• Breves

    sábado, abril 20, 2013

    Xoel López – Sala Wah Wah. Valencia 19-04-13

    Xoel López – Sala Wah Wah. Valencia 19-04-13 

    Amarrar a orillas del Mediterráneo el navío con el que Xoel López cruzó el “Atlántico” y hacerlo con los cabos de un sold out aquiltranado y con olor a salitre… Atrincherar un ideario de vivencias y sinceridades sonoras sin esconderse versos punzantes en los bolsillos… Respirar, y tragar saliva en cada puente musical… respirar… Así es como Xoel López presentó en la sala Wah Wah de Valencia su primer trabajo siendo más Xoel y menos “post-‘90”. ¿Cantautor, “desertor” del indie del nuevo siglo…? Nada más que un trovador y nada menos que eso. 

    Tras despojarse de las modas y acentos británicos, tras emprender un viaje de ida y vuelta como el que experimentaron sus propias canciones (ojo: y decimos “canciones”, no “temas”), el coruñés se desnudó en este “Atlántico” en el que ha navegado durante poco más de un año. Sabiendo muy bien que donde quería llegar no era un lugar físico, sino emocional, Xoel apostaba sus palabras en una jugada a bocajarro sobre los presentes pero también sobre él mismo. Convertirse en uno de esos “reyes que perdieron todo” o por el contrario “poder alcanzar la playa”… todo o nada. Y así, sin medias tintas, fue desangrándose un legado transoceánico de aprendizajes y latidos certeros… 

    Solo, sin banda. Dos guitarras, un teclado y el conseguir llevar su repertorio al terreno de un escenario desangelado. Sin embargo no se echó en falta ninguno de sus acompañamientos. Con un sonido como nunca habíamos escuchado en la sala Wah Wah, impecable y directo, Xoel López se transformó en ese hombre-orquesta de la nueva era: pedaleras que permiten añadir loops, una base rítmica en un pie y cascabeles en el otro... Fingerpicking a lo bluesman, y tapping en algún momento sobre su guitarra... Todo para que el respetable no echara de menos aquello que aparecía en “Atlántico” y en algunos trabajos anteriores con Deluxe. Quizás donde flaqueara fuera en esas pequeñas escalas que su barco hizo en cortes como “Quemas” o “Caballero”, donde la base rumbera quizás lo era más en intención que en técnica. 

    El “Joven poeta” esta noche quizás prefirió pasarla con alguna enamorada, pero el resto de compañeros de disco se iban desarrollando de forma orgánica. “Desafinando amor”, “Hombre de ninguna parte” y sobretodo “Buenos Aires”, ciudad que se convirtió en el epicentro de esos años de experimentación sonora por tierras americanas. Y no solo se trató de un viaje al otro lado del océano, sino que también se recordaron temas de su etapa anterior como Deluxe. Desde “Reconstrucción” a “De vino y espejos” pasando por “Pájaros negros" o “Rostro de actriz”

    Y como buen contador de historias, desde que apareció sobre el escenario Xoel López consiguió amansar a las hordas de fans que, desde la cercanía de las primeras posiciones, le miraban con admiración y no perdían ni una de sus letras, aprendidas a base de repeat pero también a base de identificarse con sus versos. Respetuosos en ese clima mágico que se generó sobre nuestras cabezas pero también agradeciendo cada gesto o complicidad desde el escenario. 

    “Tierra” era, sin duda, el tema que debía cerrar su recital de autodeterminación poética. Las mismas rimas que muchos hemos creído formular en nuestras cabezas, los mismos guiones, esos que siempre deseamos poner en escena… Una “Tierra” que se convirtió en la atalaya espiritual de los asistentes y que acababa con el eco de un mantra azotando nuestros recuerdos más personales. Ese “…yo soñaba cada día poder alcanzar la playa…” resonaba, no tanto en las voces apagadas de un público también desnudo, sino en cada uno de los latidos que acompasaban la línea de percusión final. 

    A partir de ahí, Xoel se entregó a la desmedida en un bis en el que la energía terminó por desbordarse y se convirtió en una catarsis colectiva aderezada con sabor a guitarra. “Los días fríos”, “De piedras y arena mojadas” y sobretodo la espectacularidad de una especie de mash-up entre “Que no” (quizás de las canciones más conocidas de la etapa Deluxe) y “El asaltante de estaciones”. Coros no dirigidos que el público pudo amoldar a los dejes, en ocasiones psicodélicos, en ocasiones arraigados en el rock sureño, que el coruñés tomó como ademán y que, en realidad, le devolvían a la esencia más Deluxe

    En definitiva una noche en la que compartimos la tranquilidad escénica de un trovador de canciones y la fuerza de un músico entregado a su fantasía sonora sin parangón. Humildad ante todo. Sin reflejarse en el espejo de lo que se supone debe ser un hombre-con-una-guitarra, sin necesitar mirarse el ombligo en cada aplauso, sin saber de egolatrías ni divismos… De cuando las canciones fluyen y las emociones florecen sin más. Y entonces todos cruzamos el “Atlántico” sobreponiéndonos a las marejadas de los “versos tristes” y a esas plumas que disparan palabras…

     
    Xoel López: “Buenos Aires” (Sala Wah Wah. Valencia 19-04-13) 

     Xoel López: "Hombre de ninguna parte"

      Xoel López: "La gran montaña"
     Xoel López: "Desafinando amor"

     Xoel López: "Postal de Nueva York"

     Xoel López: "Caballero"

     Xoel López: "Los días fríos"

    Xoel López: "Buenos Aires"

    Setlist Xoel López: 
    16. El cielo 
    20. Que no 

    Próximos conciertos Xoel López:  
    26 Abril: Vigo (Estación Marítima)  
    02 Mayo: Buenos Aires (Sala Ultra)  
    17 Mayo: Vilagarcía de Arousa (Festival Do Norte)  
    18 Mayo: Ferrol (Teatro Jofre)  
    08 Junio: Pola de Siero, Asturias (Ausitorio Pola de Siero)  
    14 Junio: Sober (Bodegas Regina Viarum)  
    09-10 Agosto: Candeleda, Ávila (Festival Ecopop)  

    Más info: 

    1 comentario:

    1. Grande Xoel!! He aquí el verdadero talento

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves