WAU FESTIVAL (Málaga) 25/10/2018 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

viernes, octubre 26, 2018

WAU FESTIVAL (Málaga) 25/10/2018



Que un jueves, una ciudad como Málaga, tenga una oferta musical tan completa como la del WAU FESTIVAL, es un lujo al alcance de cualquier ciudad universitaria que sin embargo no todas saben explotar. De lujo también el cartel en el que se anunció la presencia de Pájaro, Arizona Baby y Ángel Stanich, un trío de ases al que era difícil resistirse. Junto a ellos, una serie de grupos locales y algunos foráneos, entre los que se encontraban La Dani, Ultrarrouge, Bauer o Margaux (y la efímera -5 min.- actuación de Alberto Arias), para completar doce horas de música en un recinto situado en plena zona universitaria.


Pereza inicial por parte de los estudiantes y demás asistentes para acercarse al recinto en las primeras horas y ambiente inmejorable a partir de las actuaciones de los tres grupos principales, especialmente con un Ángel Stanich al que le sienta estupendamente no cantar a las cinco de la tarde con el sol de frente. Ya era hora de que pudiéramos verle de noche. 


La caída de la tarde, también la hora más fotogénica (que incluso dio lugar a inmortalizar una magnífica puesta de sol tras el escenario), se vistió de colores sevillanos con Pájaro y su estupenda banda, en la que vimos también a Antonio Lomas a la batería y sus siempre certeros escuderos Raúl Fernández, Paco Lamato, Ricky Candela y Ángel Sánchez. Presentando su exitoso “Gran Poder”, un trabajo que ha venido a ratificar la calidad del sonido que nos traen desde Sevilla. A la cabeza, el siempre impresionante Andrés Herrera “Pájaro”, con todo el arte y el poderío al que nos tiene acostumbrados y la sobria elegancia del que se sabe “un señor”, sobre los escenarios.


Presentando trabajo también, ayer aún sin editar y hoy recién salido del horno, el ruido arizónico llenó el recinto de la UMA a base de ese rock intenso y melodías contundentes de Arizona Baby. Poco que añadir a lo mucho que se ha dicho ya de esta banda que se ganó un sitio privilegiado desde sus primeros trabajos de estudio y que, ahora, han llegado a la conclusión de que lo que le hacía falta a este mundo tan convulso era un disco suyo.



El título “Sonora” y los temas que pudimos escuchar ayer en directo (hoy ya los tenemos a todo volumen en el ‘cassette’), sencillamente increíbles. Intacta la capacidad de arengar masas, hacerlas bajar hasta el suelo y propiciar el “subidón arizónico”, muchas tablas ya como para no hacerse con el público a la primera, incluso con su discurso-brindis por la recuperación de la filosofía como materia obligatoria.


Y desde el primer acorde también, Ángel Stanich volvió a conquistar al cada vez más numeroso público que le sigue y le admira. Si su “Camino ácido” tuvo la capacidad de conseguir que cada uno de sus temas calara en el imaginario colectivo, “Antigua y Barbuda” ha hecho lo propio a base de buenas canciones que el público canta a voz en grito. Convencido también, como sus predecesores en escena, de que el mundo necesita ahora más que nunca un nuevo disco de Arizona Baby, sólo añadir que también necesita (eso lo necesitamos siempre) un ep pequeñito suyo.

Con un enfoque de concierto algo diferente a sus actuaciones en horarios más soleados, sonaron temas más “tranquilos” que no siempre lleva en repertorio junto a los más exitosos de sus primeros trabajos y por supuesto, gran parte de este último al que añadió las novedades recientemente editadas. Una actuación de alto voltaje, ante un público entregadísimo y mucho feeling con los presentes que, como siempre, llegaron a la máxima exaltación de la amistad y la vida con “Metralleta Joe”, la canción de todos los que siempre quieren ‘Género fresco’.


Mencionar como añadido la estupenda organización del evento, tanto en lo musical como en la atención a público y a medios, la poca (y siempre cómoda) masificación y el poder disfrutar de un cartel que no ha caído de lleno en tirar de los grupos de siempre, sino que ha abierto una oportunidad a grupos que empiezan, junto a grupos consolidados que aún  no son fenómeno de masas, quedándose en esa línea en la que aún podemos disfrutar de lo verdaderamente “indie”.

Fotos: María Villa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario