• Breves

    domingo, octubre 21, 2012

    Fanfarlo + Josh T. Pearson + Beach Beach,… Deleste Festival. Valencia 20-10-12

    Fanfarlo + Josh T. Pearson + Beach Beach,… Deleste Festival. Valencia 20-10-12 

    La tarde-noche del 20 de octubre fue, sin duda, la del Deleste Festival. Si os contábamos hace solo unas horas cómo había transcurrido una mañana con melodías mediterráneas (cónica que podéis recordar aquí) y sabor a gominolas, ahora era el turno de la fuerza bruta. De las guitarras de Beach Beach, de los esperados McEnroe, del desnudo emocional de Josh T. Pearson, o de los omnipresentes Fanfarlo entre otros… 9 conciertos que se combinarían con las sesiones de Los Átomos Dj’s, Indiepop Dj, Electrronicall y Dj Coco. Los “delesters” pudieron elegir sin necesidad de sufrir por los horarios y sacrificar actuaciones para poder ver a este o aquel. Uno de los grandes aciertos de esta primera edición del Deleste Festival que se celebraba en La Rambleta de Valencia. Una cita en la que encontrábamos entre el público a miembros de las propias bandas que pasarían esa tarde-noche por el festival, como Modelo de Respuesta Polar o Soledad Vélez entre otros pero que no quisieron perderse caras como el frontman de Betunizer José Guerrero o Esther de Me and the Bees

    La tarde comenzaba tras la sobremesa con los locales Castlevanians inaugurando el Escenario Budweiser, el auditorio de La Rambleta. Alberto Beltrán (voz, guitarra), Enric Alepuz (batería), José de la Fuente (bajo) y Andrés Aguilar (guitarra) estallaban con un sonido noventero con temas como “White legs” o “Night search”, tema adelanto del que será su próximo trabajo. Post-rock made in Valencia que nada envidiaría a bandas internacionales como (los fáciles de compara) Mogwai. Con un sonido preciso, lidiaron con algún acople en un tipo de sala a la que muchas de las bandas que por ella pasaron no están acostumbrados. Una propuesta sin muchas sorpresas pero de factura correcta. 

    Con el dúo reconvertido a trío Cuchillo en el mismo escenario que guitarrearon Castlevanians previamente, llegó la hora de la psicodelia. Israel Marco (voz, guitarra) y Daniel Domínguez (percusión) a la cabeza nos acercaban a ese proyecto no convencional rozando lo épico y lo hipnótico de sus composiciones. Fueron los primeros en dirigirse al público presentándose y deseando que disfrutaran. Todo un detalle en unas horas en las que más de uno habría echado una cabezadita en su butaca... Destacar el uso expresivo de una percusión que encuentra caminos alternativos para casar bien con esos ambientes, en ocasiones inducidos, en ocasiones orgánicos, de la banda. Experimentación sonora la que llegó con “Encanto”, su último trabajo con temas como “La hora bruja”, “Navega”, “Interludio en el Sol” o “La hierba”. Y aunque ellos mismos advirtieron “vamos a ponernos ahora más oscuros”, no siguieron las pautas sonoras más institucionalizadas de esa “oscuridad” instrumental que atesoran formaciones similares. 

    Templeton había dejado atrás sus aventuras infantiles de la mañana (en el Espacio Tuc Tuc) y ahora se presentaba en formato adulto con ese “Murmullo” que, debemos reconocerlo, esperábamos desde hacía tiempo. Pop (“El cazador”), algo de psicodelia (“Entre los sicomoros” es un ejemplo), powerpop (“Sabe mejor”) y la tradición de las bandas de los ’60 (“El caminante”) esbozaban cómo se las apañan Pablo Bordas (bajo), Javier Carrasco (teclados) , Santiago Castillo (guitarra), Gonzalo Mamano (bataría), Álvaro Martínez (voz) y Sara (violín, teclados) para convertirse en una de las formaciones más interesantes de este 2012. En la alinación que llegó al Deleste Festival no estaba Brian Hunt (guitarra). Y cómo no, las indispensables “Miedo de verdad y en condiciones” y “Los días”, tema este último que quedó, como indicó Álvaro, en un coitus interruptus en el primer puente musical en el que aparecía el violín de Sara... por un error técnico. Una pena para una de las canciones más emotivas del disco (y la que además os traemos en vídeo). Templeton defendieron su fortín y se convirtieron en unos de los grandes “delesters” del día. Promesa de alquimista. 

    Mallorca también existe. Mallorca puede ser garage y guitarrera. Mallorca puede sonar a la Costa Oeste sin ensaimadas de por medio. Mallorca llegó repitiendo playa con Pau Riutort (voz, bajo) y Tomeo Millet (guitarra) al frente de Beach Beach. “Tasteless Peace” es el trabajo con el que llegaban al Deleste Festival. Los primeros en pisar el Escenario Jagërmeister. Un trabajo que ya pasearon por la ciudad hace unos meses y del que disfrutamos en “petit” formato en el Primavera Sound. “Estos molan más en directo” vaticinaba el oráculo minutos antes de comenzar tras nosotros. Y sí, Beach Beach tienen un directo enérgico y que engancha. Playa, la elegancia en ocasiones hypster y en ocasiones “ramoniana” en temas como “Platns”, “Cards” o “Desired” con un eco a The Pixies, bañados en una capa de sonido NY y con un mucho de una cara dura que solo puede conseguir un sonido cristalino que recuerda a ese noise pop noventero. Y sí, como decía ese chico detrás de nuestra cámara, “estos molan más en directo”. Algún problema con la guitarra de Millet (sí, esa azul celeste) no pudo con la adrenalina escénica de los mallorquines. Electricidad para su contundente propuesta que acabó en la versión más noise de unos Beach Beach habladores (¿a alguien le resultó tan difícil de seguir lo que decía Riutort en su velocidad estratosférica?) y crecidos en el escenario. 

    Con Josh T. Pearson de vuelta al Auditorio Budweiser, cualquier parecido con la realidad quedaba difuminado. Nada de guitarreo, pero muchas sacudidas en el alma es lo que el barbacas (cariñosamente) de Texas nos dejó a los presentes. Con un repertorio que precisamente no era fácil de digerir, y corto en cantidad pero prolongado en intensidad, los que esperábamos esta cita lo hacíamos conscientes de lo que nos depararía el anochecer del sábado en La Rambleta. Melodías dolorosas y letras punzantes con esa actitud que solo el dolor puede provocar: almas desnudas ante canciones verdaderas. Todo un auditorio en silencio esperando que Pearson iniciara el ritual de salvajismo emocional. Chistes, risas y comentarios constantes entre canción y canción (“mamadas” por doquier y la imagen de Willie Nelson... intentad relacionarlo vosotros...) que quizás llegaron a estar de más en algún momento pero que apaciguaban el maremoto de vivencias que plañía con su guitarra. Texano hasta la médula atrezzado con una cruz cristiana al cuello y una hebilla con el esqueleto de un bisonte en el cinturón. Momentos mágicos con los temas que conforman ese “Last of the Country Gentlemen" y que iban cobraron más fuerza a medida que iban desarrollándose los temas. Rajeos de guitarra combinados con la sensibilidad de algunos pasajes consiguieron enmudecer a los asistentes. Y como uno de ellos, como el último dandy del country, Josh y su guitarra se llevaron una de las ovaciones más sinceras del Deleste Festival. Porque es posible prescindir de instrumentos, de pedaleras, de loops, de bla-bla-bla... y conseguir lo que hasta el momento ninguna de las bandas había conseguido: arrancarnos las entrañas a cuchillazo de acorde limpio. 

    Después de esto, cualquier otra propuesta que llegara no podría ni por asomo alcanzar lo conseguido sobre el escenario... O eso creíamos hasta que los vizcaínos McEnroe, una de las formaciones que más se esperaban por estas tierras, retomaron “Las Orillas”. Ricardo Lezón (voz, guitarra) y sus chicos. Un camino que los de Getxo llevan recorriendo desde hace 10 años sin hacer ruido excesivo y sin estridencias. Coherencia sonora la que también mostraron en La Rambleta con su último trabajo y que terminaron de exorcizar a los asistentes. Melodías que escapan a los arreglos, a las florituras sonoras y aderezos y que van directos a destrozarnos y a conducirnos a un lado algo más ruidoso y con distorsiones al que nos tenían acostumbrados. “Arquitecto” o “Las mareas” consiguieron que el público se pusiera de pie al aplaudir mientras salían del escenario, al modo de las grandes interpretaciones teatrales. Y es que fueron las dos cosas, un gran concierto y la teatralidad inherente a sus letras. No pudieron conceder ningún bis tal y como el auditorio pidió aguantando hasta que se confirmaba que Nudozurdo ya estaban empezando en otro escenario. 

    Con ese “bajón” tras el concierto de McEnroe, Nudozurdo no nos hicieron daño con “Ultrapresión”. Un rock más oscuro y psicodélico el que proponen Leo Mateos (voz, guitarra), “Meta” (bajo) y Josechu Gómez (batería). Atmosféricos y con toque germánico-kraut. “Dosis modernas”, “Mil espejos”, “El hijo de Dios” o “Ha sido divertido” destrozaban oídos a base de sus distorsiones incluso después de haber salido del escenario. Un show compacto en el que la voz de Leo quedaba en un segundo plano dando más cuerpo a los momentos de éxtasis guitarrero. 

    Y Fanfarlo llenaron las habitaciones de luz en el Deleste Festival. Eternos cabezas de cartel en festivales, no es la primera ocasión que nos visitan este año. Amos Memon (batería), Leon Beckenham (trompeta), Justin Finch (bajo), Simon Baltasar (voz, guitarra) y Cathy Lucas (teclados) no tienen nada que ver (por aquellos que nos lo preguntaron) ni con Los Campesinos!, ni con Arcade Fire, ni con Beirut... Fanfarlo suenan a Fanfarlo, pero en esta ocasión, menos épicos y sin tanto deje folk con tendencia post-punk. nunca defraudan y menos con temas como “De.con..struc.tion”, “The walls are coming down”, “Tightrope”, “Feathers” o “Comets” sonaron pese a que Simon no se encontraba bien. Más pop que de costumbre, hicieron bailar a los presentes incluso a aquellos más despistados que llegaron justo en el momento de las despedidas... (sí, sí, los hubo). Efectistas y correctos pero sin aportar ese plus que acaba contactando con el público de forma directa. 

    Los locales Júpiter Lion llegarían con las ganas que dan siempre los estrenos. Instrumentales hasta la médula y amigos de investigar en cada tema, Sais, Gonzo in Vegas y José Guerrero (bajo), reinventan el krautrock setentero con modelos de repetición hipnóticos y electrónicos. Ciencia ficción en el ambiente creado pero también en cada uno de los cortes que conforman su nuevo trabajo, desde “The Death of Dallas” a “Bellicec”, nombre sacado de “La invasión de los Ultracuerpos”. Una vertiente en la que los sintetizadores y los bucles cobran importancia (al etilo de Pegasvs) y generan especialidades desorbitadas. Y de estrenísimo ya que solo un día antes presentaban vía streaming su trabajo en la web de los amigos Playgroundmag

    La noche no hacía más que comenzar y se alargaría hasta el amanecer. Nosotros, como buenos devotos alquímicos, nos recogimos para poder traeros la información de primera mano lo antes posible… Resacosos de Deleste y con ganas de repetir una propuesta confeccionada desde la sensibilidad musical y pensando no solo en las bandas sino también en los asistentes. Desde aquí nuestro agradecimiento a Jesús de Santos y sobre todo a Quique Medina en representación del Deleste Festival por saber promover una iniciativa como esta lejos de tendencias festivaleras. Eso sí, una pequeña sugerencia que dejamos caer... Para el próximo, ¿qué tal una remesa de músicos en femenino? De entre más de los 40 músicos que subieron a los distintos escenarios solo Soledad Vélez tenía nombre propio (artísticamente, queremos decir), y junto a ella las dos teclistas, la de Templeton y la de Fanfarlo, hicieron cuenta en femenino singular. Y como ya os anunciamos, os dejamos con ese “Los días” que marcaba casi la hora de la merienda con Templeton.

     
    Templeton: “Los días” (Deleste Festival, Valencia 20-10-12) 

     Fanfarlo en el Deleste Festival

      Fanfarlo en el Deleste Festival


      Fanfarlo en el Deleste Festival

     McEnroe en el Deleste Festival

     McEnroe en el Deleste Festival

     McEnroe en el Deleste Festival

     Josh T. Pearson en el Deleste Festival

     Josh T. Pearson en el Deleste Festival

     Josh T. Pearson en el Deleste Festival

     Nudozurdo en el Deleste Festival

     Nudozurdo en el Deleste Festival

     Nudozurdo en el Deleste Festival

     Beach Beach en el Deleste Festival

     Beach Beach en el Deleste Festival

     Beach Beach en el Deleste Festival

     Templeton en el Deleste Festival

       Templeton en el Deleste Festival

       Templeton en el Deleste Festival

     Cuchillo en el Deleste Festival

      Cuchillo en el Deleste Festival

      Cuchillo en el Deleste Festival

     Castlevanians en el Deleste Festival

      Castlevanians en el Deleste Festival

      Castlevanians en el Deleste Festival

    Más info:   



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves