Gener. Sala Moon (València) 19/01/19 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

domingo, enero 20, 2019

Gener. Sala Moon (València) 19/01/19



La presentación de “Cante el cos elèctric” de Gener podemos llamarlo ya como un hito histórico en el panorama musical de nuestra ciudad. Un directo que dio de sobra la talla ante todas las expectativas puestas y que fue cogiendo cuerpo y sobre todo alma para dejar manifiesto que sus canciones en estado puro bordan un todo más que sobresaliente. 

Desde los comienzos de Gener hemos estado ante esa venturosa anomalía en la pantanosa radiografía musical de nuestra tierra. Una banda que desde sus inicios ha tomado un camino colmado de potencia e independencia, y desde el que siempre han tomado una perspectiva muy interesante; el gusto de hacer bien las cosas, mantener una coherencia, profesionalizar su trayectoria, el ingenio, el arte y sobre todo el don de tener “ese algo” que les hace marcar una inequívoca diferencia. Todas esas sanas virtudes que les definen ayer consiguieron vender todo el papel en una sala de un aforo considerable como la Moon València, nuestra añorada y querida Roxy de toda la vida. 

El recorrido de la noche transcurrió entre su tercera y última entrega, en su totalidad pero no por el mismo orden, y algunos cortes de “Oh, Germanes” y “El temps del llop”, además de una canción nueva que por temas de minutaje del formato del vinilo no entró en “Cante un cos elèctric”. Por cierto, que trataba de una historia de amor que comenzó a través de unas máquinas y que fue dedicada a Cesar Castillo (guitarra) y su mujer Muriel. No fue el único guiño hacia que las nuevas tecnologías no pueden ser tan malas porque el mensaje que lanzó Carles a su mujer e hijo imaginados en una máquina espacial, es una de las máximas muestras de amor que he visto sobre un escenario. ¡Ya lo dijimos!,que iba a ser de lagrimita. 

Un concierto que debido a algunos problemas técnicos en el bajo al principio y los nervios de la responsabilidad ante su público le costó arrancar. Aunque sinceramente, esto no debería ser lo relevante, porque su buen hacer, presencia y saber salir de las situación, hicieron que en poco margen de tiempo todo lo que sucedía arriba del escenario fuera más que estimulante. Cinco minutos antes de su aparición un voz en off se adaptaba a esa realidad virtual en la que estamos más que descarriados y nos animaba a registrar todo aquello que pasara. Esa ironía que ha sido parte de este último trabajo aparecía en una intro que no hizo más que acrecentar esa excitación previa que se respiraba en la sala. 


La salida la marcaba con lógica y coherencia “Soc l'animal persona”, ese corte que más derroche de energía y locura desata en el disco. A partir de ahí el time line planeado nos hizo ver pasar ante nuestros ojos la elegancia, la calidad instrumental, las nuevas sonoridades, todos los efectos que hacen situar y dar identidad a las canciones, esas maravillosas armonías vocales y una sublime capacidad de interpretación de Carles Chiner a la hora de cantarnos todas esas magníficas historias que crea a través de un imaginario propio. Un grupo que tiene mucho y muy bueno que decir y que con esa presencia y actitud les hace capaces detrasmitir con su música infinitas conexiones emocionales con un trasfondo luminoso y bello. 

El envite final fue in crescendo desde la suavidad envolvente de “El riu que no torna” pasando por “Les dones”, la explosión festiva de uno de sus hits “Convencionals” y terminando por la melancólica futurista “Penjat's d'un núvol”. Uno de los cortes con mayor desarrollo del disco que hacia la mitad vira en sonidos más electrónicos y que invitaron a un final de cierre totalmente festivo. Ya lo decía alguien entre el público que ese momento era la parte mejor de “Cante el cos elèctric”, y para darle una mayor conexión sentimental, tuvieron la genial idea de mutarlo con el temazo de “Lady” de Modjo. Después de esto pues la fase del saludo final se dio entre bailes y abrazos que hacían mostrar la felicidad, complicidad y amor por la música que tienen Gener. Carles soñó en que ojalá en ese futuro en el que todos estaríamos colgados de la nube pudiéramos recordar esa noche y darle al play en bucle. ¡Ojalá les dure la magia! 

Galería fotográfica: Susana Godoy













No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario