Conciertos
Entrevistas

Del pop...

Y al año, Lázaro resucitó.

Parece ayer y todavía es demasiado duro para asimilarlo, pero Bowie hace un año que no está. Un año en el que no ha dejado de ser reivindic...

Festivales
Agenda

Últimas publicaciones

Amaral concierto fin de gira Madrid 28/10/2017



Amaral anuncia el concierto fin de la gira Nocturnal, que tendrá lugar el sábado 28 de octubre en WiZink Center (antiguo Palacio de los Deportes).

El fin de la Gira Nocturnal llegará tras casi 50 conciertos y se celebrará con la grabación de un disco en directo. Según palabras de Eva Amaral y Juan Aguirre :

"Estamos muy contentos con el sonido de la banda, con la puesta en escena y con la buena acogida que ha tenido en todas las ciudades, y por eso hemos decidido que este es un concierto único que merece ser grabado. Nos hace mucha ilusión que se pueda percibir la energía delpúblico que nos ha acompañado y contagiado concierto a concierto".

Las entradas para el concierto se pondrán a la venta el viernes 3 de marzo a las 9.00 de la mañana (hora peninsular española).

Los 300 inician gira en Madrid (Sala Juglar) 24/02/2017

 


Los 300, el trío granadino formado por Manuel Collados, Zeke Olmo y Jimi García, también miembros de Eskorzo, continúan presentando el elegante “The Fighting Kangaroo”, 13 golpes canallas a la música latina, al swing y al estandarizado jazz funk, uno de los discos del año. Tras la gran acogida en las 3 primeras fechas de la gira, Málaga, Teruel y Barcelona, el combo granadino presenta su nuevo disco en Madrid, será el próximo Viernes 24 de Febrero en la Sala Juglar. No te pierdas a una de las bandas más auténticas y con más clase del panorama Nacional. 

The Fighting Kangaroo - Tour 2017 
Próximas Actuaciones 

Viernes 24 de Febrero · MADRID · Sala Juglar 21h. 
Jueves 23 de Marzo · ALMENDRALEJO (BAD) · Salón de Teatres 21h. 
Viernes 24 de Marzo · SEVILLA · Sala La Calle 21h. 
Sábado 25 de Marzo · GRANADA · Sala Plantabaja 22h. 

Entrada con el Nuevo CD de Regalo Tras su sorprendente primer album “The Monkey Howler Times”, con el cual irrumpieron en la escena de la música negra, el jazz y el movimiento tropical, pasando por festivales como Weekend Beach, Imagina Funk o Sonidos Líquidos, llamaron la atención de los espectadores por su auténtica forma de tocar a base de loops orgánicos, sonando en escena como si fueran trescientos músicos, de ahí su nombre de pila. Ahora, Los 300, regresan con “The Fighting Kangaroo”, un disco más festivo y maduro, compuesto por 13 ganchos musicales cada cual con su intensidad que dejarán KO al oyente.

Red Beard anuncia nuevas fechas de Gira de "All or Nothing"



Red Beard, el grupo que lidera Jaime Jiménez, estrena su tercer álbum que lleva por título All or Nothing’. La formación grancanaria endurece el sonido alrededor del country y western que les ha acompañado desde sus inicios, con un trabajo que se acerca más al rock que los dos anteriores, fruto de la incorporación de un batería. Nobody’s Gonna Bring me Down I y II marcaron una primera etapa de notable actividad en la historia de Red Beard. Tras una intensa itinerancia nacional durante 2015 y 2016, ahora llega el turno de dar a conocer el tercer álbum, All or Nothin’.

FECHAS

02 Marzo - Sala El Sol - Madrid
03 Marzo - Hell Dorado - Vitoria
04 Marzo - Sala Acapulco - Gijón
05 Marzo - Satelite T. - Bilbao
10 Marzo - Los Isleños Heritage & Cultural Society - St. Bernard, LA (USA)
27 Abril - Hi-Tones San Antonio, TX (USA)
28 Abril - Yerberia Cultura - McAllen, TX (USA)
29 Abril - The Hop Shop - Harlingen, TX (USA)
30 Abril - Hard Luck Lounge - Austin, TX (USA)
30 Abril - TBA (to be Announced) - San Antonio, TX (USA)
04 Mayo - Solace - Alice, TX (USA)
05 Mayo - Back Porch Bar - Port Aransas, TX (USA)
06 Mayo - Fulton Beach Bar - Rock Port, TX (USA)
26 Mayo - Espacio Caja Canarias - Tenerife
31 Mayo - Los Conciertos de Radio 3 - Madrid

Este nuevo trabajo es un concepto que no se desvía en exceso del surco labrado con los discos anteriores, aunque las diferencias, que las hay, afloran en una primera escucha. La incorporación de la batería le otorga una robustez que se antojaba necesaria en los temas primarios de Red Beard. Siguen estando presente los ecos de Johnny Cash y de Ennio Morricone, y por supuesto The Allman Brothers Band y todo lo que fluye en ese amplio campo llamado Americana music, al que llegaron para quedarse. “Teníamos claro que en este álbum tenía que haber cosas de los discos anteriores, algo de western, y de country, aunque nos hemos lanzado más hacia el rock sureño e incluso hacia el rock  más clásico, como puede percibirse en el tema Something Real”, explica Jaime Jiménez. Con el nuevo año, Red Beard llevará su propuesta a distintas ciudades de nuestro país, además de dar el salto internacional, visitando Estados Unidos y Europa.

El post-punk sin melancolías de Mourn vuelve a Valencia

Mourn presentará sobre el escenario de la sala Wah Wah de Valencia “Ha, ha, he”. 

Será el próximo viernes 24 de febrero a partir de las 22.30h. Una de esas citas que, no por rutilantes o esperadas, quedó marcada en nuestra agenda cuando los compañeros de AndSons Producciones comenzaron a dar promo al concierto. Mourn y la bofetada de honestidad post-punk junto a la experimentación ambiental de los locales Tercer Sol. Interesante cartel para el que podéis adquirir de forma anticipada a través de Notikumi y Movingtickets por 8 € (11 € en taquilla). 

Da gusto ver cómo las bandas van amasando y asentando los terrenos sobre los que maceran sus temas. Da gusto escuchar que el segundo trabajo de Mourn, esa carcajada a lo William Blake, no se ha quedado a la sombra de su refrescante y homónimo debut. Quizás sea por la querencia noventera que tenemos, por ese ramalazo riot que hay detrás de Carla Pérez (voz, guitarra), Jazz Rodríguez (voz, guitarra) y Leia Rodríguez (bajo), con permiso de Antonio Postius a la batería, claro, o porque simplemente “Ha, ha, he” deja ver esa evolución a base de bolos que hay en sus composiciones. Un segundo disco a base de incisiones sin anestesia en el que temas como “Howard”, “I am a chicken” o “President Bullshit” acaban por revitalizar esa alargada sombra que siempre planea sobre la banda: ¿es necesario seguir avivando los ecos del legado rock de los noventa?. Permitid que respondamos con otra pregunta: ¿y por qué no? 

Mourn no se limitan a revisitar a formaciones post-punk o a pasearse entre los entresijos más ácidos de guitarras amables o actitudes impostadas. No lo necesitan. No son los chicos molones que forman una banda sin más, sino que tienen contenido para trabajar y unas señas de identidad bastante sólidas. Algo complicado de encontrar en la escena actual. Pero para ello no solo han visto cómo de repente tanto prensa como público les dedicaban sus mejores palabras, sino que con un segundo disco ya se han enfrentado a su discográfica. Más de una de las canciones de “Ha, ha, he” bien podrían arremeterla contra más de un directivo… 

Menos “facilones” que con “Mourn” (más giros compositivos en los temas) y quizás faltos de ese punch que siempre regalan los estribillos de digestión liviana. Pero nada de eso empequeñece “Ha, ha, he”, al contrario. En esa evolución, la brillantez de “Flee” (el tema instrumental que prende la llama de sus 12 disparos) nos devuelve a la orgía de cuerdas y batería al más puro estilo de Sleater-Kinney (imposible no imaginarnos a Janet Weiss observando de cerca a Antonio Postius). Ese mantra llevado al extremo en “Storyteller” (con una de las mejores bases rítmicas del trabajo, salpicado por pasajes jazz), o la oscuridad de “The Unexpected”, bajando las revoluciones hasta estallar en combustión interna. La aparente madurez escénica que destilan en cada uno de sus directos también ha ido modelándose en cada concierto, a base de sus devastadores y enérgicos cortes. Y nada de aburrirse: canciones de menos de 3 minutos que no necesitan regodearse en la complacencia compositiva a la que estamos más que acostumbrados. 

Tercer Sol serán los encargados de abrir la noche en la sala Wah Wah este viernes. Novedades en su formación: Adrián Polo (bajo), Alejandro Fernández (guitarra y voz), Miguel Molina (teclados) y Raúl Pérez (batería) ahondan en un proyecto de cariz experimental y en el que dan rienda suelta a ese rock de corte oscuro ramificado en la electrónica. La oportunidad para dejar que ese Tercer Sol eclipse la noche con las nuevas composiciones que formarán parte de su próximo trabajo. 

“Irrational Friend” es uno de los trallazos que azotan “Ha, Ha, He”. Prácticamente 1 minuto y medio de baño en sonidos noventeros que nos vuelve a enganchar a la cuidada propuesta emprendida por Mourn. Y nos quedamos con ese “you claimed so loud after such a laughter” llevado al límite.

   
Mourn: Irrational Friend (Dir. Roger Guàrdia) 


Próximos conciertos Mourn: 
24 Febrero – Valencia (Sala Wah Wah)
25 Febrero – Barcelona (Sala Bikini)

Más info:
https://www.facebook.com/ohmourn/ 
https://tercersol.bandcamp.com/ 
http://www.wahwahclub.es/inicio 
https://www.notikumi.com/2017/2/24/concierto-de-mourn-en-valencia?utm_source=shortLink&utm_medium=socialExt&utm_campaign=short%2Blink%2Bexternos 
https://movingtickets.com/entradas-mourn-en-concierto-en-valencia/

Depedro en Industrial Copera (Granada) 18/02/2017



Llegó como “El Pasajero”, en una noche donde era difícil elegir dónde ir en Granada, por lo mucho y lo bueno de la siempre bien nutrida oferta musical de esta ciudad. Pero llegó respaldado por un discazo, su último trabajo, y toda una carrera musical que, como un viaje, emprendió hace ya más de veintidós años, con La vacazul para seguir, siempre por la senda del éxito, trabajando con Amparanoia, Los Coronas y finalmente Calexico.

Pero su viaje, ese en el que él debía ser el pasajero protagonista, era sin dudas su proyecto personal, Depedro, un “alter ego” a medida con el que Jairo Zavala se siente a gusto para dar rienda suelta a todo el potencial creativo que le desborda. Compositor brillante, cantante talentoso y sobre todo “un hombre bueno”, características que son imprescindibles, junto a la humildad que destila cuando se dirige al público, para alcanzar el éxito.


Un éxito que no es sólo nacional, sino que le avala por todos los países (que no son pocos) donde edita sus discos y si bien, los de habla hispana le tienen especial cariño, el resto no se quedan a la zaga a la hora de rendirse a la evidencia. Depedro es uno de los mejores artistas nacionales de la actualidad musical, uno de los más completos y quizás el que más potencial creativo está exhibiendo en estos momentos.

“El pasajero” es un disco que viene a corroborar la admiración que muchos sentimos hacia él, un disco que atraviesa fronteras humanas y terrestres, que toca la patata, vamos. El sábado, en Industrial Copera, con una producción impecable, apuesta personal de una sala que ha sabido reinventarse y sacar el máximo provecho a lo que tiene, se presentó con una fuerza ciclogenética. Sin medias tintas.


Antes que él, dignos teloneros de lo que se nos venía después, los granadinos SUE caldearon el ambiente a base de ese rock hecho a conciencia, por buenos músicos y con buenas canciones. Es, sin dudas, una de mis debilidades personales en cuanto a música local, no sólo por la enorme calidad de sus intérpretes, sino por su capacidad y perseverancia en un panorama que no siempre sabe apreciar y agradecer lo que tiene en la ciudad. Directos, impecables y con un gran sonido que les hizo lucirse especialmente, SUE fueron el prólogo perfecto de la noche.

Podríamos decir que Depedro, sin hacer apenas esperar al público, cada vez más nutrido en la Copera, se lanzó al escenario y lo hizo, con uno de sus grandes temas, si es que pudiéramos decir que alguno no lo sea. Primeros acordes de “Como el viento” y una exclamación colectiva, un “ohhhhh” que se repetiría con constancia en muchas ocasiones según Jairo Zavala iba presentando temas. A partir de ahí, una carta a los reyes magos atendida de principio a fin, dudo que alguno de los presentes se quedase con ganas de escuchar el que considere su tema favorito.


Un repaso a todos sus trabajos, sin excepción, con “¿Hay algo ahí?”, “Nubes de papel”, “Hombre bueno” (uno de mis favoritos), vuelta al último disco con “D.F.”, tema en el que introdujo un final ‘a la veracruzana’, “Tu mediodía”, “Diciembre” (otro de mis preferidos) y llegados a ese punto todo el mundo tenía claro que la noche no podía ser más apoteósica. Con un público que cantó, bailó y se emocionó a partes iguales con su capacidad de comunicarse con los presentes, sus anécdotas, sus pequeños olvidos en “La memoria”, su viaje por la “Panamericana” y “Ser valiente” para terminar, o hacer como se termina, con su emocionante versión de “Llorona” que a más de uno le hizo saltar las lágrimas.

Una salida del escenario musicalizada, dejando al público cantando el último estribillo para reclamar su vuelta a escena, esta vez él sólo con su acústica, para dejarnos dos temas cantados con suavidad y cercanía, uno de ellos “Miguelito”, utilizado para dar entrada al resto de músicos y esta vez ya sí, el final tenía que llegar en un momento u otro y tenía que estar a la altura del mejor concierto que he visto en la ciudad en lo que va de año. Antes de irse, un alegato, una petición, para que se dejen entrar niños en las salas (eso también me tocó mucho la patata). Y así, entre la emoción general y las ganas de no-irse, sonaban “Casa de sal” y “Comanche”, a modo de despedida, o de hasta luego. Quién sabe. Ojalá sea lo segundo y le veamos pronto, de nuevo, en Granada.

Crónica y fotos: María Villa


Lanuca: "Tibia turbia" (Infinito, Discos, 2017)



La trilogía anatómica de Lanuca se cierra con "Tibia turbia" (Infinito Discos, 2017), un marcado brinco en la corta pero fértil carrera de la artista valenciana Ángela Bonet. Los parámetros creativos medran en un abismal campo que mantiene el magnetismo a la vez que se expande e imbrica en sugerentes capas terrenales y espaciales. 

La senda introspectiva que Lanuca abordó desde "Pómulo" viene siendo una suerte emocional y fascinante; experimentada en la exploración sensorial con la sapiencia sobreexpuesta en un excelso ejercicio estético que enaltece a partes iguales valores como la belleza, el amor, el orden natural de las cosas y la humanidad. Nos adentra en un cosmos universal que capta la sutileza y la sensibilidad en maravillosas instantáneas; imaginería esculpida a golpe de surcos incandescentes a través de una instrumentación y voz que transcurren entre la delicadeza y el punto de sutura depositando un poso visceral que sedimenta en deliciosas atmósferas. "Tibia turbia" es otra escapada vital de fina estampa que vaporiza en una tercera entrega que persiste en la pequeña pero intensa dimensión de un formato con siete cortes redondos, complementados en una estratosfera hipnótica y engarzados en el preciosista diseño de Laura Pallardó


La composición de las canciones queda perfectamente nutrida con el acompañamiento de guitarra de Manolo Bertrán; una comunión nada casual que nos resulta imperiosa dada su amplia gama de matices que gana enteros en la producción final. El suculento plantel de músicos que irrigan la vastedad del océano musical de Lanuca cuenta con la sobrada experiencia de Dani Cardona en la producción y la percusión, los sintes de Ana Santos (Ártico) y el cello de Vanessa Juan (Galavera). La voz de Ángela torna en una explosiva gradación hacia la madurez a través de un hendido juego entre registros que van desde el fino terciopelo a la tenebrosa turbación. Refulgentes destellos arrojan en "Es por amor" a ese estado volátil en el que planeamos henchidos y rugimos con fuerza sentimientos universales. 

"Tibia turba" es un camino práctico hacia la vida; los pasos certeros, inquietos y polvorientos marcados con ritmo cadencioso y latente en "Pétalos de abismo", una bella postal de final de verano con la versión de "Mirando al mar" de Jorge Sepúlveda, lo fronterizo y el aire del folclore de "Besos tormenta", la urgente intensidad de "Mi revólver" y la delicadeza instrumental de la espléndida "BBB". El cierre con la canción que da título al disco nos coge de la mano para caer en un efecto de mantra vigorizante. 

Un trabajo que seduce, respira, muerde y estremece. Lanuca erige una vez más el perfecto refugio imaginario estampado en extensos paisajes fronterizos que transcurren en una línea continua y sinuosa; los suaves susurros, la línea hipnótica de la composición y una inabarcable sutilidad consiguen sumirnos en pasajes calmados que acunan de forma insólita la fragilidad humana. 

"Tibia turbia" se presentará el próximo viernes 10 de marzo en Sala Russafa. Entradas aquí.

Fotografía Ángela Bonet: Verónica Francés

Más Info:

Palmera Smith y Gonzalo Eizaga (McEnroe) - Deluxe Pop Club. Valencia, 18/2/17


Palmera Smith (Ricardo Lezón, de McEnroe y Viento Smith) visitó Valencia junto a Gonzalo Eizaga para ofrecer un directo acústico que repasó una vez más los hitos emocionales de su discografía.


 
Aunque un análisis superficial y primerizo puede marcar cierta sobreexposición (aun queda muy reciente en la memoria “Lluvia y truenos” en Rock City), bien es cierto que, horas después y con la cabeza más clara, cabe separar propuestas y marcar las fronteras entre lo que supone el concierto del sábado en contraposición con las distintas personalidades o entes musicales que hemos podido disfrutar últimamente. 

Palmera Smith es un alter ego de Ricardo Lezón que, sobre un escenario y acompañado de la guitarra imprescindible de Gonzalo Eizaga, se torna en trasunto de McEnroe y la destilación de las esencias de la banda en formato acústico. No es necesario pedir más cuando las canciones exudan todo el halo emocional que el público recoge como si fuera suyo, en una de esas comuniones entre el que cuenta historias y el que las siente a las que nos tiene acostumbrados Ricardo Lezón. Un repaso sobrio y sincero de unos temas a los que se añadieron los “Campos Magnéticos” de Viento Smith en una interpretación minimalista con Eizaga a los teclados. 


En noches como esta no cabe la improvisación o las vueltas de tuerca a unas composiciones tan bien asentadas en la memoria de todos; se impone el compartir una vez más, como si de un grupo de amigos bien avenidos se tratase, unas historias rodeadas de desamor y melancolía con el marco siempre fijo del mar o de una calle ya impregnada en la biografía. 

No estuvo “Malasombra”, como alguien del público se empeñó en colar en el set list, pero sí “Mi Vietnam”, “Rugen las flores”, “Tormentas” o la deliciosa “Un rayo de luz”. Cada uno de los presentes podrá elegir la canción imprescindible en este compendio, pero lo que está más que claro y definido es la posición destacada que ocupan siempre “Las mareas” o “La Palma” en el repertorio. Momentos en los que la emoción sobrevuela cualquier sala de conciertos y que agarrotan gargantas en un silencio respetuoso solo quebrado por alguna voz más que rota inmersa en ese preciso instante. 

Si hay algo marcado en el universo McEnroe, e intrínsicamente adoptado como acontecimiento regular y esperado, es la aportación en las voces femeninas en algunas composiciones que ya rozan más si cabe sensibilidades. En esta ocasión le tocó el turno a Soledad Vélez, una de las voces más personales de nuestro panorama (recibida con bastante alegría por el público, lo que indica el momento dulce vivido por la chilena), para desgranar “Islandia” con unas tonalidades que rompieron todos los moldes e hicieron suyo uno de los temas más antiguos de la banda vasca. 

En definitiva, reunión de amigos, noche para no sorprender pero sí deleitar y afilar emociones una vez más. Las distintas personalidades de ese gran hombre se encontraron en algún recóndito lugar al que, aunque todavía no somos capaces de poner nombre, podemos acogernos sin temor a lo que pueda venir.

Texto: Susana Godoy
Fotografías: María Carbonell


FOTOGRAFÍAS DE PALMERA SMITH




















Analizamos el cartel (hasta el momento) del Vida Festival 2017


Analizamos el cartel de Vida Festival 2017


 

A falta de la última fiesta de presentación que tendrá lugar el próximo jueves 17 de febrero en la Antigua Fábrica de Estrella Damm con las actuaciones de Zulu Zulu y Pavvla, aquí tenemos el cartel de la edición 2017 del Vida Festival y os contamos algunos detalles de las bandas anunciadas:

Phoenix 

El retorno de los franceses Phoenix, aunque aun revestido de cierto aura de misterio, ya es un hecho. Tras dos años de relativo silencio (su último trabajo publicado, “Bankrupt!”, data del 2013), los galos dieron indicios de su vuelta a la actividad gracias a una críptica imagen en redes sociales que daba pie a especulaciones sobre un nuevo trabajo. Al día siguiente se anunciaba su inclusión en el line-up del Bilbao BBK Live y, esa misma tarde, en la segunda fiesta de presentación del Vida Festival 2017, su nombre entraba a formar parte del cartel del festival de Vilanova i la Geltrú. 

Claro ejemplo del triunfo de grupos europeos con hechuras de indie de gusto norteamericano, los franceses tuvieron su punto álgido de popularidad en 2009 con la promoción de su cuarto disco, “Wolfgang Amadeus Phoenix”, convirtiéndose en uno de los grupos más populares del país vecino en el resto del mundo. La combinación indie-rock-dance con pinceladas de new wave, más letras en inglés, suele asegurar puestos de privilegio en las listas de venta y un buen lugar en los festivales veraniegos.


Guadalupe Plata 

El exquisito cuidado con el que se seleccionan los nombres nacionales del cartel del Vida tiene este año a Guadalupe Plata como uno de sus máximos exponentes hasta el momento. Los de Úbeda teñirán de rojo las horas nocturnas a base de ese blues polvoriento y minimalista, de intensidades perfiladas a base de guitarras y surrealismo lírico, que les ha llevado al triunfo entre la crítica y el público inquieto. Inmersos actualmente en la grabación de su próximo trabajo en La Mina, con título imaginamos que homónimo, es de esperar que podamos disfrutar de sus nuevos temas en uno de los escenarios de La Masía. 

Joan Miquel Oliver 

El mallorquín, concluida ya la gira de “Pegasus” ( su tercer trabajo en solitario y el primero tras la disolución de Antònia Font) se presenta en el cartel del Vida Festival con la esperanza (la nuestra claro), de adelantar nuevas canciones para un probable nuevo disco. 

Esperamos que su producción literaria (este año ha publicado la novela “El misterio del amor”) le deje tiempo para paliar el hueco que dejó su banda de origen entre todos los que le seguían de uno u otro modo. 

The Flaming Lips 

La banda de Wayne Coyne ha sido el primer cabeza de cartel anunciado en la edición de este año; todo ello tras una efectiva estrategia consistente en posicionar un autobús con su nombre por las calles de Madrid, desvelándose el misterio tras la aparición del vehículo a las puertas de la Antigua Fábrica de Cervezas Damm, buque insignia de las fiestas de presentación del festival. 

Los de Oklahoma, con el norte algo perdido en los últimos años, esperan recuperar la senda de ese pop psicódelico con grandes dosis de locura que les hizo destacar ante todo con sus dos obras cumbre (“The Soft Bulletin” y “Yoshimi Battles The Pink Robots”) gracias al lanzamiento del que será nada menos que su decimoquinto álbum, “Oczy Mlody”. Presentación por todo lo alto de una banda con más de 30 años de carrera a sus espaldas y uno de esos conciertos que prometen, al menos, grandes dosis de excentricidad y espectáculo. 

Real Estate 

Por si a pocas horas de terminar un festival aun hubiera gente con dudas sobre asistir a la siguiente edición, el anuncio de uno de los nombres más destacables no puede hacer más que inclinar la balanza hacia un sí rotundo. Real Estate, caros de ver en nuestro país y una de esas bandas que no pararemos de recomendar desde estas líneas, son uno de los estandartes del lo-fi pop de melodías totalmente subyugantes, formada por miembros de Ducktails y Titus Andronicus. 

Con tres largos editados hasta la fecha (incluidos los sobresalientes “Atlas” y “Days”) y a la espera de ese inminente cuarto disco que no puede más que confirmarles en su sobresaliente estela, se postulan como uno de los verdaderos cabezas de cartel del Vida Festival. 

La Casa Azul 

El proyecto de Guille Milkyway, tras una temporada de silencio, vuelve con fuerza tras el lanzamiento de “Podría ser peor”, single de la mano de Elefant Records que constituye la promesa de un nuevo album que podría estar disponible a lo largo de este año. 

Tras una gran presencia mediática y en festivales y salas de todo el país, es presumible que el exitoso aprovechamiento del adn musical del barcelonés (que repite la fórmula de pop luminoso y hedonista con marcadas influencias de la música disco y electropop), le pueda otorgar de nuevo un éxito más que merecido para convertirse de nuevo en esa canción imprescindible que no debe faltar en cualquier playlist o fin de fiesta que se precie. La Casa Azul formó, además, la pareja de confirmaciones (junto a Real Estate) que se anunciaron durante la jornada del sábado del Vida Festival del pasado año. 

Dr. Dog 

Otro de los nombres destacables y que otorgan distinción al cartel de Vida es el de los norteamericanos Dr. Dog, con un último trabajo de reciente lanzamiento, “Abandoned Mansion”, que estrenarán en nuestras tierras a buen seguro acompañado de un buen repaso al resto de su ya larga discografía. Con la ética del “do it yourself” bien presente (“Toothbrush”, su primer disco, fue autoeditado), Dr. Dog caminan lejos de tendencias y modas y se aposentan en un sonido retro que bebe de la psicodelia de los 60 con una base lo-fi tanto en el sonido como en la grabación de sus canciones. 

Fleet Foxes 

Fleet Foxes constituyen , sin duda, un gran acierto de cara al perfil de público del Vida Festival. En cierto modo inclasificables, a medio camino entre el country, la americana y el fol de armonías vocales preciosistas y embriagadoras, rompieron varios años de silencio con la publicación en redes de la imagen de una erupción volcánica. Nuevo disco, supusimos todos, y es que la espera desde la publicación de su segundo disco, “Helplessness Blues”, ha sido larga, y las ganas de confirmar su estatus mediante un tercer disco, así como las expectativas, son altas, muy altas. 

A modo personal, el concierto en el Primavera Sound del 2011 confirmó que tienen los elementos precisos para convertirse en una banda de cabecera que aglutine a numerosos sibaritas de los sonidos más americanos y de las voces con categoría de ensueño. 

Warpaint 

Y llega la “cuota femenina” tan discutida pero necesaria siempre, de la mano de una de las bandas revelación de los últimos años. Su trabajo homónimo del 2014, “Warpaint”, rompió barreras y les otorgó el reconocimiento masivo gracias a esas atmósferas densas y oscuras que les acercan al rock más experimental y progresivo. La acuciante urgencia de temas como “Love is to die” puede acusar en los primeros momentos de cierta falta de pegada que se disipa rápidamente; la acostumbrada rocosidad de las guitarras se sustituye aquí por una base rítmica lánguida y adictiva que eleva sus canciones a una mayúscula categoría. Quizá por haber asumido ya su sonido, la llegada de “New Song”, primer single de “Heads Up”, sorprendió a propios y extraños; a nosotras, agradablemente, a otros parece que no tanto. El Vida Festival será la ocasión propicia para testear su último trabajo en la prueba irrefutable del directo. 

Rosalía & Raül Refree 

Raül Refree repite presencia en los escenarios de la Masía apadrinando a Rosalía, una de las voces emergentes del flamenco contemporáneo. Lejos ya de ser una joven promesa, a sus 24 años puede presumir de llevar una década sobre las tablas y de constituir la fusión perfecta entre lo tradicional y las nuevas corrientes. “Los Ángeles”, su disco de debut, cuenta con la producción de un Refree que pone todo su ingenio a manos de una de las guitarras más versátiles y plenas de excelencia de la actualidad. A tenor de lo visto con otras figuras de la escena como Silvia Pérez Cruz y Rocío Marquez, la magia que pueda vivirse sobre (más que probablemente) El Vaixell puede constituir uno de los momentos que se graben a fuego en los recuerdos sonoros del festival. 

Enric Montefusco 

Enric Montefusco es uno de esos músicos que sobresalen de todos los cánones establecidos en la música actual; la aparición de su primer trabajo en solitario después de la disolución de Standstill, “Meridiana” le confirma como un creador atemporal capaz de hacer una llamada orgánica a la memoria de un barrio y una generación con el costumbrismo lírico como bandera. Un creador de imágenes y atmósferas en un disco que se aproxima a la canción popular de un modo pocas veces visto en esta época de prisas y éxito inmediato. Una unidad, una historia que transita entre lo visual y lo musical en un híbrido que crea imágenes concisas e identificables y que aumenta, más si cabe, su estela de creador en unas hechuras de sencillez y emotividad sin fisuras. 

El cartel se completa con el productor y DJ con base en Londres Erol Alkan y las bandas emergentes que forman parte de Vida Next Big Thing: Parcels, Shame y Gabriella Cohen, y los abonos todavía pueden adquirirse a partir de 70 euros en la web del Vida Festival.

Palmera Smith, alter ego de Ricardo Lezón, visita Valencia en formato acústico


Palmera Smith, alter ego de Ricardo Lezón (McEnroe, Viento Smith) visita Valencia y el Deluxe Pop Club este sábado 18 acompañado de Gonzalo Eizaga para ofrecer un concierto acústico e intimista que recorrerá todos los capítulos de su carrera.


 
Palmera Smith es tan solo una de las múltiples personalidades de un músico imprescindible entre los que caminan hoy en día por el panorama musical de este país. La más personal, si se permite semejante redundancia, pero la que condensa, sin duda, todos los halos existenciales y melódicos de un universo que toma variadas formas y a la que últimamente se le ha añadido un alter ego que representa la otra cara de una moneda tan complementaria que es inevitable preguntarse por qué semejante unión no se dio antes. 

Con la visita a nuestra ciudad de Ricardo Lezón y Ramón Rodríguez (aka los alma mater de McEnroe y The New Raemon) muy reciente, pues hace apenas unas semanas que acudieron para presentar ese híbrido exquisítamente maridado que es "Lluvia y Truenos", esta vez le toca el turno a un Palmera Smith acodado entre tierras áridas, canciones ajenas y cinefilia. 

Smith acude de nuevo a un pequeño escenario en el que, a tenor por las ocasiones repetidas, debe sentirse a gusto. No en vano hay pocos lugares en los que los conciertos acústicos y someramente desvestidos tengan mejor acogida que entre las pequeñas tablas del Deluxe Pop Club, al que esta vez no acude como McEnroe ni como Viento Smith, sino como la individualidad que presumimos hará un compendio de todo lo que ha sido capaz de ofrecernos durante los últimos años. A su lado, el ciertamente imprescindible Gonzalo Eizaga acompañará el recorrido por todas estas mareas a manos de una guitarra que, como bien saben los entendidos, ha aportado tanto al universo de McEnroe.

Un asíduo a Valencia que esta vez no trae novedades en forma de canciones pero sí en la otra vertiente, la de narrador de versos en papel sin música mediante; el próximo 20 de febrero se publica "Los minúsculos latidos" y no sería justo tener que esperar demasiado para tenerlo entre ciertas manos ávidas. Ahí queda la indirecta.