• Breves

    lunes, noviembre 21, 2011

    Danny Elfman - Batman. Warner Music, 1989.

    Danny Elfman - Batman.
    Warner Music, 1989.


    La noche cae sobre Alquimia City. Las sombras, cada vez más extensas, ocultan el mal que azota sus calles. Los delincuentes de la palabra campan a sus anchas mientras la policía musical no da a basto. Entonces, cual criatura de la noche, el oscuro Redactorman desciende desde los cielos para castigar a los malvados con sus majestuosas palabras llenas de fuerza y vigor, escritas con una mano firme, de pulso envidiable que… que… ummm, ¿¡qué, qué pasa!? … ¿que estaba hablando en sueños? ¡Huy!, perdón, no sabía que estábais ya por aquí. Esperad, que me lavo la cara y empezamos.

    Si John Williams definió el estilo a seguir por tantos compositores a través de la música de Superman, Danny Elfman redefinió esa misma base (tema central y heróico que se repite a lo largo de la composición, música para la chica, música para el villano, etc), para los héroes o anti-héroes más oscuros.

    Batman fue una película de mucha repercusión mediática, no se escatimó en publicidad ni merchandising, tuvo una banda sonora a cargo del, por aquel entonces, artista conocido como Braceli, digo Prince; y se convirtió en todo un icono de la cultura pop de finales de los 80 y parte de los 90. Lo llamaron la Batmanía. No en vano fue el segundo éxito (tras 11 años de intentos) de llevar a la gran pantalla un superhéroe tras el mítico Kriptoniano de la “S” en el pecho. Por aquel entonces no había sobresaturación de personajes comiqueros en el cine, ni muchos intentos serios, pues aún se consideraba el medio de los cómics algo infantil para el cine. Míralos ahora, picoteando de todo lo que se escriba, sea bueno o no.

    A lo que íbamos.

    La aportación de Elfman en el score supuso un acierto no sólo por su asidua colaboración con Tim Burton, también lo fue porque era el más indicado para captar ese tono oscuro que el personaje debía desprender.

    Personalmente, es otra banda sonora que me dejó marcada a fuego la pasión por este tipo de música y también por el compositor, pasando a ser uno de mis preferidos, aunque su trabajo de los últimos años no me termina de convencer. Creo que tuvo su momento álgido en los 90.

    ¿Cómo que me busque una mujer para saber lo que es pasión de verdad? ¿Quién os ha dicho que no la tengo ya hace tiempo? Que el póster de Catwoman interpretado por la Pfeiffer y yo tenemos una fructífera relación de años. Ella me sigue mirando insinuante y yo sigo regalándole chorros y chorros de mi “amor”. Hala, para que vayáis de enterados por la vida.

    A día de hoy me sigue pareciendo el trabajo más completo de Danny Elfman, que no superó con Batman Returns. Aunque sea un trabajo también muy notable, con algunas piezas superiores, en su conjunto resulta menos especial.

    Batman es un score poderoso, con numerosos matices y variedad, pero a la vez manteniendo esos histríonicos y retumbantes sonidos de la factoría Elfman, llevados sin embargo a otro nivel. Todo el disco vale la pena, enterito, sin excepciones. Aunque eso, como siempre digo, es una opinión personal.

    Como suelo comentar, hablar de todos y cada uno de los temas de un disco sería extenso y posiblemente cansino, así que mencionaré unos cuantos. En esta ocasión habrán también enlaces por Goear y no por el habiual Youtube, debido a que en este último no aparecen muchas de las piezas mencionadas.

    ¿Tenéis cita para ir a comer? ¿Resulta que sois de los pocos que trabajáis y tenéis que entrar ya? ¿Os ha llamado vuestra madre diciendo que ha muerto el perro de la familia? Lo siento, nada más importante que continuar leyendo este artículo. Si no es algo serio como que el Joker os ha soltado su gas de la risa y tenéis que ir al hospital, de aquí no se mueve ni el aire.

    Bien, como en todo score que se precie siempre hay un Main theme o main title. Este comienza con un sonido ascendente de misterio, que gradualmente va llegando a un clímax de inicio. El himno de Batman arranca como una marcha militar acelerada de fondo, mientras instrumentos de viento tejen la melodía, uniéndose los violines (siempre ellos, como no), con toques de órgano (no de los Casio, no, de los de catedral) que continúan confiriéndole ese toque de misterio del principio. En conjunto forman un tema magnífico, que sigue lo establecido por aquel Superman de Williams, pero mutado hacia algo intrigante, oscuro y poderoso.

    Shootout & First Confrontation es una pieza con una base repetitiva que prácticamente se construye sobre un piano, clarinetes, trombones, trompetas, chelos y violines. Sin duda un gran trabajo que recuerda, muy sutilmente, a la estructura del jazz en ocasiones.

    Batman to the rescue, Batmobile Charge & Street Fight viene a ser el rescate de la chica por parte del héroe y la persecución posterior. En este caso comienza con fuerza directamente, sin preliminares (a lo macho ibérico) y viene a ser una variante del tema central que añade pequeños tramos con sonidos característicos de los delincuentes, que vienen a destacar por ser algo más tribales y estridentes.

    Vicki Spies (Flowers) vendría a ser el love theme de Batman, pero también del Joker. Es una pieza corta, triste y melancólica, al fin y al cabo los amores del hombre murciélago y el payaso homicida no duran.

    En Waltz To The Death nos encontramos, como su nombre mismo indica, un vals. Pero no uno cualquiera. Este está aderezado con toques que recuerdan a los espectáculos de trapecistas en los circos. Una sinfonía sin desperdicio y fuera de lo común, que nos hace creer que en breve saldrá el maestro de pistas a anunciarnos algún espectáculo.

    Y para terminar, dos de mis preferidas (y esto es un eufemismo, siendo todo el disco preferente para mí). Descent into the mistery es otra pieza corta, pero de una fuerza apasionante. Con tan sólo violines, percusión, unas voces corales, platillos y trompetas, Elfman consigue emocionar de una forma épica. El otro tema sería Up the Cathedral, donde el órgano tiene un papel importante, como si el mismísimo Fantasma de la Ópera se hubiera puesto a acompañar esta partitura melancólicamente grandiosa.

    ¿A que ahora que la habéis escuchado pondríais de marcha nupcial ese Up the Cathedral en vuestra boda? Claro que sí, con vuestros suegros mirándoos mal mientras esperáis a la novia vestidos de Batman o de Joker. Seguro que a la salida os esperaría una pareja de loqueros con camisa de fuerza en vez de arroz, pero, ¿y lo a gusto que os quedaríais pensando que os llevan al Asilo Arkham qué? Todo un lujo.

    Curiosidades musicales y otros detalles surgieron a raíz del éxito de la película:
    Warner dio luz verde a la creación de una serie animada de Batman que se estrenó en 1992. El tema central fue compuesto por el mismo Elfman y es bastante parecido al de la película como para relacionarlos, pero suficientemente distinto para tener su propia identidad. El resto del score corrió a cargo de Shirley Walker (fallecida en 2006) y, para tratarse de una serie de animación, posee una calidad excelente. Hay que recordar que en aquel entonces era raro que una serie occidental, tuviese una música digna del cine. Estoy seguro que, de seguir con vida, nos habría dado muchas más composiciones dignas de mención.
    La misma compositora sería artífice de la banda sonora de la primera película animada derivada de la serie en 1993, Batman. La Máscara del Fantasma (Batman. The Mask of the Phantasm). El tema inicial de la misma destaca enormemente, con una pieza coral alucinante que siempre me ha recordado al estilo “ruso” del tema principal de La Caza del Octubre Rojo (The hunt of Red October), de Basil Poledouris.
    Si bien el tema principal de Prince para la BSO (incluyó varios), nunca me entusiasmó (porque es un desquicie), he de reconocer que el videoclip es bastante llamativo, con bailarines vestidos del Joker, bailarinas vestidas de Batman (sí, no me he equivocado al escribir) y otras bailarinas vestidas de Vicky Bale. El mismo cantante iría caracterizado mitad de hombre murciélago y mitad payaso. Pinchad aquí.
    Goldentusk también ha reversionado el tema principal de Batman, poniéndole letra y haciéndose él mismo los personajes, como siempre. Podéis verlo por aquí.
    En 1990 Danny Elfman compuso el score para Darkman, película de presupuesto modesto. Se nota que no había pasado mucho tiempo entre este y el del justiciero de Gotham, pues el tema principal posee un evidente parecido. Podéis escucharlo aquí.

    Recientemente, en 2010, todas las bandas sonoras de las películas de Batman y las series animadas, han tenido una remasterización (algo que le hacía falta a la primera sobretodo) y un expanded score editado. Una campaña notable que hará las delicias de más de un amante de todo lo relacionado con este justiciero enmascarado en contreto. Concretamente se llaman Expanded Archival Collection. Eso sí, que hayan llegado a España ya es otra cosa.

    Y hasta aquí llega este nuevo artículo. Recordad que yo, como el Joker, siempre acabo volviendo.

    Alquímicos saludos de cine.






    Puedes visitar lugares dedicados a Danny Elfman aquí y aquí.

    2 comentarios:

    1. Me he dado un buen repaso a tus reseñas en Alquimia Sonora, y no puedo evitar hacer un pequeño comentario sobre este "Batman" de Elfman, ya que, como a ti, me marcó muchísimo, ya que fue la banda sonora que me convirtió en aficionado a las BSO en general.

      Es más bien conocido que Jon Peters y Peter Guber, (pero sobre todo Jon Peters-ya sabes, "el peluquero de Barbra Streisand" tal y como decía Kevin Smith) quería que la banda sonora fuera compuesta íntegramente por Prince, adelantándose años a esa moda de introducir canciones compuestas "ad hoc" por grupos supestamente "populares" pero que no pegan nada con la peli. Y todo porque estos dos señores no tenían ni idea de qué tipo de película de Batman querían hacer. Fíjate que tantearon a Warren Beatty y a Bill Murray para hacer una película más bien cómica, al estilo de la serie de los 60,y a Joe Dante como director. Sólo tras la contratación de Burton y su insistencia en que la música la compusiera Elfman, se contrató al pelirrojo, que aún no era nadie en el mainstream musical hollywoodiense.

      ¿A que viene este rollo? Bueno, a que Elfman tenía mucho mucho que demostrar: su primera gran producción (en su día Batman fue la película más cara de la historia del cine)y muchas ganas de acallar las críticas que desde el mundillo musical le hacían por no tener una formación clásica (venía del grupo Oingo Boingo); y la verdad es que Elfman no tenía una gran formación musical, y se cuenta y se rumorea que tarareaba y grababa en un cassette los temas que iba "componiendo" y se los pasaba a sus orquestadores, Steve Bartek (con el que ha trabajado en infinidad de bandas sonoras) y Shirley Walker (con la que trabajó en Batman: Animated Series y en Flash). Y este último dato, el de Walker, resulta verosímil cuando escuchas los trabajados compuestos por ella y comparas el resto de bandas sonoras de Elfman (en las que Walker no fue orquestadora) con Batman y adviertes que hay mucho de Shirley Walker en Batman; que "Batman" es una composición con muchas capas, bastante más compleja que las que hacía Elfman en la época (Pee Wee o BeetleJuice, por ejemplo), lo que parece indicar que, en efecto, al pelirrojo le hicieron mucho trabajo. De hecho, podemos constatar qe hay muchas más diferencias estilísticas entre "Batman" y "Batman Returns", a pesar de ser secuelas directas, que entre Spider-man y Spider-man 2, y ello se atribuye normalmente al trabajo de Walker.

      En definitiva, supongo que por las ganas que le puso el pelirrojo, por el excelente trabajo de sus orquestadores y de la London Sypmhony y por su sintonía con Burton (que en aquella época era más que excelente, antes de deteriorarse a raíz de Pesadilla antes de Navidad y sólo recuperada-aunque parcialmente- en El Planeta de los Simios), Elfman nunca ha hecho un trabajo tan completo (no ya bueno, sino completo): una brillante sincronía con las imágenes (aún superando obras casi perfectas en este aspecto como "Mission:Impossible"), una riqueza absoluta de variaciones del tema principal (que no se hace pesado, como en "Black Beauty" o en "Batman Returns", en la que lo mejor de la banda sonora no es ni de lejos el tratamiento musical del Hombre Mrciélago) e incluso, aunque muy poco utilizado, un excelente tema par el Joker (en el track Roadsted Dude). Sí, Elfman tiene otras bsos excelentes, pero pienso que ninguna es tan absolutamente genial en cada uno de sus cometidos, todo y que además tuvo que introducir de forma discreta referencias a los temas de Prince y a Beautiful Dreamer.

      En definitiva, en mi pinión, la mejor Bso del gran Danny Elfman.

      ResponderEliminar
    2. Pero bueno Graimito, vaya pedazo de comentario. Atónito me has dejado con tus conocimientos más allá de la superficie de este pedazo de score. No sé si darte las gracias o recelar ante tal despliegue de sabiduría (me quieres quitar el puesto, ¿a que sí? Pues venderé cara mi vida, lanzaré piedras con mis uñas y te saltaré dientes... XDDDD).

      Ahora en serio, está claro que este score es muy grande, que no deja indiferente y que encierra mucho trabajo detrás por parte de mucha gente.

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves