Noticia

Concierto

Entrevista

Del pop

Reseñas

Agenda

Festival

Entrevista a GLAZZ: "Muchas de las diferencias con la cultura japonesa son nuestras carencias como sociedad"

Al pronunciar GLAZZ podemos acordarnos de algún cristal roto o una ventana con vistas a cualquier paisaje cercano. Al escuchar lo que ese nombre esconde tras su música descubrimos que el sonido nos aproxima a cualquier paraje mucho más remoto, donde la mezcla de sensaciones y referencias nos empaña la mente y el alma y redescubrimos el placer de dejarse llevar por unas canciones tituladas al azar y paridas con la improvisación y el instinto como únicos referentes. Los mimbres son fuertes y variados, y en la efectividad como músicos de Javier Ruibal Jr. en la batería (sí, el hijo del que todos están pensando), Daniel Escortell en el bajo y José Recacha en las guitarras reside la clave para que estas grabaciones, continuas en el tiempo y anárquicas en la memoria, lleguen al público que deben. Olvidémonos de etiquetas y liberémonos de prejuicios, con ellos las antenas deben estar siempre bien orientadas, en este caso hacia la cultura japonesa que protagoniza los arreglos y la atmósfera general de 'Take 3', el cierre de su última trilogía instrumental.

La propuesta de GLAZZ no se puede decir que se diversifica con este álbum, porque básicamente se trata de lo mismo, pero si tuviérais que definirlo, ¿cuál sería la diferencia básica entre este ‘Take 3’ y los dos anteriores de la serie?

Javi Ruibal: En realidad es 100% diferente ya que es 100% improvisado, como los anteriores ‘Take’. De todas formas si nos referimos al concepto sí es el mismo que en las otras dos entregas de esta loca trilogía. La diferencia es sin duda el lugar y momento, Japón y final de una gira de conciertos todos los días, esa locura e ilusión se pueden oír en el disco.

También hay más temas de una duración estándar. En ‘Take 2’, por ejemplo, la estructura era más conceptual.

Dani Escortell: Que ‘Take 2’ acabase siendo un disco conceptual fue algo que se decidió a la hora de dar nombres a los temas ya que, como los otros dos discos, lo primero que hicimos fue grabar los temas de manera improvisada, así que no existía concepto alguno como en ‘Cirquelectric’. Pensamos que sería interesante dividir el disco en actos aprovechando que lo habíamos grabado sobre las ruinas de un teatro romano.

Pensándolo bien, también hay un concepto en este disco, o mejor dicho una base, y creo que tiene bastante que ver con vuestra estancia en Japón para grabarlo y presentarlo en directo.

Dani Escortell: Hay tres temas: ‘Sugoi’, ‘Chatelet’ y ‘Yujo’, que dan continuidad al disco pero que en realidad son la misma sesión de quince minutos dividida en tres temas distintos. Estudiamos el desarrollo del tema y vimos que había leit motivs claramente diferenciados pero que todo tenía una misma sonoridad muy diferente a lo que encontramos en los demás cortes del disco.

Hay más de dos horas de material grabado y totalmente entregado a la improvisación si no me equivoco.

Dani Escortell: Hicimos dos tomas, la primera de más de ochenta minutos y una segunda de aproximadamente quince.

¿Qué tiene Japón para que acabaseis tan seducidos por su ambiente?

Javi  Ruibal: Nos encanta Japón , nos han tratado muy bien desde la primera vez que fuimos, yo en concreto he ido varias veces aparte de con Glazz y es un país que me llena. Su educación, su cultura, su respeto te hacen darte cuenta de cuánto tenemos que aprender de esa y de otras culturas. No todo, por supuesto, pero es un país con un nivel muy alto en general y quizás porque muchas de las diferencias son nuestras carencias como sociedad y su virtud como tal hacen que para mí sea muy llamativo.

Bueno, y también podría notarse algo de eso en los punteos de José Recacha. Las guitarras tienen como ese toque oriental, supongo que por aquello de que todo se pega.

Dani Escortell: Inevitablemente después de una semana viajando por el país todo se pega, desde lo tradicional hasta lo más sofisticado, y es algo que se puede palpar en todos los temas obtenidos de la primera toma (aquella de ochenta minutos). Para la segunda toma solo se dio la instrucción a Jose de que usase escalas orientales a ver dónde nos llevaban.

Os seguís basando en la improvisación y cuando os metéis en el estudio ni vosotros mismos sabéis lo que va a salir. Esa es la base del jazz, pero también de parte de la música progresiva, a la que parecéis acercaros ahora especialmente.

Dani Escortell: En realidad siempre hemos formado parte del rock progresivo, lo que ocurre es que es un género muy extenso y muchos de nuestros temas no remiten 100% a los grandes. No intentamos emular el sonido ni las ideas de nadie.

Es difícil resumir cada uno de vuestros discos con una palabra, pero ¿quizá esta podría ser vuestra grabación más funky?

Dani Escortell: Pues no lo habíamos pensado. pero por supuesto sonará a lo que el público diga.

‘Yujo’ no sé si será una palabra japonesa, pero sí es un claro referente al ‘Echoes’ de Pink Floyd, solo que con una parte final mucho más cercana al rock.

Dani Escortell: Significa “Amistad” y es posible eso que mencionas pues el ramalazo Pink Floyd siempre sale de una manera u otra cuando nos ponemos a improvisar.

Como devotos de la improvisación, cada directo de la banda debe ser una aventura, no solo para el público sino para vosotros mismos. ¿Nunca se sabe cuál será la siguiente nota?

Dani Escortell: Los directos se han vuelto muy divertidos con el tiempo. Solo hay un tema totalmente improvisado en cada repertorio pero eso no quita que el resto de temas no sufra
modificaciones sobre la marcha. Muchos han mutado ya tanto que no se parecen en casi nada a sus versiones de estudio. Siempre puede aparecer alguna idea nueva de manera espontánea.

Se diluyen los conceptos y es cierto que lo vuestro es pura contaminación entre
géneros limítrofes. Blues, psicodelia, jazz, y ahora aromas orientales…

Dani Escortell: Nos gusta decir que simplemente hacemos música y dejamos las etiquetas cuando hay que ponerse a buscar algún festival en el que encajar. Los tres hemos crecido escuchando todos esos tipos de músicas y en Glazz se puede encontrar mucha mezcla en cada canción, algo que en ningún momento fue premeditado, simplemente le damos a los temas lo que nos piden.

¿Es el final de una trilogía?

Javi Ruibal: De los ‘Take’ sí , de las ‘Jamming sessions’, tenemos alguna idea por ahí que si sale, será una continuación de esto pero mucho más a lo grande. Nos gustaría improvisar en algunos de los estudios más importantes del mundo. Una cosa tan viva como la improvisación y creación en el instante es difícil meterla en el cajón del olvido, sobre todo porque se disfruta
mucho.

Los tres sois músicos habituales en las giras de Javier Ruibal y además Nelo Escortell toca el bajo con los estupendos Furia Trinidad. Sin embargo, la puerta de GLAZZ siempre está abierta a nuevos proyectos y viajes sonoros. ¿Es el proyecto en el que los tres os sentís más libres?

Dani Escortell: Totalmente. La libertad creativa es una de nuestras máximas. No obstante, cuando nos llevamos una temporada cada uno por su lado, al volver a vernos siempre se ve cómo surgen ideas musicales nuevas. Glazz es donde confluyen todas nuestras inquietudes musicales y el medio a través del que mejor nos expresamos.

            

Más info:
https://es-es.facebook.com/glazzmusic/
http://www.arabiandrock.org/glazz.html
https://twitter.com/glazzmusic

Modelo T. Sala Olvido 15. 30/01/2016 Madrid.

Modelo T.  Sala Olvido 15. 30/01/2016 Madrid.

El pasado 30 de enero nos acercamos a cubrir un evento de un grupo que hace tributos, sabiendo de antemano que la polémica sobre el negocio que existe en este tipo de circuitos está muy presente en las grandes ciudades europeas. Pero decidimos este evento porque nos informamos de un caso bastante particular. Cuando llegamos a la sala fuimos testigos que esta banda no eran jovencitos que homenajean a sus ídolos sino un conjunto que en su día fueron reivindicadores de un llamamiento al crecimiento de la apertura cultural de la noche madrileña, que no lograron editar álbum y ahora encuentran la manera de disfrutar en el entorno de las noches en vivo, tan extinta en buena parte de creatividad en la última década, y no hay mejor instrumento para disfrutar muchas canciones conocidas que deleitarse con el grupo Modelo T.

Según sus propias fuentes nos informaron que el conjunto empezó su andadura en 1979 haciendo algunos temas propios de rock y blues. 

“Posteriormente incorporamos al grupo a Carlos Abad, que tocaba la guitarra pero enseguida le convencimos para que tocara los teclados porque queríamos hacer un pop con toques tecnos (era la época de Mecano, Golpes Bajos...) Compran un Korg MS10 y un POLI 800 creo recordar y también un Rhodes, en fin que esa época puede considerarse Tecno-Pop ochentero. Posteriormente hacia 1985, nuestros temas eran Pop clásico, digamos mas serios y con mas calidad, aunque eso es muy subjetivo. Habría muchas anecdotas en aquella época, concursos de radio, entrevistas con Jesús Ordovás y Julián Ruiz, o tocar en La Sala Zodiaco junto a Cristal Oscuro.
Nos gustaba llamarle pop de vanguardia, pues fusionábamos guitarras y ritmos funky, con sintetizadores tecno y voces muy melódicas, había influencias de grupos internacionales como Spandau Ballet, Supertramp, Génesis, Beatles y españoles como Golpes Bajos o La Mode."

Aquí podeis escuchar algunos de los temas compuestos:





Cabría hacer mención especial a Carlos Abad, teclista, que ahora ha hecho un paréntesis y no está en el grupo pero cantó dos canciones en la Sala Olvido-  ha estado con el grupo Danger grabando un disco y haciendo actuaciones.

Cuando en 1987 se deshace el grupo Modelo T, Carlos Abad se incorpora a Marshall Monroe y posteriormente a Danger,y ganan el concurso Villa de Madrid. El premio fue actuar en el Budokan de Tokyo nada menos con grupos como Europe o Bon Jovi, pero bueno eso es otra historia.

Recientemente se ha incorporado al grupo Carlos Gómez, que toca la guitarra y la armónica, lleva poco tiempo con nosotros pero se ha adaptado enseguida y nos da frescura.”
El escenario era muy propio, la sala olvido 15 (calle olvido 15, Madrid. Metro Usera) que se encontraba preparada con buena acústica e iluminación para un viaje al pasado, con un grupo nacido a finales de los años 70 y que puso su granito de arena a aquellos años tan bien condecorados en la actualidad.
Regresaron a los escenarios en 2007 tras dos décadas inactivos convertidos en un grupo que versionan temas de Rock y Pop clásicos, y pudimos valorar en directo a su fundador Antonio Marbán (guitarra y voces), Javier Rubio (bajo y voz solista), Víctor Bejerano (batería) y Carlos Gómez (guitarra y armónica) que interpretaron temas tan variados como Johnny B. Good de Chuck Berry de 1.958, y su tributo al de Saint Louis con Back In The USSR que en su día realizó The Beatles, o La Granje de ZZTop.

Tampoco faltaron temas clásicos en castellano como Maneras de Vivir de Leño, Escuela de Calor de Radio Futura o La Chica de Ayer de Nacha Pop con especial vinculación con el público asistente, así como El Pistolero de Los Pistones o un guiño al Rock Argentino de Moris con Sábado a la Noche.
Especial mención a temas como Blue Hotel de Cris Isaak y Going Back Home de Dr. Feelgood, así como escuchar el buen sonido de la armónica de Carlos Gómez en un año que con el regreso de los escenarios de 091 vuelve a tener un carácter emotivo.

De esta manera, acudimos a un buen concierto para recordar viejos temas que en pocas ocasiones tenemos oportunidad de escuchar en directo y para ayudar en ese cometido subió al escenario un dinosaurio del Heavy madrileño, Carlos Abad, componente del grupo Danger que llegó a tocar en su día en el “Budokan” de Tokio. Juventud, divino tesoro. Y este no era el lugar adecuado para una renovación musical, sino para la búsqueda de El Dorado.
 
Le preguntamos si recuperarían alguna vez sus antiguos temas para arriesgar introduciéndolos en el repertorio al menos un sistema de educar al público que asiste a este tipo de eventos y no caer en un abismo perpetuo nostálgico.

“Respecto a lo que me preguntas de los temas, pues esta etapa no la hemos planteado como diversión, primero divertirnos nosotros y por supuesto principalmente que la gente se lo pase bien, entonces hacemos canciones muy conocidas que enseguida conectan con el tipo de público que movemos. En esta nueva andadura, hemos retomado nuestra pasión por la música, con la única intención de divertirnos en el escenario y transmitirlo a nuestros seguidores, en su mayoría amigos. Ahora hacemos versiones de Rock y Pop de los años 70,80 ... Con una gran variedad de sonidos, que van desde el más clásico rock and roll de Chuck Berry o Beatles hasta sonidos tan distintos como The Police o Pink Floyd, y ahí está, por un lado la parte bonita y amena para el público, pero también la dificultad para adaptarse en un concierto a tipos de música tan variados”.


En estos últimos años estos han sido los lugares frecuentados: 

Silikona, The Banck, Lo Nuestro de Getafe, Revirock, La Siesta, Lady Soul, Sala Olvido15, Dublinia Irish Bar,
Sala Kimera, Jazzville
Fiestas:
Fin de Curso Colegio el Valle (Valdebernardo).
Fiestas de Moratalaz (2009)
Fiestas de Moratalaz (2010 Teloneros de NACHA POP)
Campamento Iglesia de Hortaleza.
Olmeda de la Cuesta - Cuenca (2010)
Fin de Curso Colegio Siglo XXI - Moratalaz
Bodas y Fiestas de cumpleaños.

Otros Eventos:
En Radio Nacional de España (RNE1), programa en directo “Abierto hasta las 2”

Formación actual:

Antonio Marbán: Guitarra y voces (fundador del grupo)
Victor Bejarano: Batería y voces
Carlos Gómez: Guitarra y armónica
Javier Rubio: Bajo y voz solista
















Perro, rabia y adrenalina en un bucle apremiante



El pasado viernes, los murcianos Perro, presentaron su segundo trabajo "Estudias, navajas" (Miel de Moscas, 2015) en la Sala 16 Toneladas. Su parada en Valencia dejó un directo caótico y arrollador; aplastando el acelerador, quemando ruedas, jugueteando con rabiosos vaivenes y sin usar el freno, nos condujeron en un bucle caótico y apremiante hacia un éxtasis frenético. 

Los valencianos Laverge, se encargaron de encender la mecha de una de las noches más incendiarias de la temporada. Una contundente y limpia entrega a través de una apisonadora perfectamente engrasada que nos arrojó a una tempestad sonora deslumbrante; a destacar la calidad de su sonido durante la actuación que repasó los cortes de su primer EP "Back To The Wild" y sacó a la luz, nuevas composiciones, todo ello bajo el respaldo de una puesta en escena impecable. Estimulantes propulsiones de stoner rock en en un viaje por carretera cargado de atmósfeas áridas y desérticas; una descarga eléctrica de altura la que nos dejaron Aitor Mateu (batería), Víctor Moya (voz, guitarra), Ignacio Aznar (bajo) y David Minton (guitarra). 


El fenómeno Perro sigue en constante crecimiento, así lo hemos podido ir comprobando en sus últimas visitas a la capital del Turia; bien cabe rememorar su paso por el Deleste Festival, ellos fueron los encargados de cerrar su primera jornada ofreciendo uno de sus directos más sugerentes. Su actitud irreverente deja de lado poses impostadas y se erige en una fórmula con un único resultado, que todos sus conciertos se conviertan en una fiesta. Un baile dislocado cantado a pleno pulmón a través de unas letras directas y singulares que, se convierten, por qué no, en himnos generacionales para sus fieles seguidores.

Guillermo (voz, bajo), Aarón (batería), Adrián (voz, bajo, guitarra) y Fran (batería), trituran su sonido en una batidora con ingredientes nutridos del punk, hardcore o math rock, entre otros, para sacar un buen jugo a la fuerza instrumental que les caracteriza. Agitan bien fuerte todo instrumento que se les ponga por delante con un continúo cambio de roles que, destapa la versatilidad que Perro prodiga. Su nuevo trabajo, es una buena muestra de ello, una nueva entrega que sigue la línea de su predecesor pero que avanza hacia una solidez en dónde se nota que el camino recorrido les ha servido para dar un nuevo salto, la evolución es palpable.

"Gran Ejemplo de Juventud" y "Viva el Porras", el pistoletazo de salida a un setlist que mostraría un reparto casi equitativo entre sus dos trabajos; las dos caras de la misma moneda o el antes y el después, vete tú a saber. Lo que sí podemos decir es que el primer disparo fue certero y efectivo: despegue coreado y ambiente caldeado. Con "Ediciones Reptiliano", las guitarras cogieron peso con esos acordes tan noventeros en una línea melódica marcada por un bajo, que prepondera más si cabe, en las nuevas composiciones. Guillermo no solo está más presente, también ha mutado arriba del escenario, con una pasmosa puesta en escena. Todo ello sazonado con la voz particular de Adrián y los coros pegadizos marca de la casa. En la misma senda sonaron cortes como "Catán", "Larry No Come" o "La Reina de Inglaterra", esta última, para no perder la costumbre, una de las canciones estrella de la noche. 

La base rítmica de Perro es un ejemplo de contundencia metódica con un efecto de enganche lisérgico esplendoroso. Dos baterías con una pegada de órdago que nos inyectan en vena una descarga adrenalínica; las mejores dosis nos las tomamos, con pogo incluido, en cortes como "Papi Papito Ñam Ñam","Cuñao, Cuñao, Cuñao" o "Droga Porro". "Azul Mayoría Absoluta", mostró un poco la cara crítica que ha dejado asomar la banda en "Estudias, Navajas", un corte que suena a subsuelo y salpica con dulzura irónica a cierta clase de gentes. Uno de los cortes más redondos del disco. 

Para la penúltima se guardaron “Olrait”, su primer single, que nos metió en un loop hipnótico con una estructura rociada de ritmos impulsivos y envolventes al más puro estilo math-rock que nos hace pensar en bandas como Betunizer. Para cerrar, como no, "Marlotina", el corte idóneo para resumir lo que suele pasar en un concierto de Perro, suciedad y desparpajo en tremendos setlists con un público más que entregado; masas fundidas en un baile extenuado marcado por el sudor, la locura y la rabia. Al fin y al cabo: Valencia es violencia, ¿No?

Más Info:


Miel de Moscas

Laverge











 Perro 







Breves