Loquillo – Teatro Olympia. Valencia 13-02-12 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

martes, febrero 14, 2012

Loquillo – Teatro Olympia. Valencia 13-02-12

Loquillo – Teatro Olympia. Valencia 13-02-12

Loquillo vuelve a la ciudad del Turia esta vez “A solas” y acompañado de sus músicos y de su público: esta es la irónica paradoja de su última gira. Pero esa soledad no es más que una soledad poética y buscada en la que nos re-encontramos con versos, ideas y composiciones que para el propio Loquillo implican más que un puñado de canciones sobre un escenario. Quizás por eso los emplazamientos de esta gira no sean los habituales; quizás por eso es la intimidad del teatro la que dota a este espectáculo de ese cariz dramático y visceral en el que se sustenta este hombre de negro para conseguir erizar sentimientos y reivindicaciones tras la cuarta pared.

El Teatro Olympia se convirtió en el espacio idóneo para que la solemnidad de sus plateas alentara cada historia musicada. Una puesta en escena certera y guiada por una iluminación sencilla pero efectista (azules, rojos, anaranjados que se iban sucediendo con las propias canciones) que terminaba por transformar el rito del músico en un atuendo necesario para volver este show en otra cosa. Y decimos “otra cosa” porque dista océanos de la concepción tradicional de concierto. Un teatro (lleno, como suele decirse, hasta la bandera) que el barcelonés ya conocía y al que no le pillaba de nuevas.

“Balmoral” fue el tema que abrió el espectáculo y desató las sensaciones de un público ávido del Loquillo más renovado y reflexivo. Un recorrido por los sentimientos y las palabras de autores literarios como Jaime Gil de Biedma, Benedetti, Luis Alberto de Cuenca,... pero también referencias-homenajes sonoros a George Brassens, Cesare Pavese, Paco Ibáñez, Johny Cash o Carlos Segarra entre otros muchos. Un inicio de la velada en término medio: ya vendrían momentos más relajados y otros más movidos a su debido tiempo.

En las prácticamente 2 horas de espectáculo, Loquillo, “el Loco”, se convirtió en ese mago de ceremonias que nos va guiando a través de la selva sonora de más de 30 años de legado. Obviaremos hacer mención a los colores de su atuendo, tan clásico y tan de esperar en la imponente figura de José María Sanz... para ello tiene una canción en su repertorio que le define a la perfección. Tras ella, canciones como “Nuestra vecina”, “Brillar y brillar”, "Los gatos lo sabrán",... que se encargaban de mantener en el asiento pegados a cada uno de los conductores nocturnos y musicales que pasaron por el Teatro Olympia de Valencia.

Loquillo, convertido en un anfitrión de excepción, narraba anécdotas relacionadas con las canciones que incluía en su setlist. Y es que parece que subirse a un escenario teatral lo transforma todo arropado por la magia de la sala. Que también dada la época que vivimos no hay quien se salve: en lugar de llenar grandes salas de conciertos lo que se llenan (y esta noche se ha demostrado) son locales más pequeños, sí, pero con más recorrido para lucirse y dejar imprenta de un buen show, algo que también debemos decirlo, se echa bastante de menos. Así, Loquillo estaba a medio camino entre el showman (serio y concentrado, sin histrionismos propios de los frontman), el profesor de historia o literatura, y el vecino con el que te cruzas en el ascensor y te cuenta lo que hizo la semana pasada. Un extra más que solo es posible en un espacio como el de este teatro.

En el repertorio, la presencia de Luis Alberto de Cuenca, presente en su último trabajo discográfico, “Su nombre era el de todas las mujeres” con temas como "Cuando vivías en la Castellana" (una de las canciones más emocionantes de la noche), “Nuestra vecina”, “La noche blanca” o “El encuentro” (extraña melódicamente en un inicio pero que a medida que se va desarrollando se acopla perfectamente al resto de la banda). Y junto a él un Gil de Biedma espectacular (“No volveré a ser joven” sigue emocionando se lea o se cante) o el paso por las canciones para las bandas sonoras “Mujeres en pie de guerra” y “Salvador”. Pero sin duda donde más brillaron Loquillo y sus músicos fue en aquellos temas más rockabillies, como en la versión de “La mala reputación” (de Brassens haciendo escala en Paco Ibáñez) o en la extraordinaria “Billy la Roca” (del rebelde Carlos Segarra). Una tesitura que nos trajo al Loquillo más troglodita y ochentero y que contagió al respetable.

Una selección de temas elegidos ex-profeso para la ocasión y para dotrar de un aire intelecto-emocional a esa puesta en escena de la que anteriormente hablábamos. Pero si a alguien hay que agradecer el éxito de esta gira es, sin duda, a esas 6 bestias pardas que lo dan todo sobre el escenario: Santi Comet (teclado), Julia de Castro (al violín), Alfonso Alcalá (bajo y contrabajo), Josu García (guitarras), Jaime Stinus (guitarras) y Laurent Castagnet (batería), músicos con mayúsculas y exclamación final que no podrían haber empastado mejor este “A solas”. Un Josu García al que el arrebato rocker se le escapaba de vez en cuando en algún puente musical o una Julia de Castro “a-pin-up-ada” y rockabilly que junto al resto mejoraron con creces incluso lo que habíamos escuchado previamente. Eso de “suenan como en el disco” en este caso sería una especia de desplante; habría que decir “suenan mucho mejor que en el disco”.

Un concierto muy medido y correcto que se repetirá de forma parecida en todas las ciudades por las que pase y que, si tuviéramos que criticar, adolece de la frescura del salirse del guión. Algo que provoca que la emoción generada sea un tanto menor pero sí más directa. Y es que hay shows que, pese a estar muy trabajados, se olvidan de ellos mismos y lo envuelven todo de emoción; en este caso Loquillo sabía en todo momento por dónde ir o qué decir siguiendo ese guión que le acompaña de concierto en concierto.

Y boquiabiertos, quizás incluso antes de que comenzara el show, un público embelesado, al modo de como acabó la noche: con un Loquillo cantando una lenta, lentísima canción como “Vintage” convertida en nana a soto-voce. Aplausos, momentos de más aplausos sinceros y arrebatadores, que más que romper la solemnidad de la sala la acompañaban. Un público comedido que intentaba desatarse... pero es lo que sucede en este tipo de salas, que coartan la pulsión de los asistentes por su formalidad. Formalidad que el propio Loco dejó sobre el escenario en el momento en el que se bajó del mismo para recorrer el patio de butacas cual elegante vedette. Y entre el estupor de un espectáculo cuidado y bien producido (pese a los problemas que el propio cantante comentó que tuvieron para llevar a Valencia este “A solas”), la ovación de un público en pie entre el que no solo había cuarentones, aquellos que acompañaron a Loquillo desde sus comienzos, sino padres acompañados de sus hijos y más de un abuelo eso sí, habiendo dejado a los nietos a buen recaudo en casa.

De canciones y de edades... Porque el paso del tiempo, la edad, el hacerse mayores, es una de las constantes en este “A solas”. No solo porque haya canciones que ilustren perfectamente la melancolía de la juventud, sino porque, aunque duela reconocerlo, nos hacemos mayores. El mismo Loquillo hizo mención a este tema en el momento en el que tuvo que ponerse las gafas para poder cantar “La vida es de los que arriesgan”. Más mayores todos, más vividos o más mutilados... pero también más entregados a este Loquillo directo y teatral que nos acompaña estos meses.

Y si tenemos que dejaros con uno de los temas que sonaron la pasada noche, qué mejor que hacerlo con uno que nos active y nos acompañe mentalmente todo el día. Nos decantamos con ese “Billy La Roca” con la compañía de Carlos Segarra y de su sombrero.

Loquillo "A solas"

Toda la banda en el Teatro Olympia

El "Loco" y Jaime Stinus

"A solas"



Loquillo y Los Rebeldes “Billy la Roca”
Setlist:
01. Balmoral
02. Nuestra vecina
03. La noche blanca
04. Cuando pienso en los viejos amigos
05. Cuando vivías en la Castellana
06. La vida que yo veo
07. La belle dame sans merci
08. La vida es de los que arriesgan
09. Brillar y brillar
10. No volveré a ser joven
11. Antes de la lluvia
12. El año que mataron a Salvador
13. Mala reputación
14. Los gatos lo sabrán
15. Transgresiones
16. El hombre de negro
17. El encuentro
18. Caray
19. Billy La Roca
20. Political incorrectness
21. Con elegancia
22. Vintage

Próximos conciertos:
20 febrero – Madrid (Teatro Arteria Coliseum)
23 febrero – Málaga (Teatro Cervantes)
25 febrero – Almería (Auditorio Municipal Maestro Padilla)
07 marzo – Valladolid (Teatro Calderón)
10 marzo – Zaragoza (Palacio de Congresos)

Más info:
http://www.loquillo.com/
http://www.teatro-olympia.com/
http://www.playproducciones.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario