• Breves

    lunes, enero 12, 2015

    Una retrospectiva necesaria: los 25 años de Doctor Divago

    Un trabajo que explora el cuarto de siglo de los valencianos Doctor Divago a través de la espina dorsal de la escena valenciana 

    Título: “En tierra de nadie: 25 años de Doctor Divago” 
    Autor: Mariano López Torregrosa Editorial: Carena Editors 
    Año: 2014 

    Mariano López Torregrosa (director de La Colina 45) es el responsable de dar forma a esos 25 años de aprendizaje, de descubrimientos y de conformación de una escena valenciana que en la actualidad se echa mucho de menos. No solo la batalla que las bandas desarrollaban, sino también la cultura de las salas de conciertos en ebullición, la contracultura de los fanzines y medios dentro de la música y toda esa evolución natural que Doctor Divago vivió y que ahora colorean con ese timeline sonoro que nos presenta el libro. “…Y siguen ahí, vigentes. Un grupo que realmente merece que se le haga justicia. Una historia que merece ser contada…”, así acaba un texto que directamente nos remite al inicio del relato. 

    Un trabajo que deja de lado el cariz melancólico de enfrentarse a ese cuarto de siglo, sin someterse demasiado a ese aspecto emocional que se destila en una conmemoración así. Un trayecto en el que los datos y las fechas van tramando la red por la que Mariano López Torregrosa disecciona ese árbol genealógico de la música valenciana. Aquella explosión naranja tan criticada y efímera en la que perecieron algunas formaciones y de la que salieron reforzados otras tantas.

    El año en el que Los Rebeldes, El Norte, Danza Invisible, La Unión, o Mecano, se metían en las listas de éxitos, Doctor Divago se estrenaban en directo en la desaparecida sala Gasolinera a finales de 1989. A partir de ahí, el autor, mano a mano con Manolo Beltrán, frontman de la banda, disecciona una agenda plagada de fechas, nombres clave y recuerdos que forja ese “underground” que habitaba la ciudad. 

    Como el propio autor señala en el trabajo, “…Doctor Divago es, ante todo, un grupo que cuanto menos se merece justicia…”. Pero la formación ni la pide ni la reclama. Saben que son coprotagonistas de 25 años de música en la ciudad de Valencia, con tota la lisergia que ello implica pero también, con la nimiedad de un transcurso que no hace más que perpetuarse a través de sus letras. Seguir en la batalla sin bajarse del escenario y continuar siendo testigos y sujetos activos del rock que se firma a este lado del Túria. 

    Juanjo Frontera, desde nuestras líneas, dedicaba su Del Pop y Otras Obsesiones a esta celebración de la que, de alguna forma, también formó parte (y que podéis recordar aquí mismo). No solo él cruzó en algún momento su experiencia musical con la de los Divago… a lo largo de esos 25 años prácticamente la totalidad de los nombres relacionados con la música en Valencia han tenido con la formación un contacto directo. Dani Cardona, Manolo Contreras, Jose Á. Novoa “El Joven”, Toni “Gominola” Garrido, Isa “Sonrisa Terrible”, Cisco Fran, Manolo Rock, Raúl Tamarit, la Sala Wah Wah, Alberto Sanchís, Malatesta Records, Club de Amigos del Crímen, Pau Martínez, Gabi Ochoa, Víctor Ortíz… y un catálogo completo de músicos, salas, festivales, promotores, medios de comunicación, realizadores... y sobre todo amigos, que se dejaron arrastrar, que nos dejamos seducir, por ese gran fondo en el que Doctor Divago sigue discurriendo. La espina dorsal de los últimos 25 años de música valenciana lleva el sello de Beltrán y los suyos. 

    Trabajo en el que también se ha contado con el trabajo gráfico de nombres más que conocidos. Fotografías que han salido de los objetivos de Manolo Contreras, Kike Correcher, Ovidio Piera, Liberto Peiró, Andrés Blasco, Jorge Bellver, Merche Solsona, José Malmierca, Vanessa Prado, Dr. Mongole, Juan Terol o Álvaro Yebra entre otros. 

    El libro adolece de convertirse en un catálogo de fechas y lugares, de nombres y formaciones. Sin embargo esta estructura está más que meditada y trabajada. Nada queda desprovisto de su historia o de su autentificación. Si de entrada esta concepción literaria podría suponer un escollo (la densidad de digerir tanto dato junto), Mariano López consigue que nos adentremos en la historia desde el inicio con las ganas de saber cuál fue el siguiente paso de la formación. Ese punch sincero y directo es el que se deja ver también en cada uno de los capítulos del texto. 

    Muchos datos escrupulosamente ordenados para seguir bolo a bolo, grabación a grabación, lo que los Divago han venido haciendo desde 1989. Desde el parte de rodaje del film “Como estrellas fugaces” en el que participaron hasta los diseños de Antonio Chumilla “Chumi”. Para aquellos que compartieran desde el comienzo la propuesta de la formación quizás no haya sorpresa en el contenido, pero sí un ápice de compañerismo, de “haber estado también en ese concierto”, de sentirse, de alguna forma, parte de este período relatado. Los que desconocieran su trayectoria, se encontrarán el perfecto manual de convivencia de una banda de rock. Y aquellos díscolos que sí les han escuchado alguna vez pero no les han seguido, disponen de ese catálogo de honestidad musical que les ha acompañado desde sus inicios. Sin duda, un trabajo a tener en cuenta para comprender en cierta medida cómo se ha ido desarrollando el tejido musical valenciano hasta la actualidad. 

    A destacar ese “epílogo” en el que Manolo Beltrán aporta las letras de algunos temas y una explicación de los mismos. “Eva”, “Voy callado”, “La camarera” o “Clínica del alma en Navidad” son algunas de las canciones en las que Beltrán se detiene y con las que nos arrastra de cabeza a cómo surgieron, dónde se gestaron o cómo se desarrollaron luego. La palabra de Beltrán, presente de forma omnipresente a lo largo del texto de Mariano López, cobra aquí el protagonismo necesario para mirar de cerca a esos temas. 

    El libro que se publica poco antes de ese concierto en directo que la banda prepara para celebrar los 25 años de carrera y que llegará también con la edición de un CD de grandes éxitos (y grandes sorpresas) y la publicación del documental “Los tontos buenos tiempos”, de Rubén Soler. Con esa pretensión de no dejar pasar nada de lo vivido y de ilustrar la historia de una época, de una materia y, en definitiva, de una formación indispensable para comprender la música valenciana de hoy en día. El próximo sábado 17 de enero, a partir de las 22.30h, la formación presentará en directo su último trabajo editado, ese que marca el camino hacia la treintena de la banda. Será en la sala Wah Wah de Valencia, y las entradas pueden adquirirse de forma anticipada a través de Movingtickets: o bien solo la entrada (10 € y en taquilla 12 €), o la entrada y el digipack que incluye ese nuevo trabajo y el documental “Los tontos buenos tiempos” (14 € y en taquilla 16 €). Un concierto en el que además de invitar a amigos y colegas, también se subirán al escenario otros protagonistas de esta pequeña-gran historia de la música valenciana: Víctor Ortiz, Julio Galcerá, Cisco Fran e Isa Terrible. Cerrará la noche la selección musical de Jesús Ordovás a los paltos. 

    Para ir calentando el ambiente hasta el próximo sábado, os dejamos con el programa especial que dedicamos a la formación y que estrenamos aquí mismo, Doctor Divago arreando latigazos de rock en la misma en la que celebrarán los 25 años. “En tierra de nadie: 25 años de Doctor Divago” constituye un interesante trabajo a tener en cuenta tanto dentro como fuera de las fronteras levantinas en las que los Divago han forjado su “Imperio”.

     


    Más info: 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves