• Breves

    domingo, febrero 10, 2013

    Nacho Umbert + Raül Refree - Deluxe Pop Club. Valencia, 9 – 2 – 2013


    Nacho Umbert + Raül Refree - Deluxe Pop Club. Valencia, 9 – 2 – 2013

    Nacho Umbert, ex-Paperhouse, y Raül Fernández “Refree”, han sacado ya dos discos juntos, “Ay” y “No os creáisni la mitad”, y ahora se están preparando para un tercero, que, tal y como revelaron anoche durante el concierto, se llamará “Familia”, y sobre el que volveremos unas líneas más adelante. No es de extrañar esta alianza, tremendamente lógica tal y como se presentó ayer en el Deluxe Pop Club, puesto que ambos comparten una misma vena satírica, pero también una similar nostalgia empática y emocional. Porque, desde luego, en sus canciones hay sarcasmo, ironía, mala uva y una intensa mirada costumbrista. Las malas artes mundanas y locales se mezclan con escenarios grasientos, sucios, poblados por putas, santos, aprovechados, licores y demás lindezas humanas, todas apareciendo en sus letras con clarividencia coloquial, apenas cubriendo la dureza del fondo de esas escenas capturadas, como la del anciano señorEsteve, esquilmado por su propia familia en pleno hundimiento del supuesto buen gusto del sistema de valores burgués.

    Esa es la virtud de Nacho Umbert como narrador, no sólo trovador de historias, sino analista de sentimientos que nos colocan en territorios conocidos, obligándonos a vernos en el espejo la vacuidad de esas costumbres y vicios adquiridos durante años y casi nunca puestos a rebatir. Umbert tampoco pretende tumbarlos, y se le ve muy apegado a la tierra, a esa forma de festejar el pasado, pero sí que los trata con deleitable incorrección política, la del que tiene todas las papeletas para perder la partida de la vida, de forma plenamente castiza pero finalmente crítica.

    Con la inestimable compañía del virtuosismo musical de Refree (inolvidable su gesto, tomándose todo el tiempo del mundo, de cambiar del banjo a la guitarra, aprovechando un maravilloso parón en el ritmo de una de las canciones), con el Nacho que se lanzaba continuamente burlas sobre la forma de trabajar de aquél recortando canciones en estudio (el caso de “Superhéroe”) o su tendencia a aceptar demasiados “bolos” seguidos en 24 horas... y en países y comunidades distintas, desplegaron ante un entregadísimo público que reía todas las gracias y que, en muchas ocasiones, seguían perfectamente las letras de memoria, gran parte de sus dos discos anteriores, así como, volvemos a ello, dos canciones nuevas pertenecientes a su próximo álbum conjunto, “Familia”. Este nuevo trabajo debe su título a que los protagonistas de las canciones serán las anécdotas de los familiares de Nacho Umbert. Después de escuchar esos dos avances, no se puede más que esperar con ansias ese inminente trabajo, pues lo que se oyó ayer desnudó en toda su crudeza esa dura nostalgia que hay en los paisajes que atraviesan los personajes de sus historias, al hacerlos, aparte de lo que ya eran, seres vivientes que afrontan un aciago y tragicómico destino, aún más cercanos, con todavía más lazos con el pasado.

    Así, el concierto tuvo su punto culminante cuando, en una de esas novedades impagables, Nacho Umbert cantó una canción dedicada al amor que su propia madre tenía por Cary Grant. La sonrisa por reconocer esa tópica abandonada carretera desértica de Ohio, acechada por una avioneta maligna, mutó en inesperada y desgarradora mueca de dolor cuando de una estrofa a otra se pasó, de forma natural, casi inmisericorde pero llena de pena, a tratar otro acecho, el de la puta enfermedad, sin nombre revelado, que se llevó a la madre del cantautor (trovador, he leído que le calificaban por ahí, y con toda la razón del mundo), así como a tantas otras madres. Con ese nudo en la garganta, recordé aquella famosa frase de Woody Allen: “la comedia es tragedia más tiempo”. Pero, al ver a un NachoUmbert al borde del llanto, imaginé que hay cosas por las que nunca pasa suficiente tiempo. Y todos los que estábamos entre el público, contenidos, quisimos haberlo acompañado, convertidos ya en personajes reconocibles de sus historias. Como en un espejo de palabras disueltas.

    Más info:




    Nacho Umbert + Raül Refree - "Cien hombres ni uno más"


    Nacho Umbert + Raül Refree - "Cuatro señoritas"


    Nacho Umbert + Raül Refree - "El mort i el degollat"



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves