Aurora & The Betrayers traen su ruido a Valencia - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

martes, abril 24, 2018

Aurora & The Betrayers traen su ruido a Valencia

Con una tendencia mucho más dirigida al hard rock de los 70 y la psicodelia, "Tune out the noise" es el tercer y más ambicioso disco de los madrileños Aurora & The Betrayers (y quizá el mejor). Tras presentarlo en su ciudad en una Riviera a reventar, traen su atómico espectáculo en vivo al Loco Club de la capital del Turia.



El rock, el soul, los géneros más clásicos del pop, pueden abrazarse de muchas formas, algunas veces excesivamente miméticas y carentes de alma. Eso es algo que jamás les ha ocurrido a Aurora García y sus Betrayers (José Funko, Martín García). Desde su encuentro en 2013 (antes, eran perfectos desconocidos) han ido desplegando una poderosa personalidad que les ha brindado un público tan fiel, que en su ciudad, Madrid, reventaron una sala como Riviera, con capacidad para unas 2.500 personas, en la presentación del disco que se hayan actualmente promocionando, "Tune out the noise" (Sietepulgadas Records, 2018 Escucha aquí).

Un hecho así parece baladí, pero no está al alcance de muchos de los que se encuentran en el ámbito más rock de la música independiente. Además, esta banda se ha ganado ese público a base de discos sólidos, directos vibrantes y una personalidad honesta que les ha llevado en una clara evolución desde los inicios más centrados en la música negra (asimilada con guitarras e intensidad, eso sí) hasta esta nueva referencia, que hermana con ambición el rock duro de finales de los 60 y 70 del siglo pasado, el glam, la psicodelia (tanto la sixties como la neo) y el puro pop.

Tras dos discos ya de por sí sobresalientes, el primero "Shadows go away", de tendencia orientada al soul y al funk y el segundo "Vudu", que empezaba a dejar vislumbrar una querencia más acentuada por las guitarras fuertes, llega "Tune out the noise", disco grabado en su ciudad y producido por el propio grupo junto con su manager, Victor Frutos. La diferencia, el salto, es importante tanto en un sentido cualitativo como en sonido, con unos arreglos y estructuras complejos que se han visto además beneficiados de su mezcla y masterización en la soleada California a manos de monstruos como Thom Monahan y JJ Golden.

Según dicen en la biografía de su web, Aurora & The Betrayers quieren seguir siendo fieles a lo que les ha hecho estar aquí: la canción. Y de eso van sobrados en este nuevo trabajo, que acumula una colección más bien breve de las mismas, si se compara con otros lanzamientos discográficos (sólo 8 temas), pero que resulta cohesionada, coherente y lo que es más importante: apabullante. El  disco entero es como un vendaval de rock lisérgico, que ni mira demasiado al pasado ni se fija excesivamente en referencias actuales. Ellos hacen lo que hacen, lo que les pide el cuerpo y lo hacen muy bien.

A singles incontestables como "I'm done" o la canción titular, un "Tune out the noise" de riff vertiginoso que es imposible no bailar, unen imaginación y riesgo a partes iguales en canciones complejas como la inicial "There will come a time (hey you!!)", con una de esas estructuras serpenteantes que van evolucionando poco a poco hasta llegar a una gran intensidad; o "Spiders", lo que parece un tributo velado a la memoria de David Bowie (por el que se confiesan influenciados). Tampoco dejan del todo a un lado los sonidos negroides que acuden, aunque sea de refilón, en la balada "Holding on" o la más bluesera "Don't waste more time".

Sobrevolando todo ello, tenemos la voz de una Aurora García que se ha encontrado al fin con la gran personalidad que encerraba. El giro estilístico la aleja de mimetismos innecesarios y la centra en ser ella misma: una fuerza de la naturaleza que además resulta ser una de esas front-woman capaces de hacer venirse abajo cualquier auditorio. Aquí además se mide con la voz de Carlos Tarque (MClan) en la mencionada "Don't waste more time", que también cuenta con la colaboración de Julián Maeso y Carlos Raya.

Todo un lujo que no deja de mostrarnos lo ambicioso que es este proyecto. Una ambición plenamente justificada, dada la dimensión del producto que venden: un disco de calidad, alejado para bien de los parámetros habituales que encontramos en el pop y rock español y que puede mirar frontalmente a cualquier artista extranjero. Su solvencia en el escenario no necesita presentación, así que la puesta de largo de este álbum en la valenciana sala Loco Club (entradas e información aquí) se me antoja como una de esas citas necesarias para disfrutar adecuadamente del fin de semana. No se lo pierdan NI-DE-CO-ÑA.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario