QUIQUE GONZÁLEZ + SANTERO Y LOS MUCHACHOS - Conciertos de Viveros. Valencia 15-07-04 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

miércoles, julio 16, 2014

QUIQUE GONZÁLEZ + SANTERO Y LOS MUCHACHOS - Conciertos de Viveros. Valencia 15-07-04

Quique González + Santero y Los Muchachos – Conciertos de Viveros. Valencia 15-07-14 

Rock de ida y vuelta para una noche de martes. El billete ida de Quique González a Memphis, a los locales en los que un micro, una acústica y mil patadas en el alma conforman el devenir del músico… El boleto de vuelta de Santero y Los Muchachos a un rock castizo de polvareda fronteriza casi olvidado pero que sigue latiendo. En ese viaje nos embarcaríamos una vez llegados a los Conciertos de Viveros de Valencia. La duda era ¿querríamos dejar de viajar al acabar la noche?

“Mal día para el rock, chaval”, comentaba cerveza en mano, uno de los asistentes a los jardines de Viveros. Quizás por su ubicación en la semana, o porque eso del rock al aire libre le resta algo del “canallismo” de las salas… Pero no podía ir más desencaminado. Aún sin que despuntara la oscuridad nocturna, Santero y los Muchachos hacían una regresión a ese rock añejo de noches desventadas, de actitud e imagen marcada y contundente. Miguel Ángel Escrivá (voz, guitarra), Joseman Escrivá (bajo), Soni Vicent (guitarra), y Marc Guardiola (batería), a los que se une Carlos Soler a la guitarra (también el guitarra “consorte” de Reno) y acompañados de “Los Muchachos” Pepe Escrivá (el que fuera miembro de Los Ángeles Negros y Top-Son) y Pepe “El Rubio”, son los herederos directos de la lírica del primigenio Auserón. Temas polvorientos como ese “Aún” o el deje fronterizo (coros iniciales, punteos básicos pero incisivos) de “Gusano”, constituyen los arañazos sonoros que Santero y Los Muchachos dejaron en los jardines de Viveros

Menos intensos de lo que les esperábamos, pero sin caer en los modismos “facilones” del rock de consumo rápido, lo cierto es que la propuesta de Escrivá y los suyos es de poso profundo y sedimento contundente. Nada evidentes, forajidos de lo que ya tenían más que aprendido en sus formaciones anteriores, la solidez de Santero y Los Muchachos seguía increbrantable en temas como “Buenos y malos” o “Guajaca”. Hueco para un cover que arrastran a su terreno, el “Quizás, quizás, quizás” de Osvaldo Farrés, sin fisuras y a golpes de “santería”, como toca. Repetirán historias y road movie en el mismo escenario el próximo sábado 19 en el concierto de Leiva, esperemos que con alguna sorpresa más y que no quede como el calco del bolo de esta noche. 

Cambio en el ritmo emocional de la noche en el momento que Quique González (“el señor Quique González”, como lo presentó Miguel Ángel Escrivá) y los suyos pisaron el escenario de Viveros. Seguimos en la estela del rock pero virando hacia la americana y, aunque “Viejos capos” se quedara olvidada en alguna noche pasada, guiñando melodías a Mr. Dylan. Pero Mr. González se basta él solo (en esta ocasión con su banda) para enrolarse en ese constante viaje de cotidianidades musicadas. Ya había presentado en la ciudad “Delantera mítica” anteriormente en dos ocasiones, pero esta vez se asía menos a los 12 cortes de su último trabajo. Más libre, más “mítico” y con la tranquilidad con la que pisa en cada uno de sus temas. Así aparecía sobre el escenario un “coleccionista de panteras” (de cuerpo presente una de ellas durante todo el concierto, colgando de una jaula) apellidado González y su poemario de vivencias a la luz de una barra de bar... como deben contarse estas historias. 

Edu “Sunrise” Olmedo (batería), Alejandro Climent “Boli” (bajo), Pepo “Xivo Xivato” López (guitarra) y Edu Ortega (guitarra, violín) se convierten en necesarios para que ese sonido de banda americana sonara como antes no habíamos escuchado a González en directo. Compacto en cuanto a la propuesta sonora, gana en potencia y en profundidad. Ya decíamos de Santero y Los Muchachos que recalaban en la estela densa de sus historias, y con Quique González volvíamos a encerrarnos en ese, por momentos claustrofóbico pero necesario, universo de canciones dolidas y miradas sanadoras. Quizás ahí radique su principal aliciente, en que no da respuestas, en que “¿Dónde está el dinero?” queda sin resolver, pero pone el dedo en la yaga de lo que tiene a su alrededor. 

Del rock más descarado de “Te lo dije” (con base clásica), “39 grados” (con ese “griterío” de la gente a sus pies) o “El campeón”, al folk de cuerdas esclarecidas de “Me lo agradecerás” (con sentencias como “...cuando te vuelva el corazón a su sitio me lo agradecerás...”). Quique González deja a un lado la imagen del cantautor que es para devorar cada uno de los disparos con los que hacía diana sobre el escaso público de Viveros. Pocos entregados al “maestro” como si del mesías de más de una historia se tratara. Tanto es así que ese “...tengo que olvidarte de alguna manera...” de “Salitre 48” transmutó en un exorcismo de tristezas vividas y (quizás) no superdas. 

Momentos para el lucimiento de su banda (en especial la soberbia actuación de Pepo López a las 6 cuerdas o la potente base rítmica del “Boli”) quedando él en un segundo plano, pero también autodedicándose un par de cortes. A él, a su guitarra y a un silencio casi perpetuo que solo conseguía romperse cuando la catarsis emocional se hacía más que evidente entre los presentes. Así sonaron “¿Es tu amor en vano?” y “De haberlo sabido”, como los esquejes dolorosos de un futuro probable y asumido pero ahogado en un vaso de alcohol: "...peor que el olvido fue volverte a ver...".

Desarraigado y maduro… pensábamos durante el concierto que no hay tema, desde “Personal”, en el que se haya podido mostrar menos reflexivo, menos desnudo, menos él… Y no podía acabar de otra forma que con ese “Dallas-Memphis” y el resumen de una noche de solera, “…ejércitos del rock rompiendo filas…” La recomposición del rock patrio de letra ensangrentada y gesto amable, tanto como la larga ovación final que el público le brindó. Quizás Jimmy McNulty se quedara en casa, pero Christopher Walken brindó por todos con Quique “maestro” González.


  Quique González en los Conciertos de Viveros

 Quique González en los Conciertos de Viveros

 Quique González en los Conciertos de Viveros: Edu Ortega (guitarra)

 Quique González en los Conciertos de Viveros: Alenajdro Climent "Boli" (bajo)

 Quique González en los Conciertos de Viveros: Pepo López (guitarra)

 Quique González en los Conciertos de Viveros

 Quique González en los Conciertos de Viveros: Edu Olmedo (batería)

 Santero y Los Muchachos: Miguel Ángel Escrivá (voz, guitarra)

 Santero y Los Muchachos: Soni Vicent (guitarra)

 Santero y Los Muchachos: Joseman Escrivá (bajo)

 Santero y Los Muchachos: Carlos Soler (guitarra)

 Santero y Los Muchachos: Marc Guardiola (batería)

 Santero y Los Muchachos: Pepe "El Rubio" y Pepe Escrivá

Setlist Quique González: 
01. Suave es la noche 
02. Parece mentira
03. ¿Dónde está el dinero?
04. Restos de stock 
05. Caminando en círculos 
06. Palomas en la Quinta
07. Me lo agradecerás 
08. La fábrica 
09. Te lo dije
10. 39 grados
11. Salitre 48
12. El campeón 
13. Kamikaces enamorados
14. Cuando éramos reyes
15. Miss camiseta mojada 
16. Hotel Los Ángeles 
17. ¿Es tu amor en vano? 
18. De haberlo sabido 
19. Clase media
20. La luna debajo del brazo
21. Tenía que decírtelo
22. Vidas cruzadas 
23. Y los conserjes de noche 
24. Dallas-Memphis

Próximos conciertos Quique González: 
02 Agosto – Cartagena (Auditorio el Batel)
14 Septiembre – Boimorto, A Coruña (Festival de la Luz)
27 Septiembre – Londres (Scala)

Conciertos Feria Julio Valencia:  
17 Julio – Mónica Naranjo
18 Julio – Fangoria + Nancys Rubias + Ley Dj
19 Julio – Leiva + Santero y Los Muchachos
20 Julio – Pablo López + Nada que Decir + June’s Kaleidoscope

Más info:  
http://conciertosdeviveros.com/?page_id=34  
www.quiquegonzalez.com  
www.santeroylosmuchachos.com  
http://www.mundosenti2.com/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario