En el concierto de Lady Gaga se lía parda y la solución es de traca.

Al final está generando más noticia todo el jaleo con las entradas del concierto de Madrid, que el espectáculo en sí. Os resumimos de que va el tema si no lo leísteis en su momento.

Resulta que, como las entradas para ver a la nueva diva del pop volaron cuál Dumbo cayendo del árbol (¿y esta referencia a mi infancia, a cuento de qué narices viene? voy a tener que volver a llamar a mi psicólogo... en fin), algunos espabilados quisieron hacerse de oro con esa práctica tan nuestra como es la reventa.

Aún a día de hoy me pregunto si el nombre viene dado porque se "re-venden" ilegalmente las entradas o porque con los precios que te cascan te "re-vientan" el bolsillo.

El caso es que, según la noticia, consiguieron robar parte del papel donde se imprimen las entradas oficiales con lo que, tan sólo al imprimirlas usando la misma tipografía que en ellas, engañaron a unas 400 personas que usaron el sistema de reventa para "re-comprar".

Como el papelito de marras estaba numerado y el aviso estaba dado, los de seguridad sólo tuvieron que comprobar que el número de la entrada coincidía con alguno de los robados para dejar fuera a varios cientos de personas. Una estafa similar, aunque a menor escala, ocurrió en los conciertos de Shakira en Madrid y Barcelona.

Iba a acabar diciendo que "lo barato sale caro" pero es que, en este caso, ni por esas...

Perooooooo, lo mejor está por llegar. Los organizadores y sobre todo las webs que se pormetían muy legales y fiables empezaron a recibir amenazas de los afectados y asociaciones de consumidores. "Se puede plantear una reclamación colectiva para pedir el importe de la entrada, los gastos (desplazamientos, hoteles o comidas) e incluso daños morales", según el portavoz de CECU, Antonio López. En total, calculan que se podrían reclamar hasta 4.000 euros. Aunque reciban el importe de la entrada y otra de regalo, los afectados podrían pedir una indemnización por los perjuicios.

De ese modo anunciaron que devolverán el dinero a los afectados y les regalarán entradas para ver a la cantante en París o Londres, o para otro evento en Madrid.

¡Ea! Solucionado.

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario