Thaïs Morell – Amstel Art Veles e Vents. València 08-09-19 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, septiembre 09, 2019

Thaïs Morell – Amstel Art Veles e Vents. València 08-09-19

Con el regreso de Thaïs Morell a València vuelve la cadencia de los ritmos afrobrasieleños salpicados de jazz. La frescura de “Seguro o tombo da Canoa”, tema que abriría la noche, las progresiones jazz por las que trepaban los músicos, la samba de “Passa, repassa”,... Dos trabajos publicados, “Cancioneira” (SedaJazz Records, 2011) y “Amaralina” (SedaJazz Records, 2015) y en mente su siguiente largo, ya para 2020. Durante el tiempo que Thaïs estuvo de vuelta en Curibita no se bajó de los escenarios y siguió trabajando en futuro pero también compartiendo sus composiciones con músicos como Érica Silva, Gabriela Bruel o Luis Rolim. Así que estos dos trabajos regresaban también a la ciudad del Turia tras volver de rodar en Brasil. Y aunque durante estas últimas semanas ha vuelto al Jimmy Glass o a compartir “Vestida de Kenté” con la SedaJazz Big Band, era esta cita en el Amstel Art Veles e Vents la que estábamos esperando para volverla a ver dirigiendo el timón a través de aires mediterráneo-brasileños. Una cola que esperaba fuera del recinto pocos minutos antes de que abrieran las puertas y la impaciencia de los presentes daba alguna pista de lo que sucedería dentro unos minutos después.

Un concierto junto al mar que Thaïs Morell (voz, guitarra, flauta) debía compartir con Ales Cesarini (bajo), Mariano Steimberg (batería), Latino Blanco (saxo) y Albert Palau (teclado), cuatro de los músicos que mejor han comprendido el proyecto de la brasileña y han sabido darle forma salpicándolo de Mediterráneo. La compositora se mostraba emocionada de tocar con este line-up de músicos, de volver a la ciudad y de notar que los presentes dejaban que sus pies se dieran a los sonidos de fiesta. Los temas interpretados cobrarían una intensidad mucho más visceral y se prolongarían entrando en diálogo con ellos mismos: los solos instrumentales que discurrían por líneas argumentales paralelas. Así es como al “Seguro o tombo da Canoa” se le sumó ese “Pife torto” con Thaïs a la flauta de bambú.

“Agora ou jamais”, “Cancioneira”, “Passa, repassa”, o “Mingbla” fueron las paradas que este viaje deparó en “Cancioneira” (2011), su primer trabajo editado. Temas que gran parte de los presentes tenía más que “trabajados” en concierto. Tanto que cuando Thaïs Morell pidió la participación del público con las palmas de Ghana para acompañar en “Mingbla”, muchos de los presentes ya sabían qué tenían que hacer y cómo. De “Amaralina” (2015) pasó con toda la alevosía posible por “Sambhaliji” o “Amaralina”, con Latino Blanco a la conga y con el “special guest” de Toni Belenguer al trombón. Y es que solo unos días antes había compartido escenario con él en la SedaJazz Band. “Vestida de Kenté”, dedicada a todas las mujeres presentes, cerraría su setlist con buena parte del público bailando y dejándose llevar por esos solos jazz con los que Albert Palau, Ales Cesarini y Latino Blanco terminaban de hacer brillar las canciones. Y cuando creíamos que solo uno de los músicos se quedaba sin solo en el concierto, Mariano Steimberg se marca el final del concierto a las baquetas.

Nuevas composiciones como los aires de samba de “Navega”, tema prácticamente engendrado en esta gira y que cobró forma gracias a sus compañeros Mariano Steimberg y Ales Cesarini. Esas “olas del mar” que iban y retornaban a la orilla meciendo a los presentes cual leit motiv de la noche. Una composición inspirada en la historia del explorador brasileño Amyr Klink. Los solos de Latino Blanco y Albert Palaul terminarían de compactar uno de los temas que formarán parte del próximo trabajo de Thaïs Morell.

Más novedades con “4 Cantos”, una de las composiciones más rock de su repertorio que por momentos permanece en el reggae y, en esta ocasión, brilló más aún con el solo de Ales Cesarini al bajo. La tríada de canciones nuevas se cerraría con “Camino”, un tema firmado por Leo Minax y David Aguilar que Thaïs Morell convirtió en suya de una forma orgánica: “… Yo misma soy el camino…” cantaría haciendo alusión a sus idas y venidas y sus mirada nómada. La única canción que interpreta en castellano y para la que recurrió al formato trío (batería, teclado, bajo y guitarra).

Si siempre es un gusto sentir cada canción en un concierto de Thaïs Morell, más aún si la acompañan estos músicos y sobre todo si todos disfrutan: tanto el público asistente como los músicos sobre el escenario. La sonrisa de Latino Blanco, por ejemplo, lo decía todo. Mucho respeto (cuando tocaba) en el público pero también ganas de bailar, de dejar que la samba les traspasara. Todavía quedan un par de citas más para poder disfrutar de Thaïs Morell antes de que regrese a Brasil.

 

 Thaïs Morell en concierto

Thaïs Morell en concierto

 Thaïs Morell: Ales Cesarini (bajo)

 Thaïs Morell: Latino Blanco (saxo, flauta, percusión)

 Thaïs Morell: Mariano Steimberg (batería)

Thaïs Morell: Albert Palau (teclado)

Próximos conciertos Thaïs Morell: 
12 Septiembre – Alcossebre (Taberna Pikapote)
13 Septiembre – València (Jimmy Glass Jazz)

Más info: 
https://www.facebook.com/ThaisMorellMusic/ 
https://www.facebook.com/amstelartvelesevents/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario