Luz Casal, un vendaval en el Palacio de Congresos de Granada (22/03/2019) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

sábado, marzo 23, 2019

Luz Casal, un vendaval en el Palacio de Congresos de Granada (22/03/2019)


Y, la LUZ, se hizo. Con una aparición estelar en medio de un montaje luminotécnico que puntualizó y engrandeció uno de los recitales más emotivos que ha dado la artista gallega en nuestra ciudad. Con su presencia, elegante y tranquila de Luz Casal inició anoche en el Palacio de Congresos de Granada el aire pudo correr y galopar entre un abarrotado recinto que exhibió anoche una de los mejores conciertos vividos a allí a nivel sonoro.

Venía presentando “Que corra el aire”, su último trabajo, gestado y lanzado tras una etapa dura en la vida de la artista y eso, sin dudas, se ha notado en la intensidad de sus letras y la introspección que experimenta al interpretarlos, viviendo cada uno de ellos con una altísima implicación emocional.
Emociones que compartió con un público entregadísimo que disfrutó del huracán de sensaciones que supone volver a verla en plena forma en los escenarios. Dos horas de concierto que dieron tanto para una impecable presentación de su último trabajo como para recorrer, como brisa, todos esos temas que ya forman parte de la banda sonora de la mayoría de los que estábamos allí.


Un público, femenino y en hermosa madurez en su mayoría, llegado en grupos de mujeres que, de alguna forma, reivindican también su necesidad de “que corra el aire”. Mucha sensibilidad en una voz que refleja cada vez más sus sentimientos y una puesta en escena tan impecable que incluso cuidó algo muy en desuso últimamente, como es el propio vestuario de los artistas, tan impecable en esta ocasión como el resto de los elementos que encontramos sobre el escenario.

Con una apertura que nos habría el alma hacia lo que estaba por venir, con el tema homónimo “Que corra el aire” y otros temas recientes, como “Miénteme al oído”, camino de convertirse en otro clásico lleno de Luz,  “Días prestados” o la maravillosa historia, contada por la propia artista, de "Lucas", que se te coge como un pellizco dentro, antes de temas como “Tanto ruido”, “La única verdad” o “Volver a comenzar”.


En la batería de ‘las de siempre’ no podían faltar por supuesto temas como “Piensa en mí”, “Besaré el suelo”, “Te dejé marchar” o “Entre mis recuerdos”, en los que el público coreaba bajito, como extremando el respeto a pesar de que la propia Luz Casal propició la participación del público en algunos estribillos y compartir historias tan rockeras como la de “Rufino”. Emotivos momentos, siempre intensos, como los dedicados a recordar la enormidad de un grupo tan significativo como Vainica Doble, antes de entonar, casi susurrante un tema tan imprescindible en su discografía como “Lo eres todo”, versión maravillosa de “Dame tu amor”, que llegamos a asimilar como suya.


Impresionante también verla salir a los bises de rojo sangre para regalar unos minutos más de su Luz y no dejar descontento a ningún fan, incluso sorprender con la magnífica interpretación de “Amores” dedicada a Mari Trini, cuya imagen coronó el escenario, bien flanqueado por una banda con músicos de la talla de Tino di Geraldo, Borja Montenegro, Jorge F. Ojea, Peter Oteo y José María Baldo, que supieron estar en el segundo plano que ocupan las bandas cuando acompañan a artistas tan enormes como Luz Casal, pero sin perder protagonismo y, para ello, la propia Luz los mencionó con cariño y agradecimiento al presentarlos.

Ahora sí, está claro que tardaremos en digerir todo el aire que dejó en una sola noche, con los recuerdos bien impresos en la retina, hasta la próxima vez que venga a llenarnos de Luz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario