• Breves

    domingo, noviembre 25, 2012

    Micah P. Hinson cierra el Festival Urbano Valencia!

    Micah P. Hinson+Timber Timbre+Bigott-Festival Urbano VLC 2012-La Rambleta.Valencia, 23/11/2012

    Ya os dijimos que todo lo bueno se acaba y el Festival Urbano VLC 2012 tuvo el viernes noche su cierre con el cantautor de Memphis, Micah P. Hinson, la última guinda a ese gran pastel que se ha cocinado por Tranquilo Música, El Caimán producciones y Mundosenti2. Pero dejando las metáforas a un lado y poniéndonos el papel de público en esta ocasión, tenemos que estar muy orgullosos de lo que ha sucedido este último mes en nuestra ciudad, esta edición del FUV 2012 ha traído nada mas y nada menos a bandas de la talla de Tintdersticks, Blue Rodeo o Chameleons en el plano internacional y Antònia Font, Niños Mutantes y Los Evangelistas con su homenaje a Morente. Y para más inri han apostado por traer a una leyenda del rock como Patti Smith, polémicas hubieron con ese último e inesperado cambio de recinto que daría acogida a la cita más esperada dentro de este festival, una decisión que nos regalo la oportunidad de regresar a un espacio mítico una vez más para disfrutar de Patricia Lee en un formato más íntimo y más cercano. Un festival en el cual hemos estado al pie del cañón, mañana, tarde y noche, para poder acercaros todas sus noticias y crónicas de los conciertos desde vuestro rincón Alquímico.

    Volvemos al espacio donde iniciamos esta andadura, me da la sensación de que esta forma de disfrutar los directos, en auditorio o sala de teatro, sentados, relajados y con todos los sentidos puestos, las tiene todas para convertirse en una tónica generalizada dentro de la actividad musical valenciana. Al público más que convencer estas nuevas formas, le ha entusiasmado, y ese entusiasmo ensalzado ha tenido grandes y emotivos momentos como el clamor dirigido a McEnroe en el Deleste Festival, la gran ovación que se llevaron nuestros Niños Mutantes o la tremenda intensidad vivida ayer con Micach P. Hinson, nombrar alguno de esos momentos mágicos es cuestión de limitar la extensión del texto ya que por lo que se comenta, todas las citas del FUV 2012 en este formato salieron vencedoras dentro de un público que por fin ha dado al menos una respuesta.

    La Rambleta en menos de un año de programación musical ya es todo un referente, tres festivales han elegido este espacio para ver realizados alguno de sus sueños, por que nuestros promotores también son amantes de la música y esto se deja trasver tras sus esfuerzos y duros empeños por que nuestra ciudad salga del letargo en el que ha permanecido durante años. Ya lo dijimos en otra ocasión, ya sean grandes, medianos o pequeños, ellos son uno de los motores, por lo que solamente podemos agradecer desde estas líneas su trabajo y mostrar admiración por apostar a veces con fe ciega y otras muchas otras con la mano en el corazón. Un espacio que ha dado acogida a artistas como Josh T. Pearson, Tindersticks o Fanfarlo, una buena trayectoria que se esta labrando paso a paso y que esperamos que las coyunturas políticas y económicas no suiciden de nuevo uno de esos espacios que se necesitaba en Valencia para dar acogida a eventos importantes como este FUV 2012.

    Un tema que ya se puso en la mesa del debate “La industria musical. Oportunidad de negocio en la Comunidad Valenciana” organizado por la editorial valenciana Songsforever, una importancia a encontrar espacios que den acogida a esas grandes bandas que vemos pasar por ciudades como Barcelona o Madrid, parece que al menos La Rambleta podrá poner una pizca de sal a esta necesidad alimentaria. El periodista musical Eduardo Guillot nos dejo esta frase: Tenemos todas las herramientas y elementos, falta la conexión. Pues bien esa unión de las promotoras nos ha regalado un producto de calidad: FUV 2012.

    Y ahora ya nos centramos en esa noche de bonitas despedidas, los primeros en salir fueron los canadienses Timber Timbre, banda que acompaño más tarde a Micah pero esta vez bajo el nombre de The Junior Arts Collective, a la hora prevista salieron al escenario para darnos una lección de elegancia, palabra muy repetida últimamente en nuestras líneas pero es que encaja a la perfección a ese directo que relució la combinación instrumental perfecta donde el violín de Mika Posen nos hizo viajar por momentos estridentes y épicos. Una iluminación que dibujaba a los Timber Timbre en siluetas que apenabas nos dejaban ver sus rostros, sobre todo la de su cantante Taylor Kirk y que doto su aparición de una ambientación tan íntima, tan directa y tan profunda, una actuación en la que sonaron temas como Until the night is over, Demon Host, Black Water o Magic Arrow.


    Y del estado de contemplación y máxima atención para esa primera ronda, saltamos a una exaltación al ver aparecer a Borja Laudo y sus compañeros, entregados a un cambio de material para dar comienzo su actuación prevista para las diez, y a esa hora salieron de nuevo al escenario para concedernos un directo espectacular, de los que se graban a puntillazo limpio en nuestro disco duro. Unos segundos antes recorría Borja tras el telón del auditorio coqueteando con ese juego de luces y sombras, de un lado a otro mostrando un símbolo fálico ficticio (o no) provocando así las primeras sonrisas del público.


    Esta claro que Clara Carnicer, Paco Loco, Muni Camón y Esteban Perles son algo más que una banda, una gran familia que desprende esa bonita complicidad y su intención de pasarlo bien haciendo lo que les gusta. Sonaron como Flying Zirkus, Endlessly, Turkey moon, Bar bacharach, y Tress gone motion entre otros, sin tiempo para descanso, se iban ejecutando esa colección de canciones dentro de su dilatada pero amplia discografía, a disco por año, incansable compositor, rodeado de nombres de la talla de Paco Loco y con esa originalidad y frescura que le caracteriza. New york S’Eveille se vistió de unos coros operísticos gracias a la voz de Muni Camón y donde el sonido de guitarra americano de Paco Loco destacaron junto a esa contundencia y cambiante rítmica.



    Las almas femeninas de la banda pusieron color a los coros, a los teclados y concretamente Clara Carnicer al bajo, las sonoridades creadas por uno de los productores más afamados de nuestro país, y la contundente y atmosférica batería de Esteban Perles sumando a la increíble y teatral interpretación de sus canciones por Borja Laudo nos dejaron con un buen sabor de boca. Sabor que vino colmado con esa divertida coreografía que se marcó Clara, Paco, Muni y Esteban en el tema Cannibal Dinner. La emoción estuvo contenida hasta que entre aplausos y varios reclamos nos concedieron hasta dos bises. Hora y media de diversión gracias al zaragozano, y al resto de la banda, al igual que montaron sus instrumentos los recogieron con toda premura para que se preparara el instrumental de Micah P. Hinson.

    En ese impase ya aparecía ese muchacho gafapasta con mochila a su espalda, con toda una vestimenta adolescente y que tras salir de un mundo complicado vio la luz con la música, empezó a componer canciones hasta que tuvo la posibilidad de llegar a la BBC y esto le abrió camino para que desde Glasgow fuera llamado por el sello Scetch Book Records para grabar su primer trabajo “Micah P. Hinson and the Gospel of Progress”, a este le siguieron trabajos como “Micah P. Hinson and the Opera Circuit” y “Micah P. Hinson and the Red Empire Orchestra”.

    En este año tenemos nuevo disco "Micah p. hinson and the junior arts collective", una colección de rarezas, tomas alternativas y covers, el cual nos hemos llevado a casa gracias a la publicación Rockdelux, canciones que tuvieron su aparición estelar ayer noche. Abrió con The cross that stole this heart away, tema que iba a aparecer en su proyecto The Late cord con John Mark Lapham de The earlies, canción que describe como largo, niminalista y sombrío, pieza con un desarrollo instrumental que nos dejo bien atentos de lo que iba a suceder a continuación.


    Cortes como 7 horses seen escrita para un buen amigo que tuvo una vida sin suerte y acabo abandonando este mundo, canción que confiesa que le ha obsesionado hasta el punto de ser como su octava versión, sonaron tan increíble, alguien me comento que estaba siendo un directo muy intenso y si, es cierto, esa tonalidad vocal de Micah con una instrumentación cuidada nos llevó a momentos gloriosos el pasado viernes. El eco del sonido retumbaba en el auditorio La Rambleta, un público respetuoso y atento que solo se manifestó en los aplausos entre canción y canción o las risas que provocaban sus diálogos, y que tenía ganas de volver a ver a este joven compositor, que diseña unas piezas que golpean rasgando nuestro ritmo vital a base de contundencias emocionales.

    Make believe, Beneath the rose, You aint callin’ the shots, 2’s & 3’s  y Watchers, tell us of the night se sumaron al setlist junto a la magnífica versión de Elvis, Can’t help falling in love, una actuación cargada de sentimiento y esa fuerte sensación que nos provoca su música. Nos despedimos de este Festival Urbano Valencia con la sensación de haber estado en el lugar y momento acertado, ayer noche Micah and The junior arts collective nos dieron una clase magistral de creaciones ambientales que ahondaron en nuestras almas, su esencia nos transmitió esa dosis de música de calidad que se eleva en estados superiores.


    Más info: 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves