NOVEDADES

sábado, noviembre 27, 2021

[Crónica] Cracker en Teatro CajaGranada (26/11/2021)

 

Más de 25 años sobre los escenarios avalan una banda que, a juzgar por la fidelidad de sus seguidores en Granada, se ha convertido en una banda de culto para los amantes de la american music. Cuatro ya desde la última vez que giraron por España así que las ganas estaban más que justificadas. El escenario elegido, el Teatro CajaGranada, que últimamente está dejándonos degustar una variada programación de calidad. Con una entrada que superó los dos tercios de aforo y muchas ganas de bailar cerca del escenario. Lo cual, hizo a ambos lados de los pasillos una parte de los asistentes. Sí, se echó de menos el formato sala abierta, para bailar al lado de la banda californiana. Pero claro, tal y como están las cosas, con los altibajos en cifras de contagios y el miedo que aún flota en el aire, este es el formato más responsable. 


Cracker nunca fueron una banda al uso, ni en lo musical, ni en su forma de enfocar la distribución de su música. Son más, por derecho propio, una banda “alternativa” e “independiente”. David Lowery y Jonathan Hickman han “operado” siempre a los márgenes de la industria musical, han manejado sus tiempos de actividad con los de dar tiempo a sus discos y han mantenido, a través de los años, un directo tan demoledor como el que exhibieron anoche. Tras pasar por nuestro país en 2017, el anuncio de esta nueva gira, ha sido muy bien acogida por sus muchos fans y Granada los recibió con los brazos abiertos. 


Comenzaron con fuerza, con “Been around the world” y “Seven Days” para abrir boca ya desde todo lo alto. A partir de ahí, sin perder un gramo de frescura durante todo el show, con cabida para temas más acústicos y más rockeros, todo el espectáculo fue in crescendo, sin defraudar a un público que, a duras penas, podía estar quiero en sus asientos. Muy bien elegida la sucesión de temas, entre los que no faltaron “Honey”, “California Country boy”, “The world in mine”, su “Euro-Trash girl” o “Movie star”. Capacidad sobrada para pasar del country al rock alternativo sin que hubiera altibajos en su espectáculo. 


Es cierto que ni Hickman ni Lowery son muy comunicativos sobre el escenario, pero con temas como los suyos tampoco es necesario explicar canciones o perderse en largos discursos. Parcos en palabras, apenas algún agradecimiento y la consabida presentación de la banda fueron quizás lo único que escuchamos de ellos además de su música. Y en este caso, que sus guitarras dialogaran con fluidez durante algo más de hora y media era, no sólo lo esperado, sino lo agradecido por parte del público.

 


Llegados al momento de los bises, con una mínima pausa para no hacerse mucho de rogar, ponían punto final a una noche cálida de rock americano con “Show me how this thing Works” y “Time Machine”, con algunos asistentes bailando en la parte baja del teatro y la sensación de haber asistido a un espectáculo de gran calidad, con muy buen sonido y todo el rock para redondear una noche perfecta, inolvidable.

 Crónica y fotos: María Villa. 

Share this:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario

 
Copyright © 2014  . Designed by OddThemes