• Breves

    domingo, noviembre 18, 2012

    Los Corizonas + The Mastersons- Festival Urbano VLC 2012- Sala WahWah - 16/11/2012


    Los Corizonas + The Mastersons - Festival Urbano VLC 2012 - Sala WahWah - 16/11/2012.

    Aproximándonos al ecuador del Festival Urbano VLC, después de las actuaciones de los dramáticos Tindersicks teloneados por Thomas Belshom y de Niños Mutantes en La Rambleta, del sobrecogedor homenaje al fallecido Enrique Morente que se marcaron Los Evangelistas: Lagartija Nick y los Planetas en el Olympia y del excelente recordatorio de sus grandes éxitos ofrecido por Blue Rodeo en el Loco Club, pasaron por el WhaWha uno de los grupos que más expectativas ha levantado en los dos últimos años. Surgidos de la mixtura de dos bandas semejantes que no homogéneas, Los Coronas y Arizona Baby, su fusión en Los Corizonas se ha convertido en uno de los sucesos más afortunados que ha alegrado el panorama del rock patrio en los últimos tiempos. 

    El pasado viernes la sala Wah Wah se convirtió en lugar de encuentro de matrimonios bien avenidos. Al ficticio y de conveniencia compuesto por Los Coronas y Arizonas Baby, le precedió el real de los miembros del duo telonero, The Mastersons. Eleanor Whitmore (guitarra, violín, mandolina, voz) y Chris Masterson son pareja más allá del escenario. Lo que en principio parece un detalle anecdótico más propio de la prensa rosa que de de la musical tiene su importancia, pues se refleja en la composición, interpretación e incluso en el proceso de grabación de los temas, según cuenta Chris en la web del grupo.

     Originarios de Texas, residen en la actualidad en Nueva York y tienen contacto con el mundo de la música desde muy jóvenes: Eleanor empezó a dar clases con sólo cuatro años y Chris a los trece ya se recorría el circuito de clubs de Houston tocando blues. Tras su encuentro en 2006 grabaron sus dos primeros trabajos en solitario. La Sra. Masterson con "Airplanes" (2008) y su conyuge "The late great Chris Masterson". Practicantes de un alt country en la más pura tradición americana, para grabar su único trabajo hasta el momento, "Birds fly south" (New West Records, 2012) abandonaron temporalmente su residencia en Broocklyn para grabar en Texas. Para ello reclutaron a George Reiff (bajo), Falcon Valdez (bateria) y a Steve Chrisensen (mesa de mezclas). Con sólo una guitarra y un violín Chris y Eleanor consiguieron llenar el escenario. Dicen que a pesar de ser sólo dos, componen con vocación de banda no de duo y es cierto que consiguen sacarle el máximo rendimiento a cuerdas y voces. Composiciones en la línea del country más tradicional pero interpretadas con la guitarra con distorsión de Chris, con las líneas de las melodías trazadas por el violín de Eleanor y cantados por ambos, fueron la receta para ofrecer un corto pero intenso set que gustó al público que esperaba a las estrellas de la noche. Como recordaba antes del concierto Javier Vielba, unos teloneros de lujo.

    Muchos se sorprendieron con la unión, en principio temporal de los Coronas y Arizona Baby para la grabación de un EP conjunto con versiones y una gira juntos como una sola banda bajo la advocación de Los Corizonas. Bajo los auspicios de Subterfuge Records, lo que parecía un proyecto efímero se transformó luego en algo más duradero: a la gira inicial siguió la grabación del larga duración "Dos bandas y un destino" (Subterfuge Records, 2011) acompañado de DVD que registró su concierto sold out en el Joy Eslava de Madrid. El repertorio, basado en versiones instrumentales de temas clásicos, en el más puro estilo de Los Coronas, dio paso a la intrusión de temas cantados por Javier Vielba, de Arizona Baby, dando consistencia al proyecto y haciendo replantearse si se trataba de algo de carácter efímero o con mayor recorrido a pesar de provenir de terrenos musicales distintos aunque no incompatibles. Los Corizonas lo hacen del surf rock , género que se caracteriza por sus peculiaridades rítmicas, su carácter instrumental y sus vientos que le imprimen ese carácter de música de fiesta. Arizona Baby provienen del folkie acústico, una austera banda compuesta sólo por tres guitarras. No son los únicos elementos diferenciadores entre uno y otro grupo.

    Los veteranos Coronas, liderados por sus guitarristas Fernando Pardo y David Krahe llevan juntos desde el ya lejano 1991. Desde "Tormenta" (1992) han grabado seis largas duración más: "Los Coronas" (1995), "Gen-U-Ine-Sounds" (1996), "The vivid sounds of..." (2003), "Caliente, Caliente" (2004), "Surfin'Tenochtitlan" ( 2006), y "El baile final de los locos y los cuerdos" (2009). Arizona Baby se formaron en 2003 en Valladolid con vocación de practicar folk en la línea de Bon Iver o Mumford & sons. Graban su primer álbum en 2005, el intimista "Songs to sing alone" . Tras un periodo de residencia en Londres y participar en diversos festivales, cuatro años después fichan por Suberturfuge Records para registrar su segunda entrega, "Second in none" que cuenta con la producción de Paco Loco y remasterización de Natham James en Nueva York.

    Durante la extensa gira de presentación de Corizonas y del álbum de debut "Dos bandas y un destino" se van gestando los nuevos temas que formarán parte de su segundo álbum: "The News Today". Aprovechando los ratos muertos y las pruebas de sonido, la nueva banda va destilando un repertorio propio que, con reminiscencias de las dos bandas de las que procede, se presenta como un proyecto coherente, con temas bien construidos en los que las sonoridades surf rock, con sus guitarras y trompeta enriquecen la austeridad de composiciones clásicas .En el encuentro con un grupo instrumental como Los Coronas. lo lógico es que las letras proviniesen de Javier Vielba. Sorprende pues que un álbum compuesto en circunstancias tan precarias y grabado con premura pueda alcanzar la calidad de "The News Today". Perfecta síntesis de los estilos de ambas formaciones, reúne un puñado de temazos, "Hey Hey Hey", "Run to the river", "I am (What I'm)" o "The deceiver".

    Con la sala abarrotada y absolutamente entregada, sobre la media noche ocupaban el escenario Fernando Pardo (guitarra), David Krahe (guitarra), Roberto Lozano (batería), Javier Vacas (bajo) y Yevhen Riechkalov (trompeta) , por parte de Los Coronas y por parte de Arizona Baby: Javier Vielba (guitarra y voz) y Rubén Marrón (guitarra) . Conscientes de que un buen concierto de rock'n'roll es más que la simpre interpretación de una lista de buenas canciones, Los Corizonas ofrecen un gran espectáculo desde que suben al escenario hasta que lo abandonan. Sobre una base musical de covers de surf music que amenizaba la espera, Rubén Marrón ocupó discretamente una esquina del escenario donde se sentó (así permaneció todo el concierto) y empezó a introducir con su acústica una serie de punteos que bordeaban la pura psicodelia. Fue cuando entró toda la banda a escena entre aplausos del público para interpretar un largo tema instrumental de introducción. Con su imagen a mitad camino entre poeta beat de los sesenta y científico de la era de la rusia comunista, Javier Vielba se puso a jugar con un theremin en escena, aumentado las dosis de psicodelia que ya de por si destilaba la introducción. Atacaron en seguida el primer tema del álbum, consiguiendo alcanzar la primera cota de delirio entre el público de una noche que estaría llena de momentos así. "Hey Hey Hey" es un temazo que en directo gana mucho. Emocionó ver a toda la sala saltando y cantándola junto a Javier.

    A partir de ahí se sucedieron casi dos horas de delirio en las que Los Corizonas desgranaron casi todos los temas del "The News Today", alternandolos con su famosas versiones de clásicos. "Hotel Room" con esa trompeta de Riechkalov que le da ese aire canalla de sonido Tex Mex, "I wanna believe" sonó a puro soul, "Run to the woods" que fue precedida por la larga intro en la que la gente cantaba junto a Vielba su coro inicial de aires funky para estallar en una pieza de tonalidades country, "Nothing is sacred" con su riff de guitarra que abunda en el Heavy Metal, "The falcon sleeps tonight", o "El rancho", la única pieza instrumental incluida en el disco , la más coronizada de todas y que en directo sonó insípida en comparación con otros temas de esa línea. Para finalizar el concierto se reservan "Run to the river", conscientes de que, junto a "Hey Hey Hey" son los temazos del álbum.

    Alternadas con los temas del "The News Today", las versiones, interpretaciones de temas ajenos que son el sello de la casa corizona. Y ahí también tiraron de las infalibles de su repertorio: "Wish You Where Here" de Pink Floyd, Neil Young, Black Sabatth, "Shakin' all over" Johnny Kid and the Pirates, "I'm alive" Tommy James & The Shondells. Es en estos momentos en los que te das cuenta de que Los Corizonas tienen su razón de ser en el directo, en la celebración de la lúdica eucaristía del rock'n'roll. A la incontinencia verbal del Sr. Pardo y Vielba, se une el entusiasmo de Roberto Lozano, la actitud chulesca de Yevhen y su maravillosa trompeta, los pasos de baile como de orquesta de convite de boda que comparten David Krahe y Javier Vacas y la actitud tranquila de Rubén Marrón para configurar un espectáculo con mayúsculas. 

    Realizaron dos bises, en realidad más reclamados por ellos mismos que por la sala abarrotada que no quería que finalizase uno de los conciertos más intensos del año. La banda finalizaba una semana intensa: concierto en el Gran Teatro de Cáceres donde recogían los premios Pop Eye de Extremadura al Mejor debut y Mejor vídeo, además de concierto la víspera en el Teatro Price de Madrid en el marco del Heineken Music Selector que fue retransmitido íntegro por RNE Radio3. Aún así, Fernando Pardo y sobre todo, Javier Vielba que hacía semanas había participado con Arizona Baby en el concierto aniversario de la sala WahWah no pararon de elogiar a la misma, dejando constancia por un lado de su cariño por la sala y por otro de la importancia que tienen para la escena valenciana la existencia de locales como ésta. Reservaron para finalizar, en su segundo bis, la que Javier califica como "la orgásmica", la tremenda versión de "Danger High Voltage" de Electric Six, con Javier cantando entre el público de las primeras filas y toda la sala cantando a coro el tema, mientras sobre el escenario los miembros de Corizonas enloquecian también. Como dijo Vielba en un par de ocasiones durante el concierto: "Para molar hay que sudar". Aquella noche todo el mundo moló en WahWah.










    1 comentario:

    1. Increible el concierto, tienen una fan incondicional para toda la vida, que descubrimiento. Muy buena la crónica, realmente informativa.
      Ana Moulder

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves