[Entrevista] Royal Mail: el juego continúa.

 


Royal Mail es una banda granadina que nace en 2011. En 2013 el grupo se proclama vencedor del Emergentes celebrado en Planta Baja. Gracias a ello nace “Royal Game” grabado en Producciones Peligrosas de la mano de Carlos Díaz. La presentación de este primer trabajo de Royal Mail fue recibida positivamente por publico y prensa resultando ganadores del concurso Hip-pop Marchena 2014 y finalistas del concurso Desencaja y Festival Ojeando. Todos estos concursos fueron, en su momento, una buena plataforma para darse a conocer.

Tras publicar “Royal Game” y fichar por Sello Salvaje, el grupo apuesta por un nuevo sonido, más maduro y basado en la creación de ambientes y deciden dar un cambio radical. El cambio fue tan radical que comenzaron a cantar en castellano y cambiaron su nombre por RYM. Con ese nombre grabaron su trabajo “Hasta El Final La Duda” y ahora, casi cinco años después, una vuelta atrás les trae hasta Planta Baja a tocar, nuevamente, ese álbum.

Hasta el final, con vosotros, siempre la duda. En 2017 Royal Mail anuncia un “final” que fue más final de párrafo que de historia. Un punto y aparte empezar a contar un nuevo capítulo, RYM.

 

ALQUIMIA SONORA: ¿Qué ha pasado ahora para que Royal Mail decida volver a tocar su “Royal Game” y descontraer de nuevo su nombre?

ROYAL MAIL: En realidad, se trata del mismo proyecto. Nunca aclaramos que fuesen bandas distintas ni nada parecido, sólo que para el segundo disco quisimos arriesgar un poco más no sólo cambiando al castellano si no con la imagen de la banda. Pero sí que es cierto que, tras estos años un poco convulsos, nos ha apetecido volver un poco a nuestra raíz y tener un gesto amable con ella y con la gente que nos seguía.

AS: Como no podía ser de otra forma, en CASA, en Planta Baja, la sala donde os proclamasteis vencedores del Emergentes 2013 y cuyo premio era la grabación de ese disco. ¿Tiene esto algún significado?

RM: Totalmente. Si había que volver tenía que ser en “el Planta” y con toda nuestra gente, incluido Carlos Díaz, nuestro amigo y técnico a los mandos del Royal Game.

 AS: ¿Qué ha supuesto “Royal Game” en vuestra trayectoria personal como músicos?

RM: Fue el inicio de una bonita historia. Royal Game nos dio la oportunidad de tomarnos esto un poco en serio, desarrollarnos como músicos y conocer a gente maravillosa de la música. Ha sido un constante aprendizaje, y ahora que lo vemos con perspectiva es aún más alucinante. Después de este período de descanso, lo queremos retomar con otra mentalidad y sobre todo seguir disfrutando de la pequeña familia que es Royal Mail. 

AS: En vuestro momento más dulce, tras fichar por “Sello Salvaje” y tener una buena cantidad de fechas para presentar trabajo, decidisteis dar un cambio radical a todo ¿qué ocurrió para cambiar tantas cosas estando en tan buen momento?

RM: Como hemos defendido en muchas ocasiones, no nos gusta casarnos con ningún estilo en concreto. Siempre buscamos otras influencias y explorar otros horizontes. Es por ello que para el segundo trabajo decidimos apostar por el castellano y construir canciones sin estribillo. Nunca descartaremos ni confirmaremos nada. Nos gusta jugar con esa incertidumbre.

AS: Esta vuelta al hogar que representa Granada, Planta Baja y “Royal Game” ¿es un volver a empezar o sólo un momento de morriña por lo que significó esa época?

RM: No te lo voy a negar María, ambas cuestiones son afirmativas. Es una excusa perfecta para coger fuerza y pronto presentar nuevos temas los cuales ya se están gestando en el local de ensayo. Queremos sentir con la gente si hay buena vibra al retomar los escenarios.

 AS: Una vez os quitéis el gusanillo de rememorar ese disco ¿qué va a venir detrás?

RM: Ahora mismo estamos trabajando en la mezcla de un par de canciones que esperemos salgan pronto. Sólo decir que para uno de estos temas contamos con la colaboración de una cantante amiga espectacular, y además un poco salvaje.

 AS: En estos años de ausencia ¿qué feedback habéis recibido de los que fueron vuestros fans?

RM: Creo que siempre han hablado guay de nosotros. La gente nos ha tratado muy bien y nos recuerdan con mucho cariño. Incluso durante estos días que, con la promo del concierto en Planta Baja, varias personas nos han escrito diciendo que no se lo quieren perder ya que hemos marcado su generación. ¡Y eso es muy bonito! 

AS: La Granada emergente que se mueve ahora en los escenarios nacionales no se parece en nada a la que dejasteis tras ganar el Emergentes ¿estáis muy lejos de los “nuevos sonidos juveniles” que se exportan ahora desde esta ciudad?

RM: Todo es cíclico y como tal, los estilos musicales también van evolucionando o moviéndose de un lado para otro. Esa es la constante necesidad del artista creativo, buscar nuevas influencias, retomar estilos pasados, etc… Y eso creo que es muy interesante y enriquecedor.

Lo que ahora se está haciendo en Granada es brutal. Hay un sector de gente joven muy activa en la ciudad que constantemente está generando un contenido diferente, y … ¡es una pasada!

Como antes he dicho, esa actitud inquieta nos encanta y nos define. Por lo que seguiremos sin agarrarnos a un estilo definitivo.

 AS: Royal Mail, como banda ¿va a seguir apostando por un sonido propio o se puede atisbar un nuevo cambio de registro? 

RM: Sí por supuesto habrá cambios y nueva propuesta, aunque queremos recuperar un poco la esencia Royal Mail.

 AS:  Sobre la banda ¿formación original o sorpresas?

RM: Formación original

AS:  ¿Algo que podáis contarnos en exclusiva a Alquimia Sonora?

RM: Preferimos guardarnos todas nuestras cartas, pero pronto iremos desvelando la buena nueva.

AS: Los que pensamos que Royal Mail ha sido la mejor banda salida de un concurso en la ciudad ¿podemos soñar con una vuelta indefinida de la banda?

RM: Oh lalá jajaj. Primero decir que nos emociona saber que hay gente ilusionada con nuestra vuelta y justo ese calor es el que queremos intentar recuperar. Y bueno esperemos, que dure lo que dure, sea siempre bonito.


 Entrevista: María Villa

 

 

 


Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario