[Crónica] Morgan en Teatro CajaGranada (2/04/2022)

 


Prometo estarte agradecida. Quizás, esa sea la máxima de Nina de Juan, una mujer que ha crecido exponencialmente en los escenarios desde que escuché, por primera vez, su voz, dándole vida a “Charo”, con Quique González. Y sí, agradecida se mostró en todo momento, desde el inicio del concierto, dedicando palabras que así lo demostraban constantemente al público es este evento magníficamente organizado y producido por la Fundación CajaGranada y Wegow. 

Desde enero de 2020 no veíamos a Morgan en Granada y, si ya entonces dejó el listón alto e Industrial Copera hasta la bola, este sábado en Teatro CajaGranada volvió a repetir lleno en su presentación de “The River and the Stone”. Vinieron dentro de su gira por teatros, antes de volver a salas próximamente, tal como explicó Nina en una de sus pocas intervenciones. Cos este trabajo, tercer álbum de los madrileños, la banda sigue cosechando el éxito que comenzó con “North” y que se consolidó con “Air”.


La banda, formada por Carolina de Juan, Ekain Elorza, Paco López y David Schulthess saben que están en un gran momento y lo aprovechan al máximo aunque, su propuesta, está claramente al margern de modas y no es flor de un día, sino la cosecha a lo que se ha sembrado sabiendo lo que se hace. Al núcleo de la formación se han sumado para esta gira un nuevo bajista y un perdusionista de quien Nina comentó que“hace de todo”. Su disco, n.º 3 en lista de ventas, está plagado de buen soul, R&B y folk pero, sobre todo, rock. Toda la fuerza del rock.


Puntuales para el comienzo, en algo más de hora y media de concierto ofrecieron un set list que no sólo servía como estreno de su nuevo trabajo, sino que volvía por los temas más emblemáticos de la banda pertenecientes a sus anteriores discos. Abrieron con el tema que también abre el disco “Hopeless Prayer”, uno de los temas más folk donde los teclados dan un brillo especial a una canción ideal para comenzar un concierto de estas características. Poco después sonaban “River”, “Silence speaks”, una balada que suena dulcísima en la voz de Nina, “Paranoid fall” y, como suele ser habitual en sus discos, un tema en castellano “Un recuerdo y su rey”, un tema reposado tras el que escuchamos también “WDYTYA”, de lo más american music del disco.



Haciendo gala de su grandísima voz, Nina tuvo momentos de lucimiento especialmente en temas como “A kind of love”, rítmica y contundente. Sonaron también temas como “On and On (wake me up)”, más ligero aunque con la misma fuerza que los anteriores. Nina, siempre segura tras su piano, se aventuró en esta ocasión a moverse en el centro del escenario, explicando, como ella bien dijo “aunque nadie me haya pedido explicaciones” que está intentando sentirse más cómoda fuera de su zona de confort “poco a poco”. Se le nota que, donde se encuentra a salvo, es tras su piano, exhibiendo su voz con maestría.

De su anterior disco “North”, pudimos escuchar “Attempting”, “Goodbay” y“Volver” y, como no podía ser de otra forma, “Oh, Oh”, “Blue eyes” y “Sargento de hierro” de “Air”. Aunque, algunas de estas, formaron ya parte de los bises, entre nuevas tandas de agradecimientos muy sentidos, donde vimos a Nina preocupada por no dejar atrás a nadie en sus menciones.


Llegado ya el final del concierto, una nueva sorpresa al ver a Nina en el centro del escenario con Paco López a la guitarra, ambos desenchufados, lanzando “Marry you” a capela con la fuerza de la inconfundible voz de esta mujer que, día a día, nos conquista más. El cierre estelar con toda la banda uniéndose para terminar con fuerza el tema y el emotiovo adiós de una banda que siempre nos deja con ganas de una próxima visita tras el impecable espectáculo con el que volvieron a deleitarnos en Granada. Mucho rock, y mucho Morgan. Hasta la próxima visita.

CRÓNICA Y FOTOS: María Villa 



Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario