• Breves

    martes, agosto 28, 2012

    Alondra Bentley - Sings for Children, it's Holidays! (Gran Derby Records, 2012)

    Alondra Bentley - Sings for Children, it's Holidays! (Gran Derby Records, 2012)

    Llevábamos mucho tiempo esperando que Alondra Bentley le diera continuidad a aquel “Ashfield Avenue” que editó en 2009. 3 años después llega y por partida doble. Con esta primera entrega dirigida a niños (y no tan niños), “Sings for children, it's holidays!” y con el próximo “The Garden Room” que llegará el 8 de octubre. ¿No queríamos Alondra? Pues ea, póngame dos tazas... Un trabajo editado por Gran Derby Records y en el que ha contado con los inseparables Caio Bellveser y Xema Fuertes, los “Long Vacation” de Josh Rouse, quien además, produce “The Garden Room”... Unos (des)conocidos con los que Alondra ya compartió gira por UK junto a otro maestro de las emociones, Raúl Fernández Refee. Con estos ingredientes no podía cocinarse nada mejor. 

    Quizás no podemos decir que hay una “moda” de editar discos dirigidos a los más pequeños, pero sí es cierto que están surgiendo proyectos interesantes que no relegan a este público a insulsas canciones infantiles de aquellas con las que nos torturaron a los que ya tenemos cierta edad. En los trabajos editados bajo el paraguas de “Minimúsicas” aparecen nombres como Anímic, Beach Beach, Me and the Bees, Mujeres o Fred i Son entre otros, y le dan una vuelta a su música para que llegue a los niños. Por no hablar de formaciones como Oh! Cake and the Cookie, Candela y los Supremos o Germana, esa unión paterno filial entre Ramón Rodríguez (The New Raemon) y sus hijas. ¡Muerte al ñonismo intrascendente y viva el indiesmo desde la cuna! 

    Nada tiene que ver el trabajo que la Bentley nos acerca con aquel “Alphabutt” anti-folk que Kimya Dawson editó en 2008 (divertidísimo, dicho sea de paso). Mucho más correcto y evocador; menos punk y drestroyer... pero en el que Alondra no adopta poses fingidas para componer temas dirigidos principalmente a un público infantil. De hecho, si no fuera por su título, habría pasado pon una obra del folk más amable y evocador. Suaves pinceladas con las que escapar a los atardeceres de nuestra infancia o quizás, acompañar a nuestros hijos o sobrinos a sus propios atardeceres. 

    Unas vacaciones, las que retrata Alondra Bentley, esbozadas en pequeños trazos musicales (temas de apenas 2 minutos incluidos) que comienzan con los acordes de “Tiny”, luminosos y veraniegos quizás entonados “sentados en la hierba de su jardín”. Un primer single que nos regaló como preludio de lo que sería este “Sings for children, it's holidays!” y que encuentra su reflejo divertido y con ganas de jugar en otros cortes como “Heaven is waiting” o “Cider with Rosie”, con uno de esos estribillos que encandilan y se tornan dorados. 

    “The break of dawn” se desnuda a base de guitarra y voz, con un tardío piano, al más puro estilo Bentley, lejos de todas aquellas comparaciones en las que trataron de instalar a esta cantautora. Aunque la eclosión de aquel “boom” del folk entonado en femenino hace unos años fue positiva, nada tienen que ver, aunque intentemos escribir en la misma línea sus nombres, Zahara, Anni B. Sweet, Russian Red, Ainara LeGardon,... Y con este “The break of dawn” volvemos a algunos de los mejores momentos del “Ashfield Avenue”

    Con “Meadows” la de Lancaster nos invita a hacer un viaje que por melodías y melancolías country apoyadas por esos lejanos coros y en “Storms” salimos a pasear por una de esas tormentas veraniegas con chubasqueros y botas de agua, esas que tanto nos gustaban de pequeños y que ahora, cosas del victimismo de la moda, vuelven a las tiendas en un verdadero trendy topic... 

    Hueco para gatitos, patos, y perritos (que en inglés ladran como “woof”, como nos decían en las primeras lecciones de inglés aprendidas en el colegio) en “Only a mother can know” a modo de esa canción que podría relajar hasta al niño más hiperactivo. Y también un lugar especial para esas fiestas que todo niño da y al que siempre nos han invitado: los cumpleaños, en este caso el propio cumpleaños de Alondra, un 25 de enero en ese “25th of January”

    El trabajo se cierra con “White Lace” y “Final Phrase”, dos cortes pausados que dan paso a esas “buenas noches” que cerrarían el anochecer de un día cualquiera de vacaciones. Ese “goodnight” último que escucharíamos, como niños, antes de dormir, sería esa frase final que Alondra nos canta cual trovadora de sueños e ilusiones. No en vano mucho de su legado sonoro tiene que ver con los cuentos que su madre le contaba cuando era pequeña, esas pequeñas cajas en las que podría atesorar vivencias compartidas y mágicas despedidas tras un día de verano como el que nos propone con este “Sings for children, it's holidays!”. Un trabajo preciosista y emocional en el que poder refugiarse con-o-sin-niños y que se convierte en ese álbum de fotos por el que hace mucho tiempo que no paseamos en el que tartas de cumpleaños, primeros baños en la playa y algunas ausencias marcan nuestro devenir. 

    Os dejamos con un tema de su anterior trabajo, “Shine”, pero en una versión especial que realizaron los chicos de El Terrat y sus “Toy Songs”. Alondra más allá de canciones infantiles, tocando con juguetes-instrumentos... o instrumentos-juguetes. Quizás esa guitarra rosa pueda acompañarla en sus shows de media tarde con meriendas, refrescos y globos de colores... O componiendo canciones para bandas sonoras como la de "Buscando a Eimish" (Ana Rodríguez, 2011), de próximo estreno.

      

    Alondra Bentley: "Shine" (Toy Songs)

    Próximos conciertos Alondra Bentley: 
    22 Septiembre – Boimorto, A Coruña (Festival de la Luz) 

    Más info: 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves