Gener: "Cante el cos elèctric" (Riu Sec, 2018) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

domingo, enero 13, 2019

Gener: "Cante el cos elèctric" (Riu Sec, 2018)


Gener sorprendieron hace unos meses con la publicación de “Cante el cos elèctric”; con secretismo y alevosía lanzaron a la red un tercer trabajo en el que sus doce cortes expanden sin límite el alma singular de Carles Chiner (Guitarra y voz), Pasqual Rodrigo(bajo), Enric Alepuz (batería), Vicent Todolí«Sangui»(teclados) y César Castillo (guitarra, percusión) y con los que siguen con su empeño de no permanecer en la zona de confort. 


Tomando perspectiva hablar de Gener es estar delante de una venturosa anomalía en el pantanoso, y en muchas ocasiones, poco esperanzador panorama musical valenciano. Nos atrevemos a decir que es una de las bandas que ha alcanzado mayor relevancia local en los últimos años. Hay un amplio consenso en cuánto a las virtudes y los resultados tanto por parte de la crítica como del público. Una banda que desde sus inicios ha tomado un camino colmado de potencia e independencia, y desde el que siempre han tomado una perspectiva muy interesante; el gusto de hacer bien las cosas, mantener una coherencia, profesionalizar su trayectoria, el ingenio, el arte y sobre todo el don de tener “ese algo” que les hace marcar una inequívoca diferencia. 

Un disco que vuelve a ser conceptual en el que afrontan el planteamiento de las relaciones humanas en una época en el que el mundo está totalmente subyugado a las nuevas tecnologías. El germen del disco parte del poema homónimo del norteamericano Walt Whitman y de la lectura posterior que hizo el escritor de ciencia-ficción Ray Bradbury. Desde una postura crítica que se despoja de la ofensa y se construye desde un análisis crudo y certero de la realidad van hilvanando a través de múltiples lecturas las nuevas formas de comunicarnos a través de la red. La elegancia y la pulcritud con la que caminan les van mutando en un grupo que tiene la capacidad de transmitir en infinitas conexiones sentimentales un trasfondo realmente luminoso y bello. 

Repiten en los estudios de Paco Loco pero con la particularidad de que la mayor parte de la grabación tuvo lugar en directo, mientras los miembros de la banda tocaban juntos y hacían los coros en un micrófono. Posteriormente se añadirían las grabaciones de la voz principal y los arreglos. Próximamente lo tendemos en nuestras manos en formato vinilo del que se va a hacer una edición limitada de 330 copias. ¡Habrá que estar avispados! 

El tren de alta electricidad con el que se subieron en “Oh, germanes” parece que ha aminorado la marcha y en “Cante el cos elèctric” continúan el viaje de forma más atemperada. “Soc l'animal persona”, la canción que abre el disco, sería el último tramo en fase de celeridad. Aquí explosiona en un estado crítico de paranoia y hacen tomar la dirección del disco de forma contraria a la norma general. En vez de ir in crescendo van en bajada de tempo y logran hacer que cada canción tome forma y respire de forma propia. El soul, el pop y la psicodelia serían las coordenadas para entender los terrenos por dónde transita el disco. 

Ampliando su lenguaje instrumental y siendo una banda con muchas cosas a decir el recorrido del disco va desde el vuelo suave de “El riu que no torna” a al pop metafísic de “Millor persona” con un discurso esperanzador, pasando por la polaridad (robótica hacia el final) de “M'agrada, no m'agrada”, profundidad cavernosa que respiraba “Oh, germanes” en “Captiveri”, la realidad virtual a lo spoken word en “Tu vals”, la elegancia esplendorosa de “Tenen les màquines calent el cor”, “Cante el cos elèctric”, y “Penjats d'un núvol” (la melancolía prediciendo el futuro). 

“Cante un cos elèctric” es un disco con una mayor apertura en el que todo su conjunto suma; traspasar la barrera de tener que superarse con un nuevo trabajo y hacerlo en tan poco margen de tiempo hace entrever la impresionante capacidad de trabajo que poseen. La psicodelia y el soul han tomado mayor relevancia y han sabido explorar nuevos terrenos con ellos; los arreglos los han protagonizado nuevos matices, sonidos electrónicos (sintes y efectos varios) y un estadio superior en esas armonías vocales que tanto les caracterizan. 

Solo nos queda comprobar como funciona el disco en directo. Las expectativas puestas para el próximo sábado 19 de enero en Moon València son altas. Puedes conseguir tus entradas por aquí.

Más info:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario