersbach, el bailarín protagonista del vídeo, hicieron un increíble trabajo para dar forma a mi primigenia idea audiovisual.

A.S.: “Escapar” tiene, a mi gusto, el mejor estribillo de los cinco cortes. Es de esas canciones que la gente corea en los conciertos.

N.R: Escapar tiene un estribillo muy potente y pegadizo. Un mensaje con el que cualquier persona puede sentirse identificado en cualquier ámbito vital.

A.S.: “Frente al mar” es la balada del E.P.

N.R: Sí, una canción especial, seguramente y pese a ser la “lenta”, la más requerida en cuanto a solos y arreglos. Creo que Jorge y Cristian han hecho un trabajo increíble de guitarras y dan un contexto de rock setentero a lo Eagles. Quiero aclarar que no es una canción que hable del suicidio, que ya me lo han preguntado varias personas…es una historia de amor!

A.S.: “No me quiero ir”, en contraste, es el trallazo adrenalínico del disco.

N.R: Una canción con un claro mensaje sobre nuestra posición en la escena. El escenario nos hace felices y no nos queremos ir. Directa y al pie. La disfrutamos mucho en directo.

A.S.: Cerráis con “La Caída” una de tus mejores canciones.

N.R: Es un acto de redención en cuanto a letra y sonido. Es la mayor exponente de la idea sobre la que gira el disco, aquello de seguir un camino, aunque no vaya a un sitio concreto, pero que el simple hecho de seguir adelante ya resulte un estímulo que te de energía. Si se te eriza la piel, entonces es por ahí.



FOTOS: MARÍA CARBONELL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario