• Breves

    martes, enero 17, 2012

    John Williams - E.T. el Extraterrestre. Varése Sarabande, 1982.

    John Williams - E.T. el Extraterrestre.
    Varése Sarabande, 1982.

    Cuentan las leyendas que La Tierra ha sido visitada por seres bondadosos, de intenciones nobles y amistosas. Dicen que antes de ver grandes ciudades fritas por rayos nucleares, aplastadas por trípodes o sitiadas con maquinaria bélica, antes de Falete, Paquirrín o la bruja Lola; hubo seres con curiosidad por nuestro planeta y sus seres vivos. Y sí, se habla de uno que era botánico, coleccionista de plantas de todo el universo. Es cierto, yo estuve allí y le conocí.

    Como tantos otros de mi generación y de generaciones venideras, E.T. me hizo soñar con tener un amigo llegado de las estrellas y vivir aventuras con él. Spielberg nos regaló esa aventura con trasfondo de familias rotas y, John Williams, un score para el recuerdo, lleno de sentimientos y emociones.

    Es por eso que el niño que llevo dentro aflora de nuevo cada vez que escucha esta banda sonora y otro de los motivos por los que creció mi pasión por las mismas.

    He encontrado el momento perfecto para hablar de ella porque este fin del mundo, digoo, este año, se cumplen 30 años de su existencia. Además y, de paso, aprovecho para dedicársela a mi hija, que me cumplió un añito el pasado viernes. Algún día espero poder sentarme con ella y mostrarle una película y una música que creo debería anidar en el corazón de cualquier niño y traspasar las barreras del tiempo y la edad.

    El disco, como suele ser habitual, tiene una serie de temas que se repiten a lo largo del mismo, por tanto pondré algunos de los que más me gustan:

    Far From Home (E.T. Alone)
    comienza con las primeras notas del que podemos decir es el tema de E.T. (aunque no conste como Main Title), pero rápidamente cambia a algo más misterioso y, quizás, siniestro. También hacia la mitad podemos escuchar lo que será el tema “de los malos”, al menos visto desde el prisma de un niño.

    Bait For E.T. se inicia con un trompeteo y un golpe de viento que recuerda ligeramente, por cierto, a Psicosis de Bernard Hermann (pero no al archiconocido temita de los violines estridentes, sino a este otro).

    En Toys nos encontramos una pieza con el arpa como protagonista, acompañado de violines. Representa en muchos momentos del disco la amistad y el amor fraternal que surge entre Elliot y E.T. La melodía recuerda en algunos aspectos a otra obra que Williams crearía muchos años después para A.I. (Inteligencia Artifical).

    The Magic Of Halloween continúa recordando futuros trabajos de su autor. Al inicio podemos identificar cierto toque que reciclaría para Harry Potter. Además suenan brevemente unas notas del tema de Yoda para Star Wars, entre el primer minuto y los doce segundos siguientes. Tras todo esto todo va cambiando y acelerándose a base de piano y violín hasta llegar al tema más representativo del disco, aunque de poca duración. Sin ella E.T. no sería lo mismo.

    Escape - Chase - Saying Goodbye es un tres en uno que, en mi opinión, resulta brillante. Se escucha nuevamente la melodía de Bait for E.T. un poco más compleja y emocionante, mezclada con la música que representa al alienígena y a los chicos protagonistas. Luego tenemos el tema final, una pieza que invita a llorar aunque no se vea la escena a la que acompaña, muy emotiva e intensa, que “habla” por sí misma.

    El End Credits suele ser siempre un popurrí o suite de los temas más significativos de un disco. En este caso no es una excepción y merece la pena prestarle el oído también.

    En el ámbito de curiosidades, además de los parecidos a obras futuras del mismo compositor mencionadas y el cameo de las notas de Star Wars, podemos encontrarnos con que al señor Spielberg le gustó tanto la música compuesta por John Williams, que decidió volver a montar algunas secuencias para que coincidieran como un guante con la música. Lo normal suele ser lo contrario.

    Hubo un audiolibro de la película narrado por Michael Jackson. Si bien no tiene que ver directamente con la banda sonora, venía a cuento mencionarlo, puesto que estamos en un blog de música y hablamos del fallecido Rey del Pop.

    En el 20 Aniversario de la película se realizó una premier de cine con todos los implicados y, sin que hubiera precedentes por aquel entonces, John Williams y Los Angeles Philharmonic Orchestra interpretaron en directo y al mismo tiempo que la proyección, el score de la misma. (Logotipo de la Universal incluído) Dicho concierto/proyección fue editado en el DVD de la película. Vídeo resumen del evento al final del artículo.

    Y creo que es todo por hoy, la próxima semana volveré para torturaros nuevamente, que ya casi es el único hobby no privatizado y libre que me queda… ¿Cómo que no os gusta E.T.? ¿¡Qué es demasiado cruel!? ¿Qué los vampiros de Crepúsculo a su lado son más tiernos? Pues mira, ahí no os voy a quitar la razón. Dentro de nada veremos peluches y todo para que las chicas los abracen cuando se vayan a dormir. Nunca habrá peligro de que las muerdan, ni de que les chupen la sangre… u otras cosas.

    ¡En fin! Sed bueeenos y llamad siempre a caaasa. Alquímicos ¡Auuuh!








    3 comentarios:

    1. 30 años ya de E.T., qué barbaridad...

      Un post muy divertido :)

      Un saludo, te seguiré leyendo!

      Jose (Blogosfera).

      PD: ¿Estás de acuerdo con este comentario de abajo?

      "Hoy, la música se consume; no se escucha"...

      http://josearnedo.blogspot.com/2011/12/claudio-casini-el-arte-de-escuchar-la.html

      ResponderEliminar
    2. Que, una cosita, ejem... Pon algún vídeo para ilustrar la BSO, que te queda soso... XDDDD

      ResponderEliminar
    3. Señor Braceli, le sugiero remita sus "quejas" a nuestro estimado encargado Kevin Costner de Jesús. XDDD

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves