• Breves

    viernes, abril 27, 2012

    Michael Giacchino - Star Trek. Varése Sarabande, 2009.

    Michael Giacchino - Star Trek. 
    Varése Sarabande, 2009.

    El espacio, la última frontera. Estos son los viajes, (de sustancias dudosas), de los redactores estelares de Alquimia. Su misión: explorar nuevos y extraños mundos musicales, buscar nuevas formas de vida que emitan sonidos arreglados luego en la mesa de mezclas y nuevas civilizaciones de fans y "fanas" histéricos/as; llegar con audacia a donde ningún otro hombre, (o mujer), ha llegado a sufrir daños en los tímpanos anteriormente.

    Mi andadura en Alquimia comenzó hablando de un score de este compositor (aquí esos inicios), allá en la era de los dinosaurios alquímicos, (sí hombre, la era de su altísima majestad del inframundo, Ana y su segundo, el lord de lo tenebroso, Braceli).

    Iba siendo hora de retomarlo para hablar de otra de esas bandas sonoras actuales que sobresalen como si Lady Gaga fuese vestida de calle en uno de sus conciertos... o por la calle, ya puestos.

    Hace 3 años se quiso relanzar la franquicia de Star Trek con nueva sangre y nuevo enfoque. El resultado: una de las películas más entretenidas de los últimos años y una banda sonora muy buena, aventurera, vibrante y emotiva.

    Está claro que una saga cinematográfica tan longeva como esta ha tenido en su haber compositores de peso, como pueden ser James Horner con dos incursiones o, su máximo exponente, Jerry Goldsmith, con cinco de las 10 entregas que hubo estando él con vida. Fue además creador de una nueva y genial sintonía diferente a la de la serie.

    Sin embargo Giacchino no parece haber sudado ante la perspectiva de igualar o superar estas composiciones, pero admitió sentir la presión de la responsabilidad que ello implicaba. No obstante, no se desvía de su estilo personal en absoluto y consigue mantener ese toque especial perteneciente a la saga, creando algo nuevo pero a la vez reconocible como parte de un mismo universo.

    Así pues, disco que os recomiendo enterito. Básicamente se juega con dos temas centrales, con algún que otro añadido diferenciable:

    Main Title & Nailin' The Kelvin es un ejemplo de esos dos temas centrales. La primera viene a ser el tema central y música para "los buenos" y la segunda, la de "los malos".

    Labor Of Love es una pieza corta pero bastante emotiva, donde los instrumentos de cuerda y principalmente los violines, desatan todo su poder al servicio de tocar la fibra sensible.

    Enterprising Young Men es el tema central mucho más elaborado y extenso, lleno de energía. También encontramos variante del mismo, mucho más suave y sentimental, en Hella Bar Talk. O algo más melódico y corto con Back From Black.

    Nero Sighted es también un tema enérgico, con cierto toque de tensión y peligro, que viene a ser la pieza que identifica a los enemigos de la película. Otra variante del mismo la podemos encontrar en Nero Death Experience, acompañada de coros y un estilo más agónico.

    Nero Fiddles, Narada Burns juega con los coros para ofrecer una pieza parecida al tema central, pero mezclada a ratos con algún juego de notas de otros temas del disco.

    En That New Cat Smell crean un sonido melódico y sentimental nuevo para representar a Spock y, en general a la raza Vulcana. Todo esto mezclado con el tema central del disco.

    Al comienzo de los End Credits, se mantiene el tema central de la serie creada por Alexander Courage y luego se enlaza con los temas del disco.

    Poco más que añadir, excepto: vida larga y alquímicamente próspera.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves