Lülla: "Fall in love with yourself because i love you no more". Malatesta Records. 2012. - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

sábado, agosto 11, 2012

Lülla: "Fall in love with yourself because i love you no more". Malatesta Records. 2012.

Lülla: "Fall in love with yourself because i love you no more". Malatesta Records. 2012. 

Lüla es uno de los nombres de referencia dentro de la escena valenciana, banda donde militan músicos veteranos como Juan Terol (batería), Javier Lacasta (bajo), Diego López y Juanjo Frontera (guitarras) que saben facturar música de calidad con gusto propio.

Su sonido surge de sesiones de improvisación en el local de ensayo y el desarrollo musical de sus temas viene hilvanado por la voz de Carolina Otero. Su primer trabajo “Fiesta” (Malatesta Records, 2009) tuvo buena respuesta por parte de la prensa y ahora después de tres años de silencio en el estudio, Lülla ha publicado su último trabajo bajo el título “Fall In Love With Yourself Because I Love You no more” (Malatesta Records, 2012)

Tres años convertidos en un viaje hacia la experimentación para llegar a un disco brillante, ajeno a modas o encasillamientos, que fluye de manera natural con un sonido excelente y con una línea vocal de matrícula de honor. Alquimistas en nuestra cabeza retumba siempre la misma pregunta ¿Qué sucede en ese Sótano?. Este disco como dos trabajos que hemos escuchado recientemente “Dark stories from the secret corner” de Emma Get Wild y “Trinidad” de Trinidad, se cuecen en el mismo horno, y el responsable de que la hornada desprenda olores sublimes es Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible). El diseño e ilustración corren a cargo de Javi Lacasta Llacer y la fotografía interior por Juan Terol.

Y es que Lülla no se estanca en la música, sus miembros son artistas natos y se mueven por otras corrientes como la fotografía o la literatura. Juan y Carolina fueron los responsables de la exposición fotográfica “Portrait Sounds Vol. I” realizada con motivo del Festival Directo en Escena de la Sala Russafa, fotos de Juan Terol acompañadas de los versos de Carolina Otero. Un retrato de los músicos que participaban en el Festival. Tanto Juan Terol como fotógrafo y Carolina Otero como poeta, son nombres de referencia en el arte de nuestra ciudad. 


“Sailor” es el tema que abre el disco, un mundo marino nos abre las puertas a la aventura Lülla, comenzando a sentir la voz de Carolina. Nos encontramos ya con sus momentos sensuales, dulces y también con los más desgarradores, esos que tanto nos gustan e hipnotizan, como en ese “Sailor, sail my sea”. De la tranquilidad saltamos a “Fury” para llegar casi a enloquecer y con una visita nocturna en “Here she comes” encontramos el sentido de nuestros miedos. Letras abiertas a la interpretación que pueden o no sustentar una línea conceptual, pero en esta ocasión resulta más interesante adaptar los contenidos a tu sugestión y entender aquello que pasa por tu cabeza. En este disco abandonamos ese interés por saber que quiere decir Carolina, para dejar las puertas abiertas y poder cerrar unas u otras a nuestra merced en cada una de sus escuchas. 

El cuarto corte da nombre a este trabajo, un título curioso y largo donde los haya que resumen la idea de esta canción, es como el “Que más puede hacer, si es que ya no te aguanto” de Trinidad en “Dicen” (Trinidad, 2011) pero Carolina grita “Enamórate de ti por que ya no te quiero más”, historias de desamor frías y profundas. A continuación viene “The night”, una hiriente canción que nos mantiene despiertos ante los miedos que saltan en la oscuridad y le sigue “Burn it” para volver a entrar en cólera con “I think I’m gonna burn your house”. ¿Amor? ¿Desamor?, ¿te quiero o no te quiero?, o lo peor ¿como has llegado tu a mi vida? gracias a “Why this desire?”, uno de los temas más dulces del disco. De un plano más sentimental nos lanzan a un terreno pasional con “Oh, Wolf!”, del bosque a la noche con “Little moon” y de ahí a situaciones extremas con “Red heart in grey fist”.

 Con la sensacional “My light” nos acercamos a ese final que es “The tower and the hurricane” para que Carolina nos cante “Goodbye, goodbye, my love”, y comprendemos que Lülla nos ha soplado bien fuerte para tumbar nuestra torre y así ha conquistado nuestros corazones. 

Como regalo, os dejamos Burn It en El día de la música:


Más Info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario