• Breves

    jueves, noviembre 08, 2012

    Andrés Suárez-Sala Galileo Galilei, Madrid. 07/11/2012

    Me arreglo, cojo el paraguas y pongo rumbo a mi nueva cita con Andrés Suárez, esta vez en Madrid. Vuelvo al sitio donde le vi por primera vez, un mítico ya en su historia y en su trayectoria, el Galileo. Pero tengo entendido que esta vez no viene solo. Llego a la sala y echo un vistazo rápido, ¿no está Marwan por aquí?, qué raro... Por suerte consigo una mesa y, digo por suerte porque cuando he llegado, el bar, ya estaba lleno de carteles con reservados. No, muy lista no he estado en esta visita.

    Se apagan las luces y aparece el desaparecido, Marwan. En su salsa, porque el Galileo también es su casa, y como presentador de la velada da la bienvenida al primer invitado, Carlos Palacio, alias Pala, un compañero de Colombia que está probando suerte en nuestro país. 
    De nuevo Marwan al pie del cañón para dar las buenas noches, ahora sí, al señor Andrés Suárez, acompañado por Funambulista.

    Voy a pasar lista que con tanto artista saliendo y entrando del escenario noto a alguno un poco desorientado. De ahora en adelante contaremos con la presencia de Andrés Suárez, Diego Cantero y Alejandro Martínez, del grupo Funambulistas, vocalista y teclista respectivamente y Marino Sáiz, perfecto violinista que cierra estas presentaciones.

    No os penséis que ha sido Andrés Suárez vs Funambulista y a ver quién puede más, ha sido más bien un empastamos las voces, como si llevásemos cantando a dúo toda la vida, y encima nos llevamos al Galileo de calle. Vaya por delante que han recalcado la admiración mutua que sienten por el trabajo del otro.
    La primera de la noche, Imagínanos, del anfitrión de la velada. Con la segunda, la que da nombre al grupo, Funambulista, llegan las primeras palmas. ¿Pero esto no era un concierto de cantautores? no señores. Olvídense de esa imagen de luz tenue y guitarra, al menos por hoy. El hecho de que el gallego haya salido con el pelo recogido, en lugar de con la melena al viento, ya era una señal de que esta noche el cuento sería otro. 

    "Para mi es un día especial, poder compartir escenario con Andrés. Le doy las gracias por enseñarme a su público", dice Diego, a lo que Andrés añade que para él "estar con músicos de quienes escucho música en mi iPod es un honor". El experimento de empastar las voces y compartir repertorio ha sido un éxito, tanto es así que van a repetir en Barcelona, Murcia, Sevilla y puede que alguna ciudad más. Así que atentos a páginas webs y redes sociales.

    Continuamos con el directo que me voy por las ramas. Del último trabajo de Andrés, Cuando vuelva la marea, no han querido faltar Hay algo más, La vi bailar flamenco, No te quiero tantoBenijo, cantada sólo por el gallego, o Más de un 36, esta vez interpretada por Diego. Las dos olvidadas de la noche, o, mejor dicho, las dos que el público más ha echado de menos han sido Piedras y Charcos y, como no, Perdón por los bailes, tema grabado junto a Pablo Milanés.
    Por parte de Funambulista han elegido los temazos Ya verás, Sólo luz, Fiera, o Puro Azar. También han recuperado algunas canciones antiguas, de las que forman parte de la aventura musical de Diego Cantero, antes de la formación actual, como Un par de buenos sueños, TomaOjala, tema que ha cantado Andrés, mientras que Diego le ha observado acompañando solo con la guitarra. "Esta la escuché, si no me equivoco, en Libertad 8 y me enamoré de ella", ha dicho el gallego. 

    Los dos vocalistas se han sentido cómodos como para hacer de las suyas. Grabaciones a voces, muy míticas de Andrés, esta vez divertidas y sin orden, que han ido soltando por los micrófonos, líos de cable por el escenario resueltos sin ningún tipo de disimulo y versiones llevadas perfectamente al terreno de cada uno, de las canciones Burbujas de amor, de Don Juan Luís Guerra y La Bien Pagá, interpretada en su momento por Miguel de Molina,  entre otros.

    Dos horas de concierto que he disfrutado como una enana. Como ya dije en otra ocasión ir a un concierto de Andrés Suárez es sinónimo de disfrutar. Sabes de entrada que no vas a bailar, ni a saltar, ni siquiera a cantar, si no quieres, pero si te dejas contagiar por el ambiente que se crea con sus canciones disfrutas a la fuerza. A Funambulista tengo que admitir que nunca les había visto y, aunque si había oído algunas de sus canciones, no les había seguido demasiado la pista. Pero supongo que es de esos grupos que si les conoces te quedas y yo ayer me fui de Galileo conquistada. Así que, espero verles pronto.

    El punto final, o los puntos suspensivos, como gusten, lo puso Lo malo está en el aire, single de Cuando vuelva la marea, mezclada con Como un idiota, de Funambulista, con una sala totalmente iluminada, por petición de Andrés y un público ya en pie y dando palmas. 
    "Nos vemos en la barra. Personalmente no voy a olvidar esta noche". Presentaciones del equipo técnico y del personal de la sala y agradecimientos varios a los asistentes. Saludo de los cuatro de abordo en el centro del escenario y ¡buenas noches, Galileo!



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves