Entrevista a Copo: "Una banda es buena cuando transmite emociones" - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, octubre 24, 2011

Entrevista a Copo: "Una banda es buena cuando transmite emociones"

La historia de Copo es la historia de cualquier grupo que intenta hacer su propia música. Amigos que se reúnen y que apuestan por un sonido fresco; que confían en su valía y que se lanzan a la autoedición... Está bien, quizás el tema de la autoedición no sea algo tan común... Un control sobre todo el trabajo realizado que queda en manos de estos chicos de Canals (Valencia) que en 4 años han editado 3 Eps: “Laberintos de hielo”, “Matrioshka” y el que abría este 2011, “Juegos de invierno”. Y aunque no somos muy de deportes en la nieve o sobre el hielo, nos pondremos los esquís para bajar la pista junto a Toni, Alberto, Jaume y Víctor... eso sí, sin coger mucha velocidad... ¿o sí?

Alquimia Sonora: ¿Qué hacen unos chicos como vosotros en una estación de esquí como esta?

Copo: Es solamente una estación más en el camino. Por ahora hemos subido a la cima de la pista, para dejarnos caer hasta la siguiente ladera, escrutando los siguientes caminos para elegir el que más se ajuste a nuestras futuras necesidades musicales.

Y después de ponernos los guantes y empuñar los bastones, ¿qué tal si comenzamos la bajada? Copo comienza a trabajar en 2007... ¿cómo fueron los inicios?

Los inicios de Copo fueron un tanto extraños, Froilán y Antonio tenían anteriormente una banda (Mi Hermana Pequeña, más tarde Capitán Cousteau), que terminó y se quedaron una temporada flotando en el aire. Un día decidieron volver a pisar tierra firme y empezar este proyecto. En un principio eran solo los dos, llegando a dar 2 conciertos y más tarde se unieron a la banda Jaume y Alberto. Froilán tuvo que dejar la banda y reclutamos a Víctor.

Un trayecto en el que habéis acabado como (semi)finalistas en varios concursos, algo que sin duda os da pie para continuar...

Es cierto que los segundos puestos cuestan. Los criterios que se usan para medir concursos, el tipo de baremo que se usa, inevitablemente va a tener cierto grado de subjetividad pero siempre hay bandas que sorprenden y sabes que se lo merecen. Este tipo de concursos deben seguir funcionando y las bandas de hoy debemos apoyarlos y estar muy agradecidos por el esfuerzo que hacen, desde las pequeñas salas a los proyectos más ambiciosos. Hoy resulta más fácil, gracias a las redes sociales, buscar apoyo de la gente, darte a conocer un poco…etc, pero es gracias a este tipo de eventos con los que las bandas podemos realmente crear un currículum.

Un currículum, el de Copo, que va junto a una buena carta de presentación que incluye referencias. Los compañeros de Mondosonoro o del Club de Amigos del Crimen (Ràdio Klara) os han incluido en sus tops tanto con “Matrioshka” como con “Juegos de invierno”. Los medios confían en vosotros... ¿no os sentís presionados en este sentido?

Presión ninguna, sinceramente, no creemos tener un séquito de seguidores al que decepcionar, así que más bien alegría y ganas de seguir trabajando. No nos creíamos que estábamos en el Top Ten de la Mondosonoro hasta que tuvimos los ejemplares entre las manos y fue una grata sorpresa. En cuanto al CAC, siempre es un placer ver alguna de tus canciones en ese Top, tanto en “Matrioshka” como en “Juegos de Invierno” se ha colado una canción nuestra como número 1, y eso nos ayuda a seguir haciendo canciones. Creemos que si hemos entrado en ellos es porque algo hemos hecho bien.

Algo, aunque sea mínimo, habréis hecho bien... Ja, ja, ja... Sin embargo, aunque la ayuda de los medios puede ser útil, cada vez se hace más imprescindible estar en el boca a boca. Un boca a boca renovado y con piel de red social, pero que funciona como siempre han funcionado estas cosas: contarle a alguien que algo gusta para que la cadena siga. Redes de promoción casera gratuitas y que permiten llegar a más público. ¿Cómo veis estas nuevas herramientas dentro del mundo de la música?

Hoy en día si no estás en internet no eres nadie, pero somos de la vieja escuela y pensamos que el disco físico está perdiendo valor. Cuando un grupo saca su cd, además de todo el trabajo de la banda, está el del ilustrador o diseñador que le pone el traje a tu trabajo, en internet esas cosas se pierden, sólo son canciones subidas a la red, sin nada que las proteja. Aunque es cierto que con la cantidad de bandas que hay en la actualidad es necesario poner tu música en descarga directa para que esta llegue al mayor número de gente.

Habéis optado por subir vuestros trabajos a la plataforma Bandcamp de forma que cualquiera pueda descargárselos de forma gratuita (y legal). Esto, unido a que las giras duran cada vez más, demuestra que la industria está equivocando sus pasos. Vender discos o vender entradas...

Ambas cosas son lícitas hoy en día. Por supuesto que gritaríamos que hay que defender el directo pero las cosas no están fáciles para nadie. A todos nos gustaría poder dejar nuestros trabajos y marcharnos de gira unos meses tocando sin parar, pero hoy necesitas una gran y buena promoción que te respalde y garantice esas cosas… Hay que promocionar el disco y demostrarlo en el directo. Si sobre el escenario es capaz de transmitirte emociones y hacerte sentir partícipe del concierto, crear una cierta empatía, es cuando podemos decir que una banda es buena.

“Juegos de invierno” es vuestro tercer trabajo de estudio. Un paso más en el camino de Copo en el que habéis seguido siempre vuestras propias reglas. Reglas que tienen que ver con la situación del mercado y con la autoedición. ¿Por qué decidís lanzaros a editar cada una de vuestras maquetas?

Estuvimos hablando con un sello, pero al final pensamos que aún no era nuestro momento y que debíamos seguir haciendo nosotros las cosas y así poder seguir aprendiendo. La autoedición hoy en día es muy común, pero también es fácil crear un sello y sacar tus discos, al fin y al cabo lo que hacemos son canciones y si las canciones llegan a la gente da igual que pertenezcas a un sello o que te autoedites los discos.

Aún así, es verdad que el mercado discográfico está herido, si no de muerte, sí de decadencia. Y no solo los grupos pequeños son los que se están lanzando a la autoedición. El último ejemplo es el de Amaral, al margen de los grandes y arriesgándose a no aparecer en las radio fórmulas. ¿Es necesario comenzar a replantearse una industria musical sin grandes sellos y distribuidoras?

Es necesario volver la vista atrás y recordar cómo nos dejábamos las cintas de cassette unos a otros o las mil peripecias que teníamos que hacer para encontrar un disco. Los grandes sellos y distribuidoras, hoy por hoy, no se arriesgan a perder ni un pelo. No es necesario que tu música sea genial, más bien necesitan que arrastres a un montón de gente a tus conciertos y que seas una apuesta segura. Nadie ha regalado nada nunca y menos ahora. Hoy en día el mundo de la música está muy masificado, hay demasiado de todo.

Por eso hay que buscar la originalidad de alguna forma, aunque sea derramando sudor, lágrimas y... pegamento. ¿Quién es el “bricomanitas” que decidió maquetar a mano vuestros trabajos?

Los dos primeros trabajos, los hicimos nosotros con nuestras manos, tijeras y pegamento. Grabábamos uno a uno los discos, pero al final cuando llevas hechos más de doscientos siempre te viene a la cabeza “ojalá lo hubiéramos mandado a fábrica”. El hecho de hacer nuestras maquetas nosotros mismos también nos ha aportado muchas cosas, ya que hay gente gente que valora todo ese esfuerzo y eso nos pone muy contentos.

Se trata de un aliciente más que ha quedado un poco al margen, como los fanzines de hace unos años... Ese trabajo manual que no solo aporta un componente de “cercanía”, sino de pertenecer a algo más grande... Pero sigamos... en “Juegos de invierno” dejáis un poco de lado la consistencia de vuestro anterior trabajo, “Matrioshka”, en pro de un nuevo camino sonoro. Echemos un poco el oído hacia atrás para recordar “La V guerra mundial”. Un tema con un inicio muy Motown pero que a medida que se incorpora el bajo y la guitarra se transforma. Transformación que también está presente en vuestro último trabajo... ¿cómo definiríais el estilo de Copo?

Copo tiene un estilo muy pop pero muy rock a la vez y con muchas pinceladas de post-rock. Al fin y al cabo tocamos lo que nos nace y lo que nos gusta, dejando un poco de lado si suena de una forma u otra. Escuchamos mucha música y nos gusta probar muchas cosas, por eso en “Juegos de invierno” cada canción es un mundo diferente y paralelo a los demás...

En este trabajo encontramos un poco de todos esos ingredientes, pero también de electrónica, de música para bailar... “La conciencia del perdedor” nada tiene que ver con “Los espejos de Tedd” o con “Para cuando no esté”. ¿Por qué ese arriesgado cambio de estilos constantes?

Por lo mencionado antes, las canciones sabes cómo empiezan pero no cómo acaban. Con nuestro modo de componer nada es seguro porque tenemos distintas influencias y bebemos de varias fuentes. No es que queramos demostrar que podemos adaptarnos a diferentes estilos, simplemente no nos lo planteamos; nos gusta la música en todas las facetas. Nos gusta bailar con una base y un guitarreo constante pero también nos gusta emocionarnos con una parte instrumental con potencia como el final de “La casa del árbol” e incluso somos capaces de apreciar arreglos tranquilos y suaves.

Hablemos del proceso de producción de “Juegos de invierno”... porque no fue tan sencillo como decir “mañana entramos en el estudio a grabar”...

“Juegos de invierno” nos ha costado de grabar mucho más de lo que hubiéramos querido. En 2010 ya grabamos parte de este cd, pero no estábamos muy convencidos y desechamos la grabación. A los nueve meses decidimos volver a regrabar todo lo que ya habíamos grabado y está vez sí que quedamos contentos del resultado final, así que decidimos tirar adelante y sacar el cd físico.

¿Cuál es el proceso de creación? Alguien propone una letra, sugiere unos acordes,... y otros llegan al ensayo con rollitos de primavera y arroz 3 delicias para poder cenar después... ¿Quién es el de la letra... y quién el de los rollitos?

Antonio llega con las letras y con los entrantes de la cena. Todos juntos proponemos el menú y poco a poco vamos eliminando platos en la carta para quedarnos con el definitivo. Y si al terminar de cenar, no nos ha gustado la comida, nos vamos sin pagar y nos metemos en otro restaurante para fisgar su carta. Así funciona más o menos.

No podías haberlo ilustrado mejor, desde luego. “La conciencia del perdedor” es el tema que abre el disco. Un tema envolvente en dos fases en el que la parte instrumental cobra un significado vital. Distorsiones continuas que os adentran en vuestra concepción sonora y nos devuelven un poco a aquel indie de los '90. ¿No deberíamos ya olvidarnos de tanto homenaje nostálgico al indie noventero?

Nunca se deben olvidar los orígenes pero ello no quiere decir que se tengan que tener presentes todo el tiempo. Siempre se toman referencias de algún lado y ellas son parte fundamental de la evolución de una banda y aunque no esté explicito el homenaje, en cierta medida, el formar una banda puede ser un homenaje en sí mismo hacia tus bandas de cabecera. Creemos que todas las bandas que están hoy en día rodando por territorio español tiene influencias de los 90’s.

Las “rarezas” del disco son “Sácame a bailar” y “Los espejos de Tedd”, dos temas bañados en electro-pop. Más comerciales pero sin renunciar a las pedaleras o a las distorsiones. Imaginamos que no queréis dar el salto al pop más bailable, pero desde luego son temas que para acabar un concierto dejan al público saltando y extasiados.

La intención de estos dos temas es esa: bailar, pero sobre todo pensando en los directos. Últimamente pensamos mucho en cómo va a sonar esto “en directo” y esa referencia nos está llevando a introducir cada vez más temas bailables Nos gusta el electro-pop y nos da un gran subidón en el escenario cuando soltamos alguna base y vemos la reacción de la gente.

Temas bailables que comparten flyer en la fiesta de Copo con otros un tanto más tranquilos, como “A punto de estallar” y “Para cuando no esté”. Si el primero rescata la tradición más indie y distorsionada, el segundo utiliza elementos no tan comunes en el indie, como los vientos, el xilófono, o una melodía clara y más folk. Una pequeña joya sonora que nos recuerda a la instrumental “Los ríos de Alice” de Vetusta Morla.

Son los temas más calmados y tal vez un poco más catastrofistas, pero forman parte de nuestra homogeneidad. El primero lo llevábamos trabajando tiempo y teníamos claro que iba a estar incluido. El segundo fue una neurosis, común en nosotros, de última hora. Nos gustaba como sonaba y nos parecía muy delicada así que decidimos incluirla.

Personalmente tengo que decir que tengo 3 temas favoritos de esos "Juegos de invierno", como son “Para cuando no esté”, “Los espejos de Tedd” y “La conciencia del perdedor”. Casualmente cada uno con un estilo distinto... ¿Qué tema es el favorito de cada uno de vosotros?

Alberto: Ja,ja,ja… sí, la verdad es que es muy curioso. Son tres cortes totalmente diferentes y que incluso, a la hora de hacer el orden de las canciones en el Ep lo tuvimos muy en cuenta. Las mias son “A punto de estallar” y “Sácame a bailar”.

Víctor: Por el contenido lírico, “La conciencia del perdedor”. Y por la canción en general “En el centro de la espiral”

Toni: “Sácame a bailar” y “La casa del árbol”.

Con otros grupos, como por ejemplo con Velocista, hemos comentado cuál es la situación del circuito de salas en la Comunitat y más concretamente en la ciudad de Valencia. Quizás en los últimos meses se ha reavivado un poco el movimiento de grupos y las salas tienen programaciones más intensas que las de hace un par de años. Sin embargo todavía es necesaria una apuesta más contundente como sucede con otras ciudades (Madrid y Barcelona, por supuesto). ¿Es muy complicado intentar hacerse un hueco en esas programaciones?

Lo que más nos disgusta de la situación de las salas es tener que pagar por tocar en ellas. Tienes que soltar 300 euros o más y te arriesgas a no recuperarlos y más una banda como nosotros, que no somos de la capital y puede que no nos conozca tanta como a una banda de Valencia. Así que intentamos tocar lo máximo posible pero sin perder mucho dinero.

Un aspecto que pocos conocen es ese, el que las bandas tengan que invertir en sus propias actuaciones... Pero ya hablaremos de eso en otra ocasión. Parece que ya estamos llegando al final de la pista y todavía no se ha caído nadie a la nieve... Antes de acabar el recorrido vamos a curiosear un poco en vuestros iPods... ¿qué música escucháis?

Víctor: Hay mucho y muy variado: desde The Beatles, pasando por Pink Floyd, Los Planetas, The Killers, Dinero, Springsteen, Dylan, Damien Rice, Bon Iver, Scissor Sisters, Love of lesbian, Beirut

Alberto: En mi iPod tengo a Sigur Ros, Los campesinos!, Templeton, Nada surf, Too door cinema club, The arcade fire, The postal service, Interpool, Dorian

Toni: Voy renovando el iPod constantemente, aunque siempre están Sigur Ros, Dylan, Beatles, Otis Redding, etc.. y últimamente tampoco puedo despegarme de Manel, ¡¡me encantan!!!
Manel, que hace escasos días tocaron en la Plaza de Toros de Valencia y allí estuvimos con ellos. ¿Y cuál ha sido el último descubrimiento musical con el que el modo “repeat” ha cobrado un verdadero sentido?

Víctor: El gran descubrimiento del verano ha sido Dinero, en el Arenal Sound de Burriana.

Toni: Mi último descubrimiento Grises y I Break Horses.

Alberto: The Wombats, buenísimos.

Vaya, a Dinero al final no llegamos a verles en el Arenal Sound, y The Wombats son unos habituales en mi reproductor... almenos para despertar!! Mirando al futuro más inmediato, ¿qué proyectos tenéis en la agenda?

De momento tenemos dos fechas cerradas en Valencia, el sábado 26 de noviembre tocaremos en el DeluxePopClub y el sábado 17 de diciembre tocamos con Pecker en el Poseidón. También estamos preparando un Ep de 4 canciones que esperamos que salga a principios de 2012.

Apuntadas quedan las fechas en nuestra agenda al tiempo que hemos llegado a la base sin sufrir percances... Gracias por compartir con nosotros esta bajada con esquís... la próxima vez jugaremos al curling. Y para que todos los alquimistas podáis disfrutar de la música de Copo, os dejamos con la versión en directo de “La V guerra mundial” sobre el escenario de la Sala Matisse de Valencia.



“La V guerra mundial” (Copo, 2010)

Próximos conciertos:
26 noviembre - Valencia (Deluxe PopClub)
17 diciembre - Valencia (Poseidón)

Más info:
http://www.myspace.com/copomusica
http://copo.bandcamp.com/
http://copo.bandcamp.com/album/matrioshka

1 comentario:

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario