• Breves

    sábado, octubre 05, 2013

    Gatomidi – Enclosed Spaces. Autoeditado, 2013

    Gatomidi – Enclosed Spaces. Autoeditado, 2013 

    Se hacía esperar ya el segundo trabajo de los valencianos Gatomidi. Tras alzarse con varios premios musicales en la ciudad de Valencia en las últimas temporadas y publicar  a finales de 2010 "Facing Festiny", la banda de Jimena Quejigo presenta "Enclosed Spaces", un cuidado trabajo en la producción en el que combinan y estilizan todo aquello que en su anterior trabajo presentaban. Más "internacionales" en cuanto a sonido y menos arraigados a lo que les habíamos escuchados, "Enclosed Spaces" se ha convertido en uno de los lanzamientos que más interés ha generado en su misma espera.

    Una producción correcta y muy limpia en la que la mano de Carlos Ortigosa en los estudios Music Rooms queda más que presente en los 10 temas que conforman “Enclosed Spaces” y en la que también han dejado su impronta Luis Martínez al cargo de la mezcla y masterización ya en los estudios Little Canyon. Que musicalmente no tiene desperdicio y que han evolucionado con respecto al sonido más oscuro y entre décadas (’80-’90) que quedaba patente en “Facing Destiny”, es evidente. Así es como arranca “White clouds”, tirando de ese enérgico comienzo que va anclándose a la percusión épica de Jorge Serrano y los coros en segundo término que potencian ese “…If you ever want to live forever…”. Juegos de sintetizadores y distorsiones en las cuerdas de Nolasco Contreras que podrían convertiré en el sonido que escondan las nubes de la portada del LP. El mejor corte del trabajo en cuanto a producción y a resultado final con el que se abre de forma prometedora este trabajo.

    En “The light is you” es Jimena Quejigo la que se trasviste con espíritu hardcore y distorsiones noise en su propia melodía. La tesitura en la que mejor funciona la formación y en la que parece que se dejen llevar por ritmos imposibles, intensidad guerrera e incisivas mordeduras. En “A.M.E.N.” Jimena vuelve a convertirse en la frontwoman menos convencional (reconozcamos que la voz de Nolasco nos lleva a referentes más “habituales”, como Brian Molko) y se guarda también el cierre del trabajo, un “Silence” menos incisivo que estas anteriores pero que marca esa doble vertiente en el disco.

    A medio camino entre lo que podría ser y lo que termina siendo, “I believe” (revisitada, junto a “Run away”, que ya aparecían en “Facing Destiny”) atraviesa varias escenas sonoras distintas en apenas 5 minutos. El comienzo golpeando el aro de la caja y los acordes distorsionados para dar paso a un pasaje algo más dark y post-punk en el que la banda sabe perfectamente manejarse. Pero el tema acaba desenfundando su potencia en momentos con dejes de pop británico –que no brit, aclaramos- en el que caben riffs insistentes en una composición nada fácil de acometer. Y es en esos trances en los de las complicaciones sonoras, en las que nos gusta ver batallar a las bandas.

    El concepto abstracto con el que Gatomidi se adentran en “Land of sun” es quizás el que más sorprende de todo el trabajo. Una pequeña ventana a las posibilidades de los momentos más instrumentales y basados en el sonido shoegaze (si es que además de una “pose” noventera hablamos de su sonido) en el que la base del bajo sienta las bases del propio tema.

    Más perdidos en humaredas noise y coros casi fantasmagóricos llega “Lady of the stars”, uno de los cortes más inquietantes y oscuros del trabajo y con un inicio muy rock, “Run away” acaba asentándose en esa vertiente post-punk de “Enclosed Spaces” con menos distorsiones (sin renunciar a ellas; Gatomidi sabe sacarle el uso exacto a las mismas) y sin dejar a lado la marcada línea de Jimena al bajo y la insistencia reiterativa de determinados pasajes.

    Sí que notamos esa diferencia entre los temas que la propia Jimena se guarda para ella y los temas interpretados por Nolasco Contreras. Los primeros, como “A.M.E.N.” o “The light is you” siguen de alguna forma el camino en el que Triángulo de Amor Bizarro se adentró, pero con ese punk primigenio de las primeras Babes in Toyland. Mucho más viscerales que los que protagoniza Nolasco, estos últimos en continua conexión en la búsqueda de momentos más épicos.

    Quizás la banda pierda fuerza por lo que al idioma se refiere, sobre todo en los temas en los que Nolasco Contreras se dirige a un registro más agudo en el que, por otra parte, su voz cobra una claridad destacable. Ya sea por la carencia de distorsiones en sus temas o porque todavía tienen pendiente trabajo en ese sentido, con la pronunciación y cómo llega a sonar en ocasiones, la voz principal de la formación añade tesituras claras y potentes pero pierde credibilidad en cuanto al idioma, como en “White clouds”, “Falling days” o “Joy”.

    “Enclosed Spaces” sigue siendo ese espacio adjunto a lo que la banda todavía podría depararnos en un tercer trabajo. Abandonando algunos convencionalismos del “Fancing Destiny” en pro de arriesgarse, nos preguntamos si esas dos vertientes podrán desarrollarse en paralelo o marcarán más su estilo en los siguientes temas que aborden. Nosotros tenemos clara nuestra apuesta, menos ostentosa y más directa, con la potencia de ese inicio y sin medias tintas. El resto, basta modelarlo a base de directos. A la espera de que podamos ver el primer clip de este trabajo, os dejamos con "Facing Destiny" que dirigió Juan Tormo hace ya dos años.

     
    Gatomidi: “Facing Destiny” (Dir. Juan Tormo, 2011)

    Tracklist “Enclosed Spaces”: 
    01. White clouds
    02. The light is you
    03. Falling days
    04. Land of sun
    05. Lady of the stars
    06. Joy
    07. I believe
    08. Run away
    09. A.M.E.N.
    10. Silence

    Próximos conciertos Gatomidi:
    18 Octubre - Valencia (Deleste Festival)

    Más info: 
    http://gatomidi.bandcamp.com/ 
    http://www.musicrooms.es/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves