• Breves

    sábado, noviembre 10, 2012

    Blind Melon + Jonny Kaplan – Sala Apolo. Barcelona, 7/11/2012

    Blind Melon + Jonny Kaplan – Sala Apolo. Barcelona, 7/11/2012. 

    Qué difícil es escribir una crónica mínimamente objetiva del concierto de uno de los grupos de tu vida. Cuando te has pasado desde los dieciséis o diecisiete años berreando a solas en tu dormitorio frases como “i’m talking myself more”, “fridays are always fresh days”, “i only want to be sexteen and free” o “life is hard you have to change” y por fin las oyes acompañada de gente que las siente tanto como tú, en frente de los músicos que crearon esos temas, un@ no puede limitarse a escuchar y valorar si la línea de bajo de tal tema ha sonado como tenía que hacerlo o si la guitarra se escuchaba mejor o peor. Quedáis avisados. 

    Jonny Kaplan, un viejo conocido de Blind Melon, fue el elegido para abrir la noche con su set acústico. Kaplan ya había tocado el lunes en la Sala Rocksound teloneando a Abandon Jalopy, el actual grupo de Brad Smith, y repetía experiencia con la banda madre. La propuesta de Kaplan consiste en un rock americano muy easy-listening en la línea de lo que podría hacer el Ben Harper más rootsie, ideal para escuchar en pequeño formato. El de Philadelphia dio un repaso a su carrera interpretando temas como Seasons o Still Lonely de su LP de 2008 Seasons y avanzó algunos temas del que será su nuevo trabajo. Como buenos colegas que son, Smith, que había estado viendo la actuación en la parte trasera del escenario, se unió a Kaplan en la recta final de su set. 

    Y se hace la oscuridad. Quedan algunos minutos para que salgan al escenario Blind Melon. El “Prepárate” que me espetó al inicio de la noche un gran conocedor del mundo Blind Melon ya presagiaba lo que íbamos a ver. Empieza el show. Travis con la máscara de Guy Fawkes moviéndose incesantemente sobre el escenario, arrancan los primeros acordes de 2x4, Thorn y Smith a menos de cuatro metros y una ya no sabe donde mirar. A 2x4 le sigue Toes Across the Floor y ya no sabes dónde estás y, a partir de ahí, Soup, Paper Scratcher, Drive, Skinned, I Wonder, Wilt, Sleepyhouse, Change (dedicada a Shannon), Soak the Sin, No Rain y Time. ¿Se le pueden poner peros a semejante setlist? ¿Que en lugar de No Rain, demasiado sobreexplotada, podría haber sonado St. Andrew Fall? Lo hubiese preferido desde luego ¿Qué a otro le hubiese gustado escuchar la divertida versión de Three is a Magic Number? Puede ¿Qué hubiese estado genial escuchar Tones of Home? Claro. 

    El motivo de la gira era la celebración del 20 aniversario de esa obra maestra de los noventa que es Soup y eso se notó en el planteamiento del concierto, absolutamente centrado en la etapa clásica del grupo, la que engloba los discos Blind Melon, Soup y el disco de rarezas Nico. Para los bises dejaron el guiño a For my Friends, su último disco de estudio, y a Death and Joy, el disco de Brad Smith como Abandon Jalopy. No sin olvidarse de volver a Soup para despedir la noche con una enorme Galaxie.  A nivel musical, Thorn, Smith, Stevens y Graham sonaron potentes y muy compenetrados, cosa que teniendo en cuenta el tiempo que hacía que no tocaban juntos no era nada fácil. 

    Y vamos al punto polémico, Travis. Travis Warren, sobre el escenario, tiene todos y cada uno de los tics que tenía Shannon Hoon, tanto vocales como gestuales. ¿Es eso bueno? ¿Qué queréis que os diga? Yo lo disfruté plenamente porque era lo que esperaba ver, un concierto de los Blind Melon clásicos y ésta era la única forma en que podía hacerlo. Pero entiendo completamente a los que no se sintieron cómodos viendo a un impersonator de Shannon sobre el escenario y no sé si algo así sería un lastre para el futuro de Blind Melon

    En fin, mañana todavía podéis verlos en el Joy Eslava de Madrid, ¿en serio que todavía estáis dudando si ir o no?
















    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves