[Crónica] Toundra en La Trinchera (Málaga) 12/02/2022

 


¿Cuánto odio cabe en un disco de Toundra? Exactamente 22 minutos. La cara A de un disco, “HEX”. El que acaban de publicar y están presentando en estos momentos. Recién iniciada su gira, el sábado llegaron a La Trinchera (Málaga) con un lleno que revalida el gran momento que está viviendo la banda. Atrás han quedado las dudas, los problemas, el parón obligado que, a ellos, les ha servido para componer este disco. Cada uno desde un lugar de la península, cada uno con sus odios, sus miedos y sus angustias personales.



Quizás, el disco más maduro de una banda que nunca ha dejado de experimentar, dentro de la coherencia en su forma de hacer canciones. Con la capacidad extraordinaria de contarnos paisajes, que son historias también, sin necesidad de acudir a una letra que nos explique lo que hay dentro de las certeras guitarras que forjan, como en una fragua, la dureza del hierro que ellos traducen en temas instrumentales cargados de rabia e introspección a partes iguales.


Temas que se desarrollan dentro de ese rock progresivo marca de la casa y que, el sábado en Málaga, estuvieron muy bien acompañados no sólo por el buen sonido de la sala sino por un show de luces a la altura del espectáculo. Un gusto ver que cada vez se cuida más esta parte de la puesta en escena en los grupos y que, los rojos con humo como tema principal quedan ya para técnicos menos experimentados y faltos de imaginación. El color, el matiz y el sonido formando parte de un mismo viaje, de una experiencia.

A pesar de que no incluyeron en su setlist todos los temas de su último trabajo, compensaron esto con temazos como “Bizancio”, “Kitsune”, “Zanzíbar” o “Ara Caeli”, en un certero repaso a sus anteriores discos.



Antes de que ellos salieran a escena, los encargados de calentar el ambiente fueron los antequeranos Plastic Woods, con una propuesta potente y original que a ratos nos llevaba a matices propios de los Zeppelin primigenios y por momentos coqueteaba con tintes flamencos que acentuaban en la flauta travesera y una colaboración a la española del guitarra de Red Eyes, banda que pasará próximamente por la misma sala.


Reminiscencias que, lejanamente, nos llevaban a temas de Triana, sin perder por ello la identidad en una banda que nos ha sorprendido muy gratamente en esta primera vez que les veíamos en directo. Y es que, el directo, es realmente la única forma que nos dice de verdad cómo es un grupo y, esta, estamos seguros, va a dar mucho que hablar próximamente.

Crónica: María Villa

Fotos: (1) María Villa (2 a 5) José Emilio Paqué 

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario