• Breves

    sábado, diciembre 15, 2012

    Ismael Serrano – Palacio de Congresos. Valencia 14-12-12

    Ismael Serrano – Palacio de Congresos. Valencia 14-12-12  

    Durante 3 horas y media se abrían las puertas del Café de los Recuerdos como si se tratara del último refugio en el que podríamos protegernos de fechas mayas, de desencantos emocionales y de esa lluvia de hematomas que este año ha apaleado a más de uno. Así es como emprendía “El camino de regreso” a la ciudad del Turia el madrileño Ismael Serrano, en un Palacio de Congresos que le es sobradamente conocido y con un trabajo tan contundente como su propio título, “Todo empieza y todo acaba en ti”. Modo cuadratura del círculo on e historia cíclica que nos devuelve esa faceta de “storyteller” en la que Serrano ha ido curtiéndose desde aquel “Atrapados en Azul” reivindicativo.
     
    Más tranquilo pero igual de virulento para las cosas del alma, Ismael Serrano ha ido convirtiendo sus conciertos en aulas de facultad y protestas en campamentos improvisados en el Paseo de la Castellana, en un destilado entresijo de canciones y vivencias que no pueden encontrarse en sus discos. Así es como llegaba a ese Café de ficción cargado de realidad, con compañeros con los que discurrir perdiéndose entre diálogos propios de un film de Campanella y dejando atrás ese patio de vecinos o aquella escenografía para los directos de “Sueños de un hombre despierto”

    Un Café de los Recuerdos en el que junto a Ismael Serrano también acudíeron otros contertulios de copas y noticias: Jacob Sureda (teclados), Javier Bergia (guitarra, percusión) y Beto Garmendia (tras la barra) completaron esa “tríada” emocional tocada de dosis de actualidad. Tanta como la que en realidad siempre ha estado presente en las letras del madrileño. La situación laboral, la política, las desigualdades,... pero con ese pellizco irónico y cotidiano del que están impregnados todos los temas de su setlist. 

    Si bien es cierto que quizás el fuerte escénico de ese Café de los Recuerdos no sea la improvisación, o la frescura, sí que debemos decir que el motor de un concierto así es algo no cuantificable y que escapa a toda crítica o razocinio. Y es que cada canción del cantautor permanece con los recuerdos intactos en todos los asistentes, que solo eran capaces de exorcizar con tímidos “ohhh” al despuntar sus primeros acordes. Así, temas como “Últimamente”, “Caperucita”, “Recuerdo” o “No estarás sola” sensibilizaban en extremo las escarpias emocionales el palco de butacas. 

    No tuvieron tanta suerte en ese acompañamiento extrasonoro los temas más nuevos, como “Te odio”, “Semana” o (y aquí no podemos ser objetivos) la sangrante “Mañana porteña en Madrid”, que no llegaron de forma tan directa a un público todavía demasiado influenciado por la época del “Atrapados en azul”. Y sabiéndose verdugo de emociones y recuerdos sobre el escenario, Ismael Serrano despoja a algunos temas de su indumentaria habitual y les dota de un crescendo como en “Te vas” o de ese toque electrónico (desafortunado) en “Sucede que a veces”, demasiado populista en eso de animar a la gente a levantarse de sus butacas. 
     
    Pero ni esas versiones, ni un sonido que dejó bastante que desear (alguna guitarra más alta o el “popeo” en algunas intervenciones), empañaron el reencuentro con el de Vallecas y con ese universo en el que Adán, Eva, Lilith y el tirador de cuchillos entre otros se aferran a la vida. Y aferrados a una canción quisieron permanecer los asistentes, a un “Papá cuéntame otra vez” que ha visto a lo largo de sus casi 20 años de vida cómo por desgracia Bosnia, Irak o Gaza siguen empastando en la canción y cómo la arena de playa continúa en las ánsias de libertad de los presentes. Más comedido y menos combativo, el público sigue replegándose alrededor de este tema, incluso en versión trío y con acordeón. 

    Ismael Serrano dejó hace tiempo de ser ese cantautor de reminiscencias serratianas para convertirse en un trovador con voz más adulta y ya algunas arrugas en las entrañas. Y es que, aunque no queramos reconocerlo es verdad, Wendy era una traidora y todos envejecemos con un legado al que abrazarnos. Así es como gran parte del auditorio salía del Palacio de Congresos, con un petate de recuerdos y vida atado a la cintura, invisible, pero sensible a todos los que se dejaron llevar con los viajes emocionales del madrileño. Un show más apaciguado en cuanto a ánimos que en otras citas en Valencia, pero que perfila ese respeto por los temas que siempre le han acompañado y que son los que el respetable espera escuchar. Recuperamos del concierto el “Te debo una canción” a modo quizás de promesa...

        
    Ismael Serrano: “Te debo una canción” (2012)  
     
     Ismael Serrano: "Todo empieza y todo acaba en tí"

     Ismael Serrano: "Últimamente"

     Ismael Serrano: "Mañana porteña en Madrid"

     Ismael Serrano: "Recuerdo"

     Ismael Serrano: "Por fin te encontré"

     Ismael Serrano: "Te odio"

    Setlist Ismael Serrano: 
    02. Despierta 
    03. Vuelvo 
    06. Ahora 
    07. Caperucita 
    09. Te odio 
    11. Recuerdo 
    13. Te vas 
    16. Ya ves 
    19. Vértigo 
    24. Y sin embargo

    Próximos conciertos Ismael Serrano: 
    15 Diciembre: Murcia (Auditorio Víctor Villegas)  
    26 Enero: Badajoz (Palacio de Congresos)  
    01 Febrero: Salamanca (Palacio de Congresos)  
    09 Febrero: Ourense (Auditorio Pazo de Congresos)  
    12 Febrero: Málaga (Teatro Cervantes)  
    16 Febrero: Gijón (Teatro Jovellanos)  
    20 Febrero: San Sebastián (Teatro Victoria Eugenia)  
    21 Febrero: Bilao (Teatro Arraiaga)  
    04 Abril: A Coruña /Teatro Colón)  
    12 Abril: Cáceres (Palacio de Congresos)  
    14 Abril: Granada (Palacio de Congresos)  
    20 Abril: Madrid (Palacio de Congresos) 

    Más info:  

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves