You Am I, paladines del mejor aussie rock. - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, septiembre 23, 2019

You Am I, paladines del mejor aussie rock.

En su tierra, son poco menos que iconos. Colocaron en los 90 nada menos que tres discos consecutivos en el número uno de las listas australianas y han recibido un montonazo de premios ARIA. Han girado con Soundgarden, Sonic Youth, The Who o The Rolling Stones y para los aficionados al buen pop de guitarras, siguen siendo todavía una de las mejores bandas aún en activo en esas lides. Son You Am I y si no les conoces y quieres ver un directo realmente potente, ahora tienes la oportunidad porque están de gira por España. 


Algo debe tener el agua (o mejor,, la cerveza) australiana para desde los años 60 del pasado siglo hasta ahora haber mantenido a flote una tradición de rock melódico y poderoso que puede considerarse tiene marca de fábrica. Desde The Easybeats o The Master's Apprentices hasta la actualidad con Tame Impala o King Gizzard And The Lizzard Wizzard, hay toda una caterva de bandas, entre las que aquí sería pertinente citar a The Stems, Hoodoo Gurus o The Church, que han mostrado una especial querencia por las guitarras aguerridas y bien templadas, la melodía acompañada de nervio y las canciones infinitas.

Toda esa gran tradición es sin duda la suma de muchos elementos. Es difícil hallar una sola banda que los reúna todos, pero tengan por seguro que unos buenos candidatos serían You Am I. Desde su fundación en 1989, Tim Rogers y sus secuaces se han mantenido fieles a una forma de hacer maridar la melodía y el ruido, que ha acabado siendo un amalgama de sonidos clásicos más que bien ensamblado y perfeccionado a lo largo de sus ya más de diez álbumes.

No obstante, la verdad es que sus comienzos tuvieron más que ver con la explosión grunge que con los Who. Tras su formación en Sidney llegaron a llamar la atención del mismo Lee Ranaldo, de Sonic Youth y grabaron con él un EP, que sería la antesala de un primer disco, Sound As Ever, que pese a tender al rock alternativo ya cuenta con joyas permanentes de su repertorio, como la imprescindible Berlin Chair.

Fue con su segundo trabajo, The Hi-fi Way (1996) con el que se produjo el cambio: la atención hacia las melodías es plena desde el primer segundo del disco, que empieza a adentrarse en sonidos más relajados y concretos, con un sonido que les emparenta con bandas como por ejemplo, The Posies y les vale su primer número uno en las listas del país de los canguros, proeza que repetirán al año siguiente con un disco todavía más pop, que juega con la querencia por los sonidos que alumbraron Beatles, Kinks, Who, Hollies, Big Star, Rapsberries y un largo etcétera de maestros de las canciones multicolor.

Sigue la racha con el que quizá sea su disco más completo, titulado simplemente #4 Record (1998) en una especie de tributo a Alex Chilton y sus Big Star y que recupera un poco la vena roquera que tenían al principio, pese a que su canción estrella -y probablemente la más conocida de la banda- es una balada acústica llamada Heavy Heart.

A partir de ahí, las listas se les resistieron un poco, aunque los discos siguieron llegando, eso sí, más espaciados: Dress Me Slowly (2001), con el que estrenan nuevo guitarrista, les mantiene en el candelero gracias a canciones tan brillantes como Beautiful Girl, pero la fría recepción del siguiente, Deliverance (2002) hace que la banda caiga en un período en que priman los proyectos personales (Tim Rogers y sus Temperance Union), lo que no impide que vuelvan al estudio para grabar el enérgico Convicts (2006) y a partir de ahí, han continuado con discos que ni decepcionan ni abandonan la búsqueda de la canción y el sonido perfectos. Diletantes (2008) les mantiene en los charts australianos y así también lo hacen el más complejo You Am I (2010) o el rabioso Porridge & Hotsauce (2015), su último ofrecimiento de estudio, que grabaron nada menos que en los míticos Daptone Studios de New York.

Su nuevo trabajo es un directo titulado All Onboard (2019), que les captura ejerciendo su fuerte, que es subir al escenario a dar dosis generosas y desenfrenadas de guitarras distorsionadas sobrevolando melodías inmediatas. Cuentan con un cancionero infalible y saben defenderlo como fieras en unos directos realmente electrizantes, tal como han demostrado en otras ocasiones en nuestro país y como demostrarán en esta mini-gira por España que les llevará sólo a Madrid (El Sol, miércoles 25 de septiembre, entradas aquí)  y a València (sala Loco Club, jueves 26, entradas aquí) y que quien pueda no debería perderse, porque a buen seguro serán canela fina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario