• Breves

    martes, enero 28, 2014

    Bustamante i amics + Fred i Son + La Gran Alianza – VII FESTUR – Sala Matisse Valencia – 24/ENE/2014.

    Bustamante i amics + Fred i Son + La Gran Alianza – VII FESTUR – Sala Matisse Valencia – 24/ENE/2014.

    El pasado vienes se celebró en la sala Matisse de Valencia la última jornada de la séptima edición del FESTUR con las actuaciones de Bustamante i amics,   Fred i Son y l La Gran Alianza. El festival, organizado por la promotora Vaselina Live Comboi Records ha cerrado una de sus ediciones más completas tanto por la cantidad de conciertos organizados como por la calidad de éstos. Han sido en total cinco jornadas de música incluyendo la fiesta de presentación, en las que siguiendo la filosofía del festival, que no es otra que la de rendir tributo a músicos y bandas que despuntaron en la década de los ochenta, han conseguido una gran respuesta por parte del público. Por el escenario de Matisse han desfilado Modern SlavesSeguridad SocialAdolfo Barberá, Julio Garcerá, Última Emoción y Julio Bustamante. Abierto a los nuevos grupos, FESTUR ha incluido en su programación las actuaciones de jóvenes bandas confirmando que no se trata de un ejercicio de nostalgia sino que pretende conjugar grupos de larga trayectoria con promesas de la música local. De éstos últimos hemos disfrutado del rock elegante en formato acústico de Le Garçon Rêvé, la electrónica lisérgica de Marredo & Montag, el electro contundente de Siesta! y el indie rock de La Gran Alianza.

    Con la excusa del 33º aniversario de la publicación de su primer álbum, “Cambrers”, el concierto de Bustamante giró en torno a este disco que fue junto con “Humitat Relativa” de Remigi Palmero pieza fundamental en la configuración del sonido pop mediterráneo. Para el aniversario, el cantautor se rodeó de músicos que le han acompañado a lo largo de su extensa carrera y apoyado por la banda catalana Fred i Son interpretó entero su disco de debut (a excecpión del tema instrumental “Zefirs”) en la primera parte del set, para continuar con canciones de dos de sus discos posteriores: "Cargo de mí" (Discos Medicinales, 1986) y "Entusiastas" (Chewaka-Virgin, 1998). Por su parte, La Gran Alianza, grupo liderado por Vanessa Prado e Iván Vega presentaron su recién editado EP “La Gran Alianza y Julio Bustamante” (Comboi Records, 2013) en el que la joven banda valenciana presenta su personal relectura de cuatro temas del autor: los dos que interpretó en el homenaje celebrado en la Sala Matisse en mayo de 2012, “Amor Antiguo” y “Yo me rindo” y dos inéditos, “Nosotros somos el grupo” y “Una ensaimada considerable”.

    Vanessa Prado (bajo y voz) e Ivan Vega (guitarra) formaron en 2003 Índigo, banda con la que editaron tres referencias discográficas, dos LPs,  “Cosas que nunca te he dicho” (Junk Records, 2007) y “Se acabó la rabia” (2007), y el miniLP “Los peores momentos” (2009) disolviéndose en noviembre de 2010. Con la formación de La Gran Alianza, Vanessa e Iván redefinen el sonido del grupo, apostando por las guitarras con fuerte distorsión y practicando un noise melódico que los sitúa en la estela de formaciones como la Velvet Underground o Galaxie 500, referentes confesados por ellos mismos. Para el concierto del viernes completaron un setlist en el que interpretaron los cuatro temas de su recién estrenado EP alternados con temas de su larga duración editado en octubre de 2011, el excelente “La carne y el acero”, ambos trabajos producidos por Joaquín Pascual (Surfin’ Bichos, Mercromina) que ha sabido contribuir a definir el sonido del grupo.

    Con Carlos Llatas (batería) y la ayuda de David Manzaneda (guitarra) iniciaron su directo con “La Peste”, un tema de pop límpido en la estela de The Smiths con guitarras brillantes, batería potente y la inconfundible voz de Vanessa que da un matiz pop a las composiciones de letras cuidadas. En seguida quedó claro que no se trataba de un teloneo de circunstancias y que la banda había congregado a un montón de seguidores y de miembros de otras bandas afines. Siguieron con el primero de los cuatro temas del homenajeado incluidos en su nuevo EP, “Nosotros somos el grupo” inspirado, según explicó Vanessa, en un incidente protagonizado por Bustamante y Carlos Carrascoal acceder a una de las salas en las que ofrecían un directo. El título del tema aludía a la respuesta ofrecida por la veterana pareja ante el personal de seguridad que les cerró la entrada. La Gran Alianza demostraron que han sabido interpretar los temas del cantautor y darles otra dimensión, en un ejercicio de  relectura de los mismos que enriquece las composiciones originales.

    En el corto pero intenso repertorio, “La liga norte”, “Roja directa” y “El espejo”, canciones de “La Carne y el Acero”,  se simultanearon con el resto de temas que completan el EP de versiones: “Yo me rindo” y “Amor antiguo”, reservando para el final “Una ensaimada considerable” y “Si yo tuviera un martillo”. Sobre el escenario, como es habitual,  la banda explotó su capacidad para sacar el máximo partido de sus canciones, ofreciendo un contundente directo que se basa en una escogida selección y ordenación de los temas así como una actitud y soltura sobre las tablas que convencieron a los asistentes. Baterías potentes y poderosas líneas de bajo son el soporte sobre el que David e Iván tejen un juego de guitarras que oscila entre los acordes del primero (veloz mano derecha que recuerda a “What Goes On” de The Velvet Underground)  y los punteos del segundo (en la línea de los mejores Luna o The Jesus and Mary Chain) y rematado por las letras y la voz de Vanessa, verdadera frontwoman que aúna entusiasmo y carisma. Se les vio sueltos y a gusto y el remate final con el tema estrella de su EP, “Una ensaimada considerable” “Si yo tuviera un martillo” concluyo un set demoledor. Buen principio para una noche que cumplía las expectativas creadas.

    El relevo sobre las tablas se produjo con rapidez en una velada que estaba marcada por los ritmos pausados delineados por Bustamante en una discografía que ha desarrollado el concepto de pop mediterráneo aunando géneros tan dispares como el pop, el rock, el jazz y la rumba, para superar las distinciones ortodoxas y reduccionistas y ofrecer en definitiva maravillosas canciones. La noche comenzó con el prometido repaso a “Cambrers”, Lp de debut del músico valenciano publicado en 1981, que ha sido elegido como uno de los 100 mejores discos de la historia del rock español. Los que vivimos su publicación recordamos la originalidad de la propuesta de Bustamante, en un panorama musical que se debatía entre la agonía de las propuestas jazzísticas y de la Nova Canço hegemónicas en los setenta y la Nueva Ola que dominaría la primera mitad de la década de los ochenta. Con “Cambrers” consiguió un álbum equidistante de todas las tendencias que sumaba lo bueno que podía aportar cada una de ellas, convirtiéndose en una apuesta francamente original en el panorama musical de principios de los ochenta. 

    Lucas Balanzá (bajo), Puchi Balanzá (batería), Carlos Carrasco (guitarra acústica), Alberto Tarín (guitarra eléctrica) y Montse Azorín (coros) acompañaron a Julio en la interpretación del primer tema del repertorio, “Aigua descendent”, veteranos músicos que le han acompañado en directo y estudio desde hace tiempo y a los que a lo largo de la noche Bustamante agradecería su presencia en cada ocasión que subieron a compartir escenario. Tomaron el relevo Fred i Son, banda que ha acompañado en varias ocasiones al cantautor, y que son protagonistas capitales en la recuperación de su figura y en su proyección actual. “Estimada germana”, “Avions”, “Senyoreta X”, “Cambrers” y "Jove Carolina" completaron el repaso de su álbum de debut treinta y tres años después de su publicación entre un público de distintas edades que coreó los temas y una banda que disfrutó con su interpretación, ante un Julio Bustamante feliz sobre el escenario y que parece no acabar de creerse el reconocimiento, que aunque tarde, ha llegado de forma masiva y en espacial por la generación más joven.

    En la segunda parte del directo, revisitó álbumes posteriores, lo que nos permitió ver como ha evolucionado la obra del cantautor y como ha ganado con el tiempo. Julio estrenó en primicia un tema de su próximo disco que grabará con Fred i Son titulado “Llámame, como quieras, pero llámame”. A ésta le siguieron "Ellos sólo duermen", "Hazte cargo de mí", "Al sur del corazón" y "Nómada" completando un set que, sin exagerar, entusiasmó a los asistentes, entre ellos muchos músicos locales algunos de los cuales habían participado en el concierto homenaje celebrado en la misma sala en mayo de 2012, como Jorge Pérez (Tórtel), compañero de Bustamante en Maderita o Manolo Tarancón (Reno). Para finalizar reservó uno de sus temas fetiche, “Mundo sereno”, canción en la que fue acompañado por toda la sala a los coros. Inevitable el bis para el que reunió de nuevo a Carlos, Alberto, Lucas, Puchy y Montse para acometer una larga y extenuante “Hablando de Van Morrison”. Con su cortesía y gratitud características, el maestro invitó a Fred i Son a cerrar el concierto interpretando los cuatro miembros de la banda uno de sus temas propios, “L’Arc de San Martí” de su álbum "Diu que no sap què vol" (Sones, 2010), con el que se cerró una noche de merecido homenaje. Brillante broche final para el epílogo de una gran edición del FESTUR. El próximo jueves 30 de enero se proyectará en la sede valenciana de la S.G.A.E. el documental realizado por Pep Garrido y Cesc Gabot que lleva por título "Bustamante Perkins" sobre la figura de Julio y que obtuvo el premio del público en el festival In-Edit.

    ENLACES:



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves