Bigote Chino: "Dile la verdad” (Lunar Discos, 2021)

 Con la tradición del mejor pop de siempre como referente, las melodías y la psicodelia de los murcianos Bigote Chino son la combinación perfecta para que hablemos de su EP de debut como uno de los más interesantes y adictivos de los publicados en los últimos meses. Sin entrar en detalles innecesarios, resumir cuatro canciones como cuatro soles en unas cuantas líneas solo tiene sentido si además se escuchan con la atención debida. Y si hace falta repetir, el placer se duplica.


¡Ay, los 60! Esa fuente de inspiración, base y norte de tantas bandas noveles y de toda la vida, que siguen apuntando su brújula al norte de la década prodigiosa (¿o esa era la de los 70?). A un tiempo perdido en la logística económica pero siempre presente en la política sonora de varias generaciones posteriores se sienten cercanos estilísticamente unos murcianos de aspecto normal, tal vez demasiado, que no saben ni quieren posar en las fotos y que hacen gala de un desaliño formal en sus composiciones con el que encandilan a todo aquel que se abra de orejas ante su primer EP. Titulado con una orden directa, “Dile la verdad” no es solo un vocativo cualquiera, sino el nombre de una canción que encierra la pócima de su sinceridad. Bigote Chino –antiguo alias familiar del cantante y guitarrista Alberto Charro- se estrenan con cuatro partes de un todo en el que hay también de todo, aunque siempre dentro de un orden.

Para no epatar demasiado, ellos se centran a la par que descentran al oyente con un par de temas de pop preciosista, casi orquestal en esencia por mucho que el vapor sonoro empañe un fondo mucho más calmado, entre los que se cuenta la tonada titular. Si Michael Brown, en aquella época mágica, hubiese decidido formar otra banda paralela a The Left Banke, solo habría necesitado que estos cuatro músicos vivieran en algún lugar de su Nueva York natal para haberse trasladado de tiempo y de paso mezclarse con los sonidos no autóctonos, que en realidad son los mismos. La psicodelia entendida como luz y guía; la melodía en buena lid con el ruido y la furia; el ambiente raga de “Noche de otoño 2”, como si viajaran en el tiempo y el espacio sin despeinarse ni perder comba. Todo eso y algo más, aceleración y distorsión inteligente por ejemplo, son “La negra” y “Listo”, donde el rock garagero contrae feliz matrimonio con la melodía. Lo dicho, una gente para quien la fachada es importante solo si no esconde ninguna mentira. Como para no escucharlos con atención.

Seguirle el rastro a una banda que en solo cuatro temas demuestra tener un nutrido y nutritivo fondo de armario, y unas cabezas además muy bien amuebladas, se torna más una devoción que una obligación. Aunque después de darle unas cuantas vueltas a estas canciones, uno ya duda de si en verdad no era algo parecido a esto lo que estaba necesitando el pop español sin que nadie lo supiera. Habrá que esperar, no obstante, a que la verdad relativa de la que hablan las susodichas sea la definitiva. O lo que es lo mismo, puede que estemos ante alguna que otra verdad absoluta. Palabra de Bigote Chino.

             

Escucha "Dile la verdad" aquí.

Más info:

https://www.facebook.com/pages/category/Musician-band/BIGOTE-CHINO-152806228808921/

https://lunardiscos.bandcamp.com/

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario