El Columpio Asesino: "Ataque celeste" (Oso Polita, 2020) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

lunes, abril 06, 2020

El Columpio Asesino: "Ataque celeste" (Oso Polita, 2020)


La banda más atractiva de la escena electro-punk de nuestro país vuelve por sus fueros. En su nueva entrega, los vascos hacen gala de nuevo de esa personal mirada que los ha caracterizado desde sus inicios, esta vez con menor extensión. Ocho canciones que son ocho puñaladas para saber cuáles son en verdad las cosas importantes.
Parece mentira que una banda de las características de El Columpio Asesino lleve ya grabados seis discos. Y lo que sorprende más, y a la vez reconforta, es que en ninguno de ellos el nivel de calidad ha bajado de una forma más o menos evidente. Después de cinco años de silencio, período en el cual muchos ya los dábamos por finiquitados, los vascos vuelven a transitar las carreteras más oscuras del kraut rock y la electrónica siniestra con solo ocho temas en los que la marca pesa lo mismo que la ejecución; es decir, la coherencia de una carrera personal y rotunda como la suya sigue sin poder ponerse en entredicho.


En esos ambientes opresivos, en los parajes desalmados donde sitúan sus parábolas llenas de imágenes disuasorias, rabia desatendida y letanías de redención, siempre han encontrado la motivación y la inspiración necesarias para entregar álbumes atravesados siempre de desazón existencial y mensajes ciertamente perturbadores. Sin embargo, en “Ataque celeste” podría decirse que se acercan, quizás no premeditamente, a un formato más pop en el sentido tradicional, como lo podría hacer LCD Soundsystem, por citar solo alguna de las referencias que se vienen a la cabeza tras varias escuchas. El electro pop afilado de “Huir”, los beats demoledores de “Sirenas de mediodía” –una de las dos baladas del álbum, junto a “Mi general”- o las puñaladas inmisericordes de “Siempre estás tú” y “Tu último relato” hacen de cada experiencia sonora una apasionante aventura cuyas consecuencias solo se pueden sopesar al final del recorrido. Es curioso cómo la voz de Cristina Martínez funciona como cuchillo y algodón al mismo tiempo, capaz de contar con la mayor dulzura y concisión las cosas que solo deberían ser contadas con un irremisible ataque de verborrea. Así lo hace en “Preparada”, sin duda una de las cumbres de su carrera, una velada oda a la venganza contra quienes alguna vez nos sacaron de sus vidas sin la menor explicación, al igual que el autor de la mayoría del repertorio, el batería Albaro Arizabaleta se explaya con el mismo desprejuicio en “Lechuzas, cuters y somníferos” (¿a alguien más podría ocurrírsele un título tan brutal?). Y se atreven a incluir una pieza instrumental al final de un disco que, aunque pierde algo de fuelle respecto a la primera mitad, los trae de vuelta con la misma intensidad de siempre y un espíritu punk subyacente en cada uno de los cortes.

La onda expansiva de este álbum corto, conciso y directo tendrá las dimensiones equivalentes a su capacidad de difusión. En el caso de El Columpio Asesino puede ser bastante, dado el prestigio que se han ganado a pulso y la confirmación de una impronta y una manera de entender la música notablemente particular. “Ataque celeste” no es más original en ese sentido, ni aporta nada que no esperásemos de su imaginario personal, pero es el nuevo escollo que deberán superar todos los que no se atreven a pensar en voz alta sobre los demonios que, ahora sobre todo, tratan de atemorizar nuestra plácida existencia. Casi como si habláramos de los imaginarios portavoces de nuestros más oscuros deseos.

            

Escucha "Ataque celeste" aquí.

Más info:
https://twitter.com/columpioasesino?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Eauthor
http://www.osopolita.com/noticias/el-columpio-asesino-top-6-de-ventas-con-ataque-celeste/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario