My Yellowstone: "Jewels" (Autoeditado, 2020) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, abril 13, 2020

My Yellowstone: "Jewels" (Autoeditado, 2020)


En Sevilla se lleva cociendo algo realmente bueno en cuanto al rock de raíz americana se refiere. Y hace ya tiempo que empezamos a descubrir a algunas bandas compuestas por músicos veteranos, en algunos casos de vuelta de muchas cosas, que están haciendo de la escena hispalense una de las más ricas e interesantes del panorama nacional. My Yellowstone contribuyen a la causa con un nuevo trabajo, corto, directo y atinadísimo, con el que esperar a que pase la dichosa cuarentena y poder empezar a pasearlo por los escenarios donde se les permita hacerlo. Tardarán, como todos, pero merecerá la pena mientras tanto ir empapándose de estas cuatro estupendas canciones.


¿Qué es eso del folk-rock? ¿Y qué, después de todas las vueltas que ha dado la industria y los desprejuicios de tantas bandas de mente y corazón abiertos, puede aportar a la promoción de una banda que se la etiquete como country, stoner rock, pop lisérgico o rock de filiación americana? Poca cosa que no trascienda las fronteras de los oídos propios y las opiniones basadas en el background particular de cada oyente. En definitiva, zarandajas que sólo conducen a categorizar lo que simplemente te llega. O no. En el caso de algunos músicos que llevan cierto tiempo en la difícil disyuntiva de seguir bailando en el filo de la ilusión por continuar una trayectoria coherente o tirar por el camino de enfrente y pasar al limbo de la incertidumbre en unos tiempos cada vez más complicados para la Industria (ahora sí, con mayúsculas). Esos precisamente son los que interesan, a poco que las orejas estén bien abiertas.Y de eso saben mucho My Yellowstone, cuyos hechos superan por sí mismos a las palabras, por muchas alabanzas que éstas puedan suponer.

Ya las buenas críticas cosechadas con su álbum de debut, “Here & now” (2013), los situaba muy por encima de la media del género, si es que eso existe a estas alturas, pero solo les servirían para seguir en el camino, movidos únicamente por la intuición de que estaban cociendo algo importante.

Tras varias idas y venidas con sus posteriores trabajos, en las que nunca escaparon de su esencia, en 2019 se meten en Sputnik Studios y graban bajo la batuta del reconocido Jordi Gil –referente de la escena hispalense y artífice de algunos de los mejores trabajos de Maga o Sr. Chinarro, ahí es nada- cuatro canciones como cuatro disparos benignos, para reconciliarse con el enemigo o simplemente hacer las paces con uno mismo tras las múltiples batallas cotidianas. Desde el inicial órgano que introduce las furiosas estrofas de “Disgust” hasta la más clásica “The question”, la necesidad de afecto y el amor por estas canciones se manifiesta en el estribillo de “Russian roulette” y el orgullo de ser quién eres que en “Fun Club” hace un guiño a una de las salas que forman parte de su educación, primero, y su crecimiento artístico, después. Si han crecido o no en el intento, se ha de descubrir a través de los versos aquí contenidos, con el optimismo y la esperanza de saber que hay un norte al que todos debemos recurrir en caso de pérdida de identidad, algo que My Yellowstone, de momento, aún conserva intacto. Para nuestro bien.

Lo mejor que se puede decir de este formato reducido con el que vuelven a ilusionarnos es que se queda corto, que se echan de menos más canciones que refuercen el nuevo concepto de la banda, tan identificable y reivindicable como el de siempre, y que el ímpetu y las ganas de seguir en la brecha no solo se intuyen, sino que son más necesarios que nunca. Ellos lo saben y nosotros lo confirmamos. Escuchen y convénzanse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario