[Crónica] MILK + León goes to the moon en Rock'n'rolla (Granada) 18/12/2021

 
Una serie de casualidades me llevó, hace unos meses, a escuchar por primera vez “Escape from dead planet” de MILK. Y, otra serie de casualidades, me llevaba ayer también a verlos en directo en Rock’n’rolla y conocer, de paso, otro original proyecto que se ha gestado en Barcelona, de donde es originaria la banda encabezada por Rodrigo Leite. Ellos son LEON GOES TO THE MOON, un grupo que está en pleno proceso de experimentación musical y que fusionan flamenco con rock en el que Vanesa Cortés pone una voz flamenca profunda y desgarrada.

La banda nació con un niño bajo el brazo. O, al revés, el niño nació con la banda. La cuestión es que, ambos se llaman León y comparten la historia de un viaje hacia la luna. Con Alberto González a la cabeza, ayer presentaban su EP “Wellcome” haciendo parada en Granada dentro de su gira sureña en la que ya pasaron hace un par de días por Sevilla.


Escuchándoles, se les nota que aún es una banda que comienza su andadura, coquetean con distintos ritmos e influencias, pero los fusionan en un sonido propio, homogéneo, con tintes aflamencados y giros musicales que les hacen navegar entre varias aguas para probarse cómodamente ante el universo sonoro que tienen por explorar. Como banda, junto a Alberto y Vanesa, los propios músicos de Milk conforman una troupe inmejorable, buenos compañeros de ideas, melodías y fatigas. Sin dudas, una banda a seguir para ver hacia donde evolucionan. No les perdáis de vista, el proyecto promete.  

Como cabezas de cartel (y de caballo al principio el espectáculo), MILK nos deleitaron con casi hora y media de temazos originales, contundentes, experimentales y con mucha proyección a nivel musical. Rodrigo posee una de esas voces profundas que, a primera escucha, en el disco, me recordó matices vocales del propio Bowie. En directo, sin embargo, me sonaron a todas esas bandas que marcaron la escena rock en los noventa. Desde unos Pearl Jam, hasta Soundgarden en algunos momentos.


Pero no, comparar a esos niveles sería injusto para una banda que tiene una fuerte personalidad y son tan difíciles de clasificar. Un potente show para la presentación de todos los temas del disco y algunos nuevos que tienen previsto grabar en breve. Sin dudas, una banda para seguir también de cerca porque, ahora que la banda está asentada, todo lo que tienen por delante es crecer y evolucionar explotando el sonido que les define.

Lo fácil, para terminar de describir el espectáculo de anoche, sería decir que MILK “son la leche” pero es que, es así, lo son. Increíble cómo sonaron en directo temas como “Head first”, que es uno de mis favoritos en el disco. O la canción inicial “Oh Oh”, con la que hicieron al público empezar a moverse con ellos. Sonidazo también en “The pain you have inflected” o “Sedentary predator” y, eso, también, es responsabilidad de Alberto Morillas, técnico de la sala que siempre saca lo mejor de cada banda.


Muy buen sabor de boca el que dejaron ayer ambas bandas en Granada. Lástima que sea tan complicado llegar a un público masivo cuando vienes de fuera pero, esperemos, que en su próxima visita a la ciudad tengan el recibimiento que merecen.

Crónica y fotos: María Villa

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario