[Crónica] Toundra en CajaGranada 18/02/2022


 

Hace ya unos cuantos discos que Toundra dejó de ser un grupo con proyección para consolidarse como una de las bandas más potentes del momento. Hace poco más de un mes, el 14 de enero, veía la luz su octavo álbum de estudio “Hex”. Con él en la mochila, comenzaron gira en Sala X (Sevilla), con sucesivas visitas andaluzas en las que hemos podido disfrutarles la pasada semana en La Trinchera (Málaga) y en el Teatro CajaGranada esta semana. Sin asientos, para dejarse envolver por su música, como debe escucharse un grupo que va penetrando en la piel nota a nota. 


En sus comienzos, como banda instrumental, algunas voces pusieron en duda la viabilidad de un proyecto sin cantante. Acostumbrados, como estamos, a corear temas y acompañar a los grupos en sus estribillos más coreables. Ahora, con ocho discos en su haber y una indiscutible proyección internacional, Toundra no tienen que demostrar más de lo que han hecho ya. Toundra, vini, vinci. 


Con una firme trayectoria de quince años, que avalan la calidad y el éxito de esta banda de post-rock que vive y compone a caballo entre Madrid y Asturias. Para la ocasión, en Granada, repitiendo el setlist que pudimos escuchar en Málaga, volvieron a entrar en faena con la primera parte de su último trabajo, “El odio”, en tres partes que ocupan íntegramente la cara A de un disco que rematan estupendamente con “Ruinas”, “La larga marcha”, “Watt” y “FIN”. 


Mucho que decir, sin dudas, de este álbum con el que llegan dando su último zapatazo en los escenarios. Cargado de fuerza, como sus directos, con su dosis de oscuridad, bruma y penumbra, como su puesta en escena y trazos luminosos donde la música y la luz desarrollan un juego casi teatral donde ellos, personajes de su propia escena crucial, aparecen y desaparecen ocultos en las sombras creadas para dar dramatismo a los temas. 

En Granada, con un recinto que registró una muy buena entrada, lleno, pero con espacio para moverse, dadas las grandes dimensiones del recinto una vez retiradas las butacas retráctiles de este espacio, hora y media de tralla sin descansos, con temas disparados en ráfaga, sin dejarnos apenas aliento y con momentos para el deleite en la solvencia en la ejecución de unos músicos cuya indiscutible calidad hace que cada corte sea una experiencia, casi mística en algunos pasajes.

 Un espectáculo redondo para una banda que ha comenzado su gira en Andalucía pero aún tiene muchas fechas para presentar “Hex” en prácticamente toda la península. Imperdibles para quienes apuestan por disfrutar de la buena música en directo.

Crónica y fotos: María Villa

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario