[Crónica] Granada Sound 2021


Parecía que no se iba a celebrar, pero, finalmente, una edición invernal y fresquita de Granada Sound se ha celebrado entre los días 5 y 6 de noviembre. Apuesta arriesgada, sin dudas, pero bien acogida y secundada por las 30.000 personas que cambiaron el outfit festivalero de camisas florales por los anorak, gorros, guantes y botas. La originalidad, en este obligadamente necesario atuendo, más propio de la Sierra que de un festival, hizo que se vieran gorros y complementos realmente graciosos. Al final, ir de festival es una actitud, no vinculada ni a los calores extremos del verano, ni a estos intensos fríos de Granada. 

Otra cuestión a destacar, y sólo por lo poco anecdótica que resulta, es la casi nula presencia femenina en el cartel. A pesar de que se llevan a cabo muchas acciones en pro de la igualdad, seguimos a años luz de la igualdad de oportunidades. Y no será, en este caso, porque no haya mujeres de primera fila de las que tirar en estos carteles. 

Reivindicación aparte, Sienna fueron los encargados de abrir festival y tarde del sábado. Con temas frescos y una buena puesta en escena. Publicaron “Tiempos de impacto” (2020) en la fecha menos propicia, antes de una pandemia que paralizó completamente conciertos y festivales. Lejos de parar su actividad productiva, Alex Ruíz ha vuelto a publicar un EP “Melancolic”, volviendo la mirada hacia dentro, en la línea de las canciones de la banda. Y, con toda esa potente batería de temas, abrir un festival por todo lo alto les resultó fácil y agradecido por el público. 

A Veintiuno, que fueron los siguientes en escena, les han llamado “el grupo toledano del momento”, quizás porque, poco a poco, van ampliando el número de seguidores y eso, en un festival, se nota cuando la gente corea las canciones. Comenzaron siendo muy jóvenes y dieron a conocer con unos cuantos trabajos de corta duración, siendo “Sublime” su pequeño debut. Ellos son Diego (solista y guitarra), Pepe (batería), Yago (bajo) y Álvaro (guitarra) y se encuentran de gira con su primer álbum ‘Corazonada’, al que sacaron mucho partido en su actuación en el festival. 


A los que vimos en plena forma fue a los sevillanos Full. Atrás quedaron las actuaciones en pequeñas salas de la ciudad porque, actualmente, sus seguidores son tantos que cuesta recordar sus humildes inicios, desde los que ya fueron muy bien acogidos en Granada. Desde “Capadocia” no han presentado novedades pero en estos años han acumulado una buena cantidad de temas festivaleros muy coreables que no faltan en su setlist y levantan rápidamente al público actuación tras actuación. Un gusto verles tan en plena forma como los vimos en Granada Sound el viernes. 

La hora del baile llegaba, puntual, con Varry Brava. Antes muertos que sencillos, envueltos en rosa y brilli brilli, si la banda se caracteriza por alto es por su capacidad para poner patas arriba cualquier festival a base de baile. No defraudaron, con sus temas más bailables y su actitud desenfadada así que el resultado no podía ser otro que un recinto saltando al unísono con ellos. Siempre han sido la banda-disco de estos eventos y, eso, es por algo. Vino muy bien bailar y sudar un poco en una noche que se iba helando por momentos. 

Xoel López, sin embargo, acompañado por su siempre solvente banda, nos dio un rato de tranquilidad, con los temas más exitosos de sus últimos discos, una maravillosa puesta en escena y la colaboración de María Yfeu con quien cantó un dueto que os puso los pelos de punta y un público que disfrutó y cantó a viva voz temas como "A serea eo mariñeiro", cantada en galego.  Muy bien acogida, por supuesto, "La espina de la flor en tu costado", la canción que abre la serie "El desorden que dejas". 

Poco se puede contar, ni añadir, sobre la actuación de unos Viva Suecia que ya estuvieron en este mismo recinto, en el Granada Alive!, hace unos meses. Recibían al público con un reivindicativo cartel donde leíamos "SOS MAR MENOR" y, si bien el espectáculo que tienen ahora mismo es exactamente igual que el que vimos en su anterior visita a Granada, siempre es un placer volver a verlos y disfrutar en directo de unos temas que invitan a cantar de principio a fin con la banda. 

Esperadísimos, aplaudidos, coreados y disfrutados, hace años echábamos de menos por estas tierras a La maravillosa orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.). Como buenos burgaleses, se ve que lo de Granada para ellos no era frío ni ná de ná. Porque, como no podía ser de otra forma, los hijos de Johnny Cash salieron a tocar con sus inconfundibles camisetas blancas de tirantes. Lo pintaron todo de negro, nos hicieron "Héroes del sábado" (y del viernes, por supuesto), nos llevaron a "1932", en plena "PRMVR" para cantar, junto a ellos, en vasco. No necesitan mucho esta banda que ha crecido desde la más absoluta humildad, con cercanía y con el buen hacer que les ha convertido en una de las bandas más apreciadas del momento. Infalible, su espectáculo te lleva a querer vivir, siempre, en ese instante. Ojalá, ellos, nunca pasen de MODA. 

Final de noche con We are not Dj's, con ellos, hora del baile, de despedida y cierre. 

Llegado el segundo día de festival y apertura con Siloé, que se curraron no sólo el formato habitual de festival sobre el escenario, sino que se marcaron un mini set acústico entre el público, muy bien acogido por los presentes antes de ceder el testigo a Santero y los muchachos


Nos sorprendió, para bien, la rumba y el flamenqueo de Tu otra bonita, que, como bien dijeron, han tenido que sufrir mucho para verse finalmente en un festival como este. A pesar de no ser el estilo con el que puedo sentirme más identificada, sí es cierto que lo que hacen lo hacen muy buen y tuvieron su momento especial al sacar a una bailaora que dejó claro, con su zapateao, que puede haber sitio para mucha más variedad en todo tipo de festivales. 


A los siguientes en escena, Shinova, lo hemos visto crecer de festival en festival, hasta hacerse "Gigantes". Se trata de una banda que ha sabido afianzar lo que tiene y que sigue teniendo mucho que cantar. Un placer volver a verles por aquí y comprobar que cada vez suenan con más empaque, con un directo potente que deja claro que son una muy buena apuesta en los escenarios. 

Otro de los grandes, La habitación roja, precedió a los siempre esperadísimos Vetusta Morla que no sólo volvieron a hacernos disfrutar con todos esos temas que ya forman parte de la banda sonora de la vida de las miles de almas que se agolparon frente al escenario, sino que tocaron en directo dos de los temas adelanto de su próximo álbum "Finisterre" y "La virgen de la humanidad". Con el maravilloso espectáculo audiovisual que les acompaña, una enorme capacidad para entrar en comunión con el público, los comentarios siempre ácidos y certeros de Pucho y un final apoteósico, con fuegos artificiales, para marcar el terreno de los que son, sin dudas, los reyes indiscutibles del indie patrio. 

Con ese final de concierto Amatria sólo tuvieron que recoger el testigo de un festival que ya estaba en su punto álgido y seguir dando caña para que la gente no dejara de bailar o bailara con más ganas incluso. Nadie como ellos para que no decaiga la fiesta. 

Y decaer, tampoco podía hacerlo, con Elyella, los encargados de cerrar esta fresquita edición con los temas más bailables, una gran puesta en escena y más fuegos para hacer arder una noche inolvidable que nos deja esperando ya la próxima edición, que esta vez, previsiblemente, será entre los días 16 y 17 de septiembre. Hasta entonces, disfrutad del abundante material fotográfico generado. Aquí os dejamos el nuestro. 


Crónica: Isabel Alonso

Fotos: María Villa 



Eme V

Licenciada en Historia y Master en Arqueología pero poeta de corazón. Con un libro publicado, "Amar puede matar" y la inclusión de varios poemas en las antologías "Poe-trastos" y "Heterogéneos" y la más reciente "Versos en el Jardín" (2015). Mi afición por contar cosas desde un punto de vista menos histórico y más actual comienza en el año 2000 con la creación del blog cultural "La Estrella Nazarita". Poco después comencé a colaborar en "Ecosdigital", en su sección cultura con reseñas de libros, cine y música) y a ésta siguió la revista digital de estudiantes "a-uned". De ahí a "Subcultura", página incluida dentro de Ideal Digital. Una vez terminada esa etapa surge la colaboración con "Granada es Cool" previa al comienzo de la etapa como redactora en "Rock On" que actualmente alterno con colaboraciones en "Alquimia Sonora" en lo que se refiere a formato digital. En formato papel tengo también algunas colaboraciones en "Mondosonoro" y "Metal Hammer" por lo que puede decirse que escribir se ha convertido en un vicio del que ya no puedo prescindir.

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente