Noticia

Concierto

Entrevista

Del pop

Reseñas

Agenda

Festival

CANCIONACAS: "Razzmatazz", Pulp

El single "Razzmatazz" fue la despedida de Pulp del sello independiente Gift Records, antes de comenzar su andadura hacia el éxito masivo en la multinacional Island. Fue una despedida por todo lo alto, una canción pop instantánea, un hit por derecho propio, que iniciaba esa tendencia del grupo a explicar la cotidianidad de una forma seca e hiriente. En este caso, se trataba de un single ajeno al álbum "His and hers" (Island, 1994), que saldría unos meses después y contaba, en la cara B de su versión vinilo, con una suerte de mini-opereta en tres partes sobre la vida de una chica llamada Susan, todo un anticipo de esas epopeyas tan clase media que estaban por llegar con discos como "Different class" (1995). En todo caso, "Razzmatazz" era una canción independiente a estas, una canción pop irresistiblemente bailable y con letra ácida a más no poder, con una moderna visión del amor despechado: "empezaste a engordar tres semanas después de dejarlo, ahora sales con un tipo que parece un mal comediante, ¿vas a salir o te vas a sentar en caja comiendo cajas y cajas de bombones?". Demoledor. 

La canción llego al número dos de las listas británicas una vez fue relanzada por Island tras el éxito de su disco "His and hers". Formó parte del inicio de una larga lista de éxitos y de canciones y discos enormes que harían de sus autores uno de los referentes claros de esa tradición de pop ultra-inglés que tiene como pilares a Kinks o Smiths y que ellos supieron llevar a su culmen. 



Madgarden Madrid

Llega a Madrid uno de esos festivales con un cartel que mezcla artistas internacionales de la calidad de ZAZ , Dire Straits o  Kakkmaddafakka que esperamos que sean festivales que llegan para quedarse décadas en nuestras agendas. Id apuntando las fechas!!



http://www.madgardenfestival.com/INICIO.html

Entrevista a Hidalgo: "Hemos dado un golpe encima de la mesa"

Los sevillanos Hidalgo, un apellido que podría ser cualquier otro, han grabado un segundo disco que está empezando a tener la repercusión que le faltó al primero. Antes hablaban de lunas, ahora de soles y constelaciones tan radiantes como sus canciones. Rabia, energía contenida y miras muy altas son los ingredientes básicos de una receta que no inventa la rueda pero sigue la senda abierta por otros expertos creadores de melodías urgentes. Además, incluyen una versión de The Church y se sienten capacitados para iniciar una carrera de largo recorrido. Razones más que suficientes para que quisiéramos saber más sobre ellos, y Carlos Hidalgo, voz y guitarra (ahora se entenderá mejor lo del nombre de la banda), nos amplió información sobre este fantástico 'El sol de Andrómeda'.

Hidalgo surge como muchas otras bandas del nuevo pop español. Tras un par de apariciones en recopilatorios, dais el salto con un trabajo como ‘La luna no está sola’ y empezáis a hacer algo de ruido. ¿Pasasteis por un proceso complicado hasta llegar a grabar esas canciones?

Bueno, sí, un poco, imagino que como otras bandas, vas dando vueltas hasta conseguir completar primero el grupo en sí y luego las canciones y el repertorio que le den forma. Grabamos dos o tres demos hasta llegar a ‘La luna no está sola’, más de once canciones. Algunas de ellas las incluimos en el primer disco.

Serían la puerta de entrada a una carrera propiamente dicha que se ve ahora ratificada en este ‘El sol de Andrómeda’, en el que el grupo suena mucho más seguro de sí mismo.

Estas canciones son más directas y contundentes, eso se ve reflejado en el disco. Hay un giro hacia “la luz”, con más fuerza, y esa mala leche te da cierta seguridad.

Canciones rabiosas, concisas y rápidas, porque el disco dura poco más de media hora y hay mucha información contenida en él.

Es cierto. El primer disco creaba atmósferas más oscuras y las canciones se hacían más largas (literalmente, duraban más). Esa contundencia en ‘El sol de Andrómeda’ no se ha buscado a propósito pero sí, en cierta forma nos lo pedía el cuerpo, la “rabia contenida” termina por explotar algún día.

Hay muchas más guitarras y mucho más contundentes. Y también se nota que le dais una tremenda importancia a los estribillos.

Bueno, no lo habíamos pensado, pero puede que sí, pero lo hacemos según nos va saliendo, porque hay canciones en las que les damos mucha importancia y están muy definidos, como ‘A pleno sol’ o ‘Mi colección’, pero también hay otras donde están más difusos, como ‘Lugar’, ‘Luna’ o ‘Un paseo por Andrómeda’ mismo.

¿En qué ha variado la producción de este disco respecto al anterior? En principio todo parece mucho más denso y trabajado.

Bueno, ‘El sol de Andrómeda’, a diferencia de ‘La luna no está sola’, está producido por José Luis Osuna (Lunar Discos). Teníamos claro que queríamos a alguien externo para que supervisara y diera su propia opinión de lo que estábamos grabando. Nos dio más tranquilidad a la hora de las mezclas y aunque hubo algunas diferencias, en general quedamos muy contentos.

Participasteis en un disco tributo a The Church más que interesante y ahora incluís ‘Perdidos’, una revisión de uno de sus mejores temas. ¿Fueron los australianos tan importantes en vuestra educación musical?

Gustavo, el batería, era el que más los conocía de todos, la verdad es que cuando nos propusieron participar en el recopilatorio revisamos un poco su discografía y vimos que tienen un sonido muy actual para ser un grupo de los noventa. Le dimos una vuelta de tuerca a ‘Perdidos’ y la pasamos al castellano. Incluirla en el disco masterizada de nuevo creemos que fue un acierto.

Claro que también está El Niño Gusano como referencia ineludible en una de las canciones.

Bueno, esa canción casi instrumental surgió un poco entre todos y fue el propio José Luis el que vio en ella un bonito homenaje a uno de sus grupos favoritos.

Si alguien no iniciado aún en vuestra música nos preguntara a qué suenan Hidalgo, ¿sería una buena respuesta decirle que a un punto de encuentro nada casual entre The Pixies y Sonic Youth?

La pregunta del millón. Es difícil definirnos incluso a nosotros mismos, precisamente porque hacemos la música que queremos, sin ataduras y sin complejos. Pixies y Sonic Youth nos gustan (incluso algunos de nosotros tuvimos la fortuna de verlos en directo), pero también otras muchas bandas como The National, Wilco, Flaming Lips,… además, cada miembro del grupo tiene sus propias preferencias.

Es cierto lo que se anuncia desde vuestra oficina de promoción. Vuestras canciones parecen inmediatas, pero no lo son tanto, sobre todo si prestamos atención a algunas letras.

Pues sí, es cierto. Aunque en ‘El sol de Andrómeda’ haya canciones más directas y contundentes, no renunciamos a una de nuestras señas de identidad desde ‘La luna no está sola’: Canciones crepusculares, de medios tiempos, como ‘A pleno sol’ o ‘Luna’, mantienen un poco la línea del disco anterior, con letras intimistas y un tanto surrealistas.

La última banda sevillana que nos pareciera realmente notable, dejando a Pony Bravo aparte, fue Zico, que parecen haber dejado su próxima grabación en stand by. Vosotros tenéis potencial y canciones para que la escena local salga de los círculos más locales y tenga proyección. ¿Cómo queréis afrontar ese paso que os podría llevar más allá en cuanto a repercusión?

Bueno, pues todos estaríamos encantados de dar ese salto, pero con cuidado de no darnos un batacazo. El tema de los conciertos es complicado, aunque parece que se va animando la cosa.

Que seáis un grupo con dos discos editados, al nivel en que hoy trasciende el trabajo de la mayoría de músicos, ¿os hace consideraros aún unos aprendices o ello implica que vuestra carrera debería empezar a despegar?

Estamos muy contentos de contar con dos discos, el primero autoeditado y el segundo con Lunar, y con mucha más repercusión. Pues lo que esperamos es eso mismo, tocar y “despegar”, pero con los pies en el suelo. Aunque sí es cierto que en la música uno está aprendiendo todos los días, eso sí, las “horas de vuelo” cuentan.

Empezáis a promocionar el disco a principios de verano, fecha propicia para la contratación en festivales y eventos de corte similar por toda la geografía española. ¿Creéis que podríais llegar a ser, y perdón por la expresión, lo que se llama “carne de festival”?

El circuito de festivales es complicado porque ya tienen cerradas desde hace tiempo a las bandas. Pero hemos de decir que estaremos actuando en el Nocturama de Sevilla el 30 de julio acompañando a The New Raemon. Esperemos que podamos estar en más festivales.

Finalmente, ¿cuáles son vuestras sensaciones respecto al futuro más inmediato, aparte de aquello tan necesario de seguir trabajando y haciendo canciones?

Nuestras sensaciones son que tenemos parte del camino recorrido, porque hemos llegado a tener con mucho trabajo y esfuerzo dos discos publicados, que se dice pronto, estando además todos muy contentos con el resultado. Creemos que con ‘El sol de Andrómeda’ hemos dado un golpe encima de la mesa y estamos dispuestos a tocar y presentarlo donde se pueda. ¿Y el futuro? Hay todavía mucha carne que cortar, la música es una droga que una vez que la pruebas engancha, y el que te diga lo contrario miente.


Más info:
https://hidalgo.bandcamp.com/album/la-luna-no-est-sola
https://es-es.facebook.com/pages/Hidalgo/286252594742518
https://twitter.com/grupo_hidalgo


Breves