Los Radiadores: "Puño en alto" (Bonavena Música, 2018) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, enero 07, 2019

Los Radiadores: "Puño en alto" (Bonavena Música, 2018)

Nuevo ofrecimiento en formato EP de cuatro temas de los valencianos Radiadores, banda capitaneada por el irredento Raúl Tamarit, que aunque de forma breve, nos propina aquí todo un derechazo a la mandíbula a base de rock and roll combativo. 




Lo bueno si breve, dos veces bueno. Eso dicen, y si se trata de rock and roll, con más razón todavía. Son lecciones que la banda formada por Raúl Tamarit, antaño miembro de Una Sonrisa Terrible,  tiene bien aprendidas. Por eso en su nuevo ofrecimiento tras aquél fantástico "Los perros ladraron" (2016) apuestan por cuatro canciones incisivas, contundentes y directas. Tanto en lírica como en sonido, el pack propina un derechazo al esófago que el oyente se ve incapaz de esquivar.

Apenas un cuarto de hora basta para ajustar las cuentas a una sociedad que cada vez irradia más apatía ante lo que sucede. De factura endurecida respecto a los modos de su anterior lp, este "Puño en alto" de vistosa portada, de nuevo obra de la ilustradora Balbina Benito, funciona sin embargo con un efecto fresco y contagioso. Las cuatro canciones funcionan en bloque como una apisonadora, sin abandonar su cóctel habitual de punk rock "cláshico", ni su especial querencia por el rock urbano de Ilegales o Burning, fieles como siempre a unos planteamientos férreos que han cincelado una personalidad a prueba de bomba.

"Si sale cruz" es la apertura con un ritmo entrecortado de cierto aire a Bo Diddley y una letra que emparenta con aquél "El parque es mío" o "No me achantaré" de los primeros pasos de la banda. Un puñetazo fuerte que sólo nos anticipa levemente el golpe del riff asesino de "Vuelva usted mañana", una crítica a la burocracia llena de arreglos bastante imaginativos, que son una de las sorpresas de este EP respecto a anteriores aventuras, quizá merced al cambio de producción, esta vez acometida en los estudios Little Canyon a órdenes de Luís Martínez.

Lo mejor del conjunto llega en la segunda mitad. "Con el agua al cuello" es una canción bastante  compleja melódica y líricamente para tratarse de rock and roll. "No nos queda más que tomar vino con frutos secos asomados al precipicio viendo si cambia el viento", dicen. Su pesimismo no es, sin embargo, vacío. Tamarit aquí ha buscado una reflexión madura de lo que le rodea y ha dado en el clavo, no deja indiferente y efectivamente, hace pensar.

"Policía detrás", versión de los Equals vía The Clash que han venido interpretando en directo a lo largo de prácticamente toda su trayectoria sirve para despedir el disco con el listón (y el puño) bien alto. Y es que para qué más de cuatro canciones cuando se tiene claro lo que se quiere decir. Se agradece la valentía de gente tan irreductiblemente comprometida como Tamarit, El Joven, Sergio Domingo o El Metralla, cuatro personajes de los que ya no quedan en el panorama del rock nacional que emplean una sinceridad inusitada para gritar a los cuatro vientos lo que nadie se atreve a decir claro. El puño en alto ya lo tenemos todos los que hemos escuchado esto, ahora falta su remate largo, del que tenemos sinceras ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario