• Breves

    sábado, diciembre 22, 2012

    Ken Stringellow - dELUXEPOPCLUB Valencia - 16/12/2012.

    Ken Stringfellow - dLUXEPOPCLUB Valencia - 16/12/2012

    Hay conciertos que esperas durante meses, oyendo una y otra vez el último disco del grupo que va a tocar, repasas su discografía entera y, llegado el día, te acercas al recinto con la actitud transcendente del iniciado que va participar de una liturgia sagrada y clandestina. A veces la banda no está inspirada, no tocan esas canciones que llevas meses (o quizás toda tu vida) deseando oír y sales mascullando tu decepción. En otros apareces por azar, sin tener la más absoluta referencia de a quien te vas a encontrar, a veces hasta sin ánimos y, una vez celebrados, se convierten en momentos fugaces cuyo brillante halo hará que no se te borren de la memoria, que se aferren a tu piel con la voluntad de un tatuaje. Hay un tercer modelo: conoces al artista; sientes . devoción por su obra aunque apenas controlas toda su producción; lo has visto en otras ocasiones en otro formato y te haces una proyección de lo que va a ser el concierto...y luego te encuentras con que no tiene nada que ver con lo que habías imaginado pero que no cambiarías lo que has visto y oído por lo que habrías esperado encontrar en tus más optimistas previsiones.


    Asomarse un domingo por la tarde al dELUXEPOPCLUB para ver y oír a Stringfellow prometía convertirse en un evento plagado de espectadores empujándose los unos a los otros por estar cerca del 50% de The Posies, del guitarra que ha acompañado en varias giras a R.E.M., del guitarrista que participó en la resurección de la mítica banda de Alex Chilton, Big Star, del miembro de The Disciplines, del colaborador de The Minus 5 y de The White Flag; y dentro de nuestras fronteras de Parkinson D.C. y Cecilia Ann, aparte de muchísimas otras aventuras musicales que hacen de su curriculum garantía de un concierto al que si no asistes te maldecirás el resto de tus días.

     Ken Stringfellow ha realizado una extensa gira de unos quince conciertos por toda nuestra geografía con la excusa de la presentación de su última obra como solista; "Danzig in the moonlight" (2012). La última vez que lo vi sobre un escenario fue cuando con Jon Auer celebró en la extinta sala Greenspace el 20º aniversario de uno de los mejores trabajos de The Posies, su fenomenal "Frosting on the beater" concierto en el que volvieron a interpretar casi al completo el disco. En aquella ocasión apenas tres centenares de personas se reunieron para, en un ejercicio de melancólica memoria, rememorar uno de los mejores discos del indie de los noventa. En su gira de presentación de su último disco en solitario, el artista nacido en Hollywood, no ha contado con grandes aforos: apenas decenas de personas (desde las treinta que se concentraron en el Four Seasons de Castellón o en el dELUXE en Valencia al poco más de medio centenar que lo hicieron en la Sala Siroco de Madrid o en Murcia). Algo que se me antoja inexplicable y que nos lleva a cuestionar como propuestas de tan alto calibre reciben una respuesta bastante mediocre por parte del público, aún con horarios cómodos y precios de risa.

    Para los escasos afortunados que compartieron la tardenoche del domingo en el club del telón rojo junto al compositor de "Solar Sister" la experiencia será de las que pasan a formar parte de la memoria musical personal de cada uno. Frente a un teclado y en tres tremas, tomando su guitarra, Ken desarrolló su repertorio en un extenso concierto de más de hora y media que a los asistentes se les antojó breve de puro intenso. Los que esperábamos algún guiño a las composiciones de The Posies nos quedamos con las ganas, que no es lo mismo que quedar decepcionado. El set de Ken repasó temas de su "Danzig in the moonlight" . Sonaron entre otras "History Buffs", "Shittalkers", "Pray", "Jesus was an only child" o "110 or 220v". En el minimalismo de su propuesta escénica, en el no tener que recurrir a trillados hits de antaño para seducir a la audiencia se basa la grandeza de su propuesta. Con aires de crooner, impecable chaqueta y lazo al cuello, Ken supo ensimismar al escenario cantando tras su teclado con la sabiduría que le da la madurez del músico que lleva a sus espalda miles de kilómetros recorridos y que sabe adaptar su actitud al concierto en un festival ante decenas de miles de personas como a un aforo reducido de apenas decenas. Así, Ken, cuando abandonaba la banqueta frente al teclado para coger su guitarra Grestsch Electromatic (con armónica o sin ella), descendía del escenario y deambulaba por la sala cantándoles uno a uno a los allí presentes. Creo que nadie de los que tuvimos esa suerte podremos olvidarlo.

    Y si el concierto estuvo impregnado desde el principio de ese aire de solemnidad respetuosa que caracteriza al público del club, ese silencio colectivo que permite escuchar el más leve susurro de los interpretes y que cada vez es más dificil de encontrar en otras salas, la interpretación de "Dosn't It Remind You of Something" hizo que junto a la voz de Ken e Isa sólo se oyesen los latidos emocionados de los allí presentes. La hermosa balada incluida en su último álbum fue interpretada por un carismático Stringfellow en compañía de una fascinante Isa Castro (Emma Get Wild), cuya hermosa voz dio el contrapunto perfecto a la de Ken.  

    Una vez finalizado el concierto, con la ayuda de Nerea (Dreamy Eyes), el músico sacó una maleta con tantos kilómetros encima como él y se montó su puesto de merchandasing, vendiendo copias en vinilo del EP de "Danzig in the moonlight", camisetas y , el cd de su última obra del que lamentablemente no le quedaban copias. En mi caso le adquirí una de ellas que me remitirá por correo. El día que la reciba volveré a rememorar esa tarde de domingo en la que una vez más, frente al telón rojo nos sentimos privilegiados espectadores.


     














    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves